Trump y Biden intercambiaron insultos en el primer debate de la campaña en EEUU

Trump y Biden intercambiaron insultos en el primer debate de la campaña en EEUU

AFP

Donald Trump acusó a Joe Biden de títere de la «izquierda radical» y Biden a Trump de Cachorro de Putin”

En el primer debate rumbo a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, se enfrentan el candidato demócrata Joe Biden y el actual presidente de la Nación, Donald Trump que se juega su permanencia en la casa Blanca por un período más. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el exvicepresidente demócrata Joe Biden realizaron este martes en Cleveland, Ohio, su primer debate televisado, cuando faltan 35 días para una elección presidencial muy tensa. 

No hubo apretón de manos cuando los dos septuagenarios subieron al escenario y, si bien esto se debió a las restricciones por la pandemia de covid-19, la ausencia del saludo tradicional simbolizó la profunda división en el país en la cuenta regresiva hacia el 3 de noviembre.

Trump llegó al debate a la ofensiva, decidido a recuperar terreno frente a su rival, que lo aventaja desde hace semanas en los sondeos, y defendió su decisión de llenar la vacante que dejó en la Corte Suprema el fallecimiento de la jueza Ruth Baden Ginsburg con una jueza conservadora. 

«Nosotros ganamos la elección, las elecciones tienen consecuencias», dijo Trump en referencia a la indignación de los demócratas frente al nombramiento de Amy Coney Barrett que puede dejar la Corte Suprema en control de los conservadores durante décadas. 

Después acusó a Biden de ser «socialista», pero Biden desestimó sus ataques afirmando que «todo el mundo sabe» que Trump «es un mentiroso». 

«No hay nada inteligente en ti», le respondió el mandatario en otro segmento.

El debate se celebró en Ohio, uno de los estados pendulares que cambian su preferencia de una elección a otra y que Trump logró ganar en 2016. Ahora, Biden encabeza las encuestas en este bastión con un 49% de las preferencias, frente a 45,7% de Trump. 

La pandemia -que ha dejado más de 204.762 muertos en el país- marcó el desarrollo del debate, y en el auditorio todos los presentes -salvo Trump y Biden y el moderador Chris Wallace- portaron mascarillas y las sillas están colocadas para respetar el distanciamiento social. 

Peter Eyre, un alto asesor de la Comisión para los Debates Presidenciales, indicó que la audiencia se compone de 80 personas, incluyendo los miembros de la familia de los candidatos, los jefes de campaña, los funcionarios de seguridad y los periodistas.

– Trump en desventaja en las encuestas –

Si se confirman las encuestas, Trump podría convertirse en el primer presidente estadounidense en no lograr un segundo mandato desde que su correligionario George H. W. Bush perdió frente a Bill Clinton en 1992.

Pese a esta ventaja, todos los ojos están puestos en Biden debido a su propensión a los olvidos y los lapsus, que han sido una de las críticas predilectas de Trump durante la campaña. 

En vísperas del debate, después de que el mandatario pidió un control antidopaje, el equipo de Trump dio a entender que Biden usaría un auricular electrónico durante el duelo y señalaron que el político demócrata – que era tartamudo cuando niño y a veces se traba brevemente al hablar – había solicitado «varios descansos durante el debate». 

A su llegada a Cleveland Biden respondió con humor a las acusaciones y tuiteó: «Llegó la noche del debate. Aquí están mis auriculares y mis potenciadores de rendimiento» y publicó una foto de unos audífonos con cable y una tarrina de helado. 

Además de la pandemia y la vacante en la Corte Suprema, están en la agenda el debate sobre el racismo, el balance de las carreras de ambos candidatos y las dudas sembradas por Trump sobre la integridad de las elecciones.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó en el debate al aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, de ser el títere de la «izquierda radical» durante su primer debate  hacia las elecciones del 3 de noviembre. 

«La izquierda radical te está manipulando como a un títere», le dijo el mandatario republicano, asegurando que Biden sería un presidente débil ante el crimen y la violencia. «No quieres decir nada sobre la ley y el orden», agregó.

 Joe Biden, acusó al presidente Donald Trump de no enfrentar a Rusia, tildando al mandatario republicano de «cachorro» de su homólogo ruso Vladimir Putin.

«Es el cachorro de Putin. Se niega a decir nada sobre las bonificaciones por matar soldados estadounidenses», dijo el exvicepresidente de Barack Obama. 

Según varios medios estadounidenses, agentes rusos dieron dinero a combatientes «cercanos a los talibanes» para que mataran a soldados de Estados Unidos en Afganistán.

Trump se negó a condenar a los supremacistas blancos

El presidente Trump se negó a criticar a los supremacistas blancos por incitar a la violencia en las manifestaciones contra la brutalidad policial en todo el país y dijo durante el debate del martes que la violencia no era un problema causado por la derecha.

Cuando el moderador del debate Chris Wallace le preguntó a Trump si estaba dispuesto a condenar a los supremacistas blancos y decir que debían retirarse durante las manifestaciones en curso en todo el país, Trump le dijo a un grupo que «se apartara y se mantuviera al margen». También afirmó que la violencia en las protestas no fue un problema causado por los conservadores.

“Claro, estoy dispuesto a (decirles que se retiren), pero diría que casi todo lo que veo es del ala izquierda, no del ala derecha. Estoy dispuesto a hacer cualquier cosa. Quiero ver la paz”, dijo Trump.

Inmigración en EE.UU.

Donald Trump y Joe Biden tienen enfoques distintos sobre la inmigración en Estados Unidos. Mientras que el presidente habla sobre construir un muro más largo, el candidato demócrata asegura que en su gobierno no se construiría ningún metro más.

Acerca de la carrera presidencial: Trump se adentra en la noche detrás del exvicepresidente Joe Biden en las encuestas y en la defensa sobre su manejo de una pandemia que ha matado a más de 200.000 estadounidenses y ha llevado a unas 30 millones de personas a pedir subsidios por desempleo.

Describen realidades muy diferentes

El presidente Trump y el exvicepresidente Joe Biden ofrecieron versiones muy diferentes de la respuesta del Gobierno federal a la pandemia del coronavirus.

Cuando se le preguntó a ambos candidatos durante el debate sobre el manejo de la pandemia, Biden señaló el impactante número de estadounidenses que han muerto o contraído coronavirus desde que la pandemia llegó a las costas de Estados Unidos.

«Cuando le presentaron ese número, (Trump) dijo: ‘Es lo que es’. Bueno, es lo que es porque eres quien eres. Es por eso que es. El presidente no tiene ningún plan. No ha presentado nada. Sabía desde febrero lo serio que era esto», dijo Biden, refiriéndose a las entrevistas de Trump con el periodista Bob Woodward, en las que indicó que quería minimizar el coronavirus para no crear pánico a nivel nacional.

«Tú no te asustes. Él entró en pánico», agregó Biden.

Trump respondió diciéndole a Biden: «Nunca podrías haber hecho el trabajo que hicimos». Y citó el manejo de la gripe porcina por parte de la administración Obama.

«Tenemos los trajes. Tenemos las mascarillas. Hicimos los ventiladores. No habrías hecho ventiladores. Y ahora estamos a semanas de una vacuna. Ya estamos haciendo tratamientos. Menos gente está muriendo», dijo Trump, quien culpó a China por el virus y argumentó que la percepción de la falta de éxito de su Gobierno en el manejo de la pandemia es el resultado de la mala prensa.

«Te diré, Joe, nunca podrías haber hecho el trabajo que hicimos. No lo llevas en la sangre. Nunca podrías haberlo hecho, Joe», añadió Trump.

El presidente mencionó el plan del Gobierno para distribuir rápidamente una vacuna contra el coronavirus una vez que esté lista para ser desplegada. Pero Biden respondió, cuestionando por qué los estadounidenses deberían confiar en alguien que miente tan frecuentemente.

«Este es el mismo hombre que te dijo que para Pascua esto se habría ido. Que cuando el clima fuera cálido se habría ido… como un milagro. Y por cierto, tal vez podrías inyectarte un poco de lejía en el brazo», dijo Biden.

Trump afirmó durante el debate que el comentario sobre la lejía que hizo a principios de este año fue sarcástico.

Sobre sus impuestos

El presidente Trump ofreció una defensa franca de sí mismo cuando se le preguntó sobre los nuevos reportes sobre la cantidad mínima en impuestos sobre la renta que ha pagado: «No quiero pagar impuestos».

Fue una defensa que equivalió a que Trump dijera que las lagunas fiscales para los estadounidenses ricos están ahí para explotar, incluso si, al mismo tiempo, trató de afirmar que pagó «millones de dólares» en impuestos en los primeros años de su presidencia.

Joe Biden dijo que el presidente Trump intenta convertir todo en un «silbido de perro» racial esta noche, argumentando que el presidente «prácticamente no ha hecho nada» por los negros durante su tiempo como presidente.

Durante un segmento prolongado sobre la campaña, los dos se pelearon por quién manejaría los problemas de la raza, culminando con Biden llamando a Trump un racista.

Cuando se le preguntó por qué sería mejor para abordar los problemas raciales, Biden atacó a Trump por equivocarse en el mitin racista de derecha en Charlottesville en 2017 con las protestas en respuesta y el hecho de que los manifestantes fuera de la Casa Blanca fueron movidos por la fuerza a principios de este año, para que el presidente pudiese caminar hasta una iglesia cercana.

“Este es un presidente que usa todo como un silbato de perro para tratar de generar odio racista, división”, dijo Biden. “Este hombre no ha hecho prácticamente nada” por los negros.

Trump respondió al ataque señalando el papel de Biden en la aprobación del proyecto de ley contra el crimen de 1994, una ley que condujo a aumentos significativos en el encarcelamiento de estadounidenses negros.

«Voy a dejar que la gente salga de la cárcel…», dijo Trump, señalando la reforma de la justicia penal que aprobó en su primer mandato. «Has tratado a la comunidad negra tan mal como a cualquiera en este país».

Trump controló el debate  

Durante gran parte de la primera hora, Trump dominó la discusión, habló por encima de su rival y aplastó al moderador, a menudo sin ninguna interrupción.

Está claro que el presidente trató de ganar en el momento, mientras que Joe Biden parecía estar jugando un partido más largo. Sin embargo, a veces parecía que se retiraba del escenario. Para aquellos que escucharon el debate –y no lo vieron– pasó largos períodos de tiempo sin hablar.

Juzgar al ganador puede ser una tarea imposible. Es una pregunta abierta si a los votantes indecisos –lo creas o no, existen– se les dio algo de claridad.

Pero con más de un millón de votos ya emitidos, es difícil ver cómo el primer debate cambió la trayectoria de la carrera. Y Trump necesitaba eso esta noche.

Para esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Noticia al Día

Con información de  AFP/CNN