Proceso de Alvaro Uribe será llevado por la Fiscalía de Colombia

Proceso de Alvaro Uribe será llevado por la Fiscalía de Colombia

Alvaro Uribe fiscalía

Proceso de Alvaro Uribe será llevado por la Fiscalía de Colombia. Foto: Agencias

Luego de que se conoció que la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia decidió enviarle a la Fiscalía General el proceso contra el expresidente Álvaro Uribe, en la tarde de este lunes el Fiscal General Francisco Barbosa se desplazó hasta las instalaciones del alto tribunal para reunirse con los magistrados de esa sala.

La reunión, que duró 30 minutos y en ella se habló cómo sería la logística para entregarle a la Fiscalía el expediente del caso de Uribe.

De todas maneras la Fiscalía está a la espera de la notificación oficial y la radicación del expediente en el ente acusador.

Hasta el momento, la Corte Suprema de Justicia no ha emitido una información oficial -pues está esperando a notificar a las partes de este caso sobre la decisión tomada- y la defensa del exmandatario, encabezada por el abogado Jaime Granados, fue hasta la Secretaría del alto tribunal pero dijo que tampoco recibió una notificación al respecto.

Sin embargo, EL TIEMPO confirmó con varias fuentes cercanas al proceso que la decisión que se tomó en la Sala de Instrucción fue enviarle a la Fiscalía la investigación contra Uribe por presunto soborno a testigos y fraude procesal, luego de que él renunció al Senado y perdió su fuero.

La decisión de la Corte ha generado reacciones encontradas. En las redes sociales decenas de partidarios y contradictores se han pronunciado sobre el asunto.

La entrega del expediente a la Fiscalía se habría dado porque los delitos por los que es procesado Uribe no tienen relación directa con la función de senador.

La renuncia de Uribe

Uribe renunció a su curul del Senado el pasado 18 de agosto en una carta en la que reiteró sus críticas a la Corte Suprema de Justicia, alto tribunal en el que, según él, no tiene garantías y del que ha cuestionado la imparcialidad de los magistrados que llevan su caso, la valoración de pruebas, testimonios, entre otras actuaciones judiciales.

Desde entonces, la defensa de Uribe y varios sectores han insistido en que, por la renuncia, Uribe perdió su fuero y por lo tanto la Corte Suprema de Justicia ya no tiene la competencia para seguir investigándolo.

Lea también: Álvaro Uribe renuncia a su curul en el Senado colombiano

La razón es que según esas posiciones los presuntos delitos cometidos por Uribe, aunque son de épocas en las que él estuvo en el Senado, no tienen ninguna relación con sus funciones como congresista por lo que la Sala de Instrucción no podía seguir manteniendo la competencia para investigarlo por esos hechos.

Esa tesis también fue sostenida por la Procuraduría General que, en un concepto de 21 páginas, le pidió a la Corte Suprema que el proceso de Uribe pasara a la Fiscalía, afirmando que los presuntos delitos que se le endilgan son comunes y no tienen relación con su fuero de congresista.

Sin embargo, para otros abogados y para el senador Iván Cepeda, quien ha sido considerado en este proceso como víctima, el caso de Uribe no debía salir de la órbita de la Corte Suprema.

La explicación que ellos daban es que en el expediente el alto tribunal menciona que, como senador, Uribe supuestamente usó a miembros de su Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) para contactar a presos en cárceles del país para que se retractaran de afirmaciones en las que lo relacionaban con el paramilitarismo o declararan en contra de Cepeda.

Cepeda también había dicho que todas estas acciones de Uribe partieron de un debate de control político que él le hizo en el Senado, por lo que desde esa postura también se podía considerar que los hechos tuvieron relación con las funciones de Uribe como congresista.

En todo caso, este lunes Cepeda aseguró que acataba la decisión de la Corte Suprema de Justicia de pasarle el caso a la Fiscalía, aunque afirmó que recusaría al Fiscal General Francisco Barbosa para que no tenga ningún tipo de injerencia en este caso.

Pero ahora, con la determinación de la Sala de Instrucción, el proceso que se inició en la Corte Suprema en el 2018 deberá pasar a la Fiscalía General.

Fuentes aseguran que como la ley por la que investigaba la Corte Suprema a Uribe (ley 600) es distinta a la ley por la cual la Fiscalía General lleva sus procesos sobre hechos posteriores al 2005 (ley 906), esto tendría implicaciones en el proceso del expresidente.

Así, explicó el exfiscal general Guillermo Mendoza Diago en una entrevista a El Tiempo, una consecuencia de que pase a la Fiscalía es que en el marco de la ley 906 el ente acusador no puede dictar autónomamente medidas de aseguramiento, pues esto le corresponde a los jueces tras una petición que haga la Fiscalía, si hay lugar a ella.

Es por eso que, considera Mendoza Diago, ahora la Fiscalía deberá decidir si pide la medida de aseguramiento de Uribe ante un juez de garantías para luego avanzar a la imputación.

En cambio, la defensa de Uribe ha dicho que el cambio de jurisdicción no le permitiría la libertad inmediata al exsenador ni tampoco cambiaría el momento procesal en el que se encuentra su caso.

En la Corte Suprema de Justicia el proceso seguía en etapa de instrucción, es decir, de investigación con recolección de más pruebas y testimonios y más adelante el alto tribunal tenía que determinar si lo llamaba o no a juicio.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

El Tiempo

No olvides compartir en >>