Un joven afrodescendiente muere por disparos de la policía en Washington

Un joven afrodescendiente muere por disparos de la policía en Washington

Las históricas protestas contra el racismo y la brutalidad policial sumó ayer una nueva víctima a sus denuncias. Un joven negro de 18 años murió el miércoles por disparos de la policía en Washington DC. Ayer también salieron a la luz nuevos datos sobre otro presunto acto de violencia policial. La familia del afroamericano Daniel Prude mostró las imágenes de la detención en la que aparece desnudo, esposado y con el rostro cubierto.

Según el relato de las autoridades, una patrulla estaba en la parte sureste de la ciudad poco después de las 16H00 (20H00 GMT) para investigar una denuncia que alertaba de «hombres armados en un vehículo». «Cuando se acercaron al coche, algunas personas huyeron a pie y un policía abrió fuego», aseguró el jefe de policía de la capital estadounidense, Peter Newsham, en una conferencia de prensa.

La víctima, cuyo fallecimiento fue certificado tras su traslado al hospital, es «un joven afroestadounidense», declaró a los medios Trayon White, un concejal local, pidiendo la difusión de las imágenes captadas por las cámaras policiales. «Creemos que el sujeto tenía un arma en ese momento», aseguró. En el lugar se encontraron dos armas.

«No se saldrán con la suya, no permitan que los medios de comunicación tapen este asunto», instó el representante local del movimiento Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan), llamando a una manifestación. Markus Batchelor explicó que la víctima tenía 18 años: «Es trágico».

El caso se produce después de meses de protestas en todo el país contra el racismo y la brutalidad policial, y solo dos días después de que policías en Los Ángeles mataran a tiros a Dijon Kizzee, un afroestadounidense de 29 años que iba en su bicicleta cuando oficiales intentaron detenerlo por una supuesta infracción de tráfico.

El miércoles, la familia de Daniel Prude, un hombre negro que murió asfixiado a manos de la policía de Nueva York en marzo mientras estaba desnudo y esposado, también exigió que se hiciera justicia.

Prude, de 41 años, falleció el 30 de marzo, una semana después de que agentes de la policía de Rochester, en Nueva York, le detuvieran, le cubrieran su cabeza con una capucha y le presionaran el rostro contra el pavimento durante dos minutos, informan medios estadounidenses. Ahora su familia ha presentado varios vídeos del suceso en lo que parece un nuevo acto de violencia policial.

Desvelan el vídeo de la detención de Daniel Prude: Un hombre negro que murió asfixiado
En las grabaciones publicadas en varios medios se ve a Prude, quien se ha desnudado, con las manos detrás de la espalda, esposado y gritando antes de que la policía le tapara la cabeza con una capucha, aparentemente para evitar que les escupiera, ya que había gritado que tenía coronavirus. Después de dos minutos, Prude ya no se movía ni hablaba, por lo que se decide llamar a los servicios médicos de urgencia, que le practican maniobras de resucitación y le trasladan a un hospital.

Según el rotativo, el médico forense del condado de Monroe dictaminó que la muerte de Prude fue un homicidio causado por «complicaciones de la asfixia en el marco de la restricción física», según un informe de la autopsia. El «delirio excitado» que padecía el fallecido y la intoxicación aguda por varios fármacos que había tomado fueron también factores que contribuyeron a su estado.

Su fallecimiento se produjo además dos meses antes de la del también afroamericano George Floyd, en otro caso de violencia policial en Minneapolis, que desencadenó fuertes protestas en varias ciudades de EEUU.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Agencias

No olvides compartir en >>