Policías responderán por tortura y homicidio tras brutal agresión de Javier Ordóñez en Colombia

Policías responderán por tortura y homicidio tras brutal agresión de Javier Ordóñez en Colombia

Policías responderán por tortura y homicidio tras brutal agresión en Colombia. Foto: DANIEL MUNOZ / AFP

Los dos policías sospechosos de haber propinado un brutal castigo a Javier Ordóñez, cuya muerte desencadenó protestas la semana pasada en Bogotá, enfrentan cargos por «tortura y homicidio agravado», anunció la fiscalía colombiana este viernes.

Los uniformados fueron detenidos y el fiscal pedirá su envío a prisión por «los delitos de tortura y homicidio agravado», señaló el jefe del organismo Francisco Barbosa en una declaración a los medios.

Ordóñez, un ingeniero de 43 años, murió el 9 de septiembre tras una violenta detención por parte de dos policías en Bogotá. Otros cinco efectivos también fueron vinculados a la investigación.

En caso de prosperar el juicio, los dos uniformados podrían recibir penas de unos 40 años de prisión, según abogados penalistas.

Barbosa también dio a conocer la captura de dos hombres y dos mujeres por su presunta relación con «comandos urbanos» de las disidencias de las FARC, la guerrilla que firmó la paz en 2016.

Según el funcionario, alias Erika, Justo, La Pola y El Profe están implicados en actos terroristas ocurridos durante las protestas contra la violencia policial que siguieron a la muerte de Ordóñez.

Doce personas murieron, en su mayoría jóvenes alcanzados por proyectiles, en las manifestaciones y ataques con piedras y bombas incendiarias contra decenas de puestos barriales de policía.

También hubo 258 civiles heridos y 315 policías lesionados.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, denunció que policías hicieron un «uso indiscriminado de la fuerza» y «de armas de fuego» para reprimir las protestas.

Todo el caos lo originó el video viral que registró el castigo a Ordóñez en un barrio del noroeste de Bogotá.

Ahí se ve cuando los uniformados someten en el suelo al hombre y le propinan varias descargas con un arma eléctrica, mientras desoyen sus súplicas.

Aunque no existe registro sobre lo que ocurrió después, su familia y amigos aseguran que Ordóñez falleció antes de llegar al hospital por una golpiza adicional que le propinaron en un puesto policial.

Según la primera versión de la policía, Ordóñez se resistió a una detención por protagonizar una riña. La familia dice que los agentes lo abordaron cuando salía a comprar licor en compañía de dos amigos.

La víctima era padre de dos niños de 11 y 15 años, comerciante y estudiante de Derecho.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

AFP