Sin gasolina pero sin paralizarse, el combustible de contrabando

Sin gasolina pero sin paralizarse, el combustible de contrabando es el que mantiene la movilidad en Maracaibo

Sin gasolina pero sin paralizarse

Foto: Noticia al Día

La escasez de gasolina se ha convertido en uno de  los principales problemas de movilidad en la ciudad, pues tanto para los transportistas como para el ciudadano común, conseguir una gota de combustible es una labor titánica que requiere de mucho tiempo y dinero, cuando se quieren evitar las colas.

Filas kilométricas se observan cada día en las pocas estaciones de servicio que surten carburante en la ciudad, la mayoría perteneciente a la modalidad Premium o con venta en precios internacionales. Las cuales a pesar de estar bajo administración privada, no dan abasto para proveer a todos los usuarios.

Lea también: Sin tregua al descanso: Varios sectores de Maracaibo permanecen aún sin luz

A pesar de que han pasado casi seis meses desde que se decretó la cuarentena social colectiva en el país, y con ello las restricciones del transito vehícular debido a la pandemia, las actividades con respecto a conseguir gasolina aumentaron, pues a principio de la medida, el gobierno regional decidió disminuir el suministro del hidrocarburo y ésta pasó a ser distribuida solo a los sectores priorizados, entre estos:  funcionarios públicos, trabajadores de la salud y seguridad, trabajadores de telecomunicaciones y de entes gubernamentales.

Foto: Xiomara Solano

Sin embargo, no fue sino hasta el mes de mayo, cuándo comenzó a regularse la distribución con un nuevo plan de suministro de combustible, las bombas volvieron a surtir gasolina a nivel nacional y la movilidad comenzó a aumentar. Sumado a esto, también se añadió el plan de flexibilización 7+7, que permitía una movilidad parcial con horarios más manejables para cada sector económico autorizado en alguna de las dos fases de flexibilidad, parcial o amplia.

El flujo de vehículos aumentó en la ciudad, pero esta medida resultó poco efectiva, pues al cabo de algunas semanas, las gasolineras volvieron a estar secas y las colas regresaron a las bombas que prometían gasolina limitada. En vista de este nuevo problema, las mafias de los denominados «pimpineros» reaparecieron y milagrosamente la ciudad se vio nuevamente atestada de  carros, porque comprar gasolina de contrabando, era más fácil que pasar largas horas en colas, bajo altas temperaturas y con la incertidumbre de que al tocarle el turno llegara el famoso «Se acabó la gasolina».

Foto: Xiomara Solano

Aunque las colas en las bombas son kilométricas, tienen más concurrencias las bombas clandestinas a cielo abierto dónde un litro del gasolina puede costar cuatro veces lo que costaría en las estaciones premium. De dos a tres dólares los pimpineros valoran el litro de combustible, lo que significaría que llenar el tanque de un carro promedio de 40 litros costaría al rededor de los 80 dólares o el equivalente en bolívares de 28 millones aproximadamente, según la el valor de la tasa oficial ofrecida por el Banco Central de Venezuela, que sitúa la divisa este viernes en 360 mil bolívares por dólar.

Zonas como El Muro, la prolongación de la Circunvalación 3, La Pícola, Puerto Caballo y Cañada Honda son algunos de los lugares donde el llenado se disfraza de comercio informal y los pimpineros corren de un lado para otro con los señaladores en la mano para abastecer a sus necesitados clientes. El camuflaje es su especialidad y las pimpinas son cubiertas por hojas y ramas para tomar desapercibidos del contrabando.

Foto: Archivo

Aunque el tráfico en la ciudad en medio de la cuarentena es poco en comparación a la movilidad en tiempos normales, aún sin gasolina, la movilidad vehícular en la ciudad no se ha paralizado.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día

Noticia al Día

No olvides compartir en >>