Nuevo año escolar en Venezuela entre amenazas de paro y fallas de servicios

Nuevo año escolar en Venezuela entre amenazas de paro y fallas de servicios

Agencias

 

El nuevo año escolar en Venezuela para el periodo 2020-2021 se inclina a la modalidad de distancia, pero en medio de muchas debilidades

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el pasado martes que el 16 de septiembre iniciaría el nuevo año escolar en Venezuela 2020-2021 con la modalidad no presencial y a distancia. Y explicó que la decisión fue tomada tras el análisis de rebrotes de coronavirus reportados en países de Asia y Europa tras el reinicio de sus actividades escolares, por lo que pidió no politizar dicho anuncio.

“Empiezan las clases en Venezuela con el sistema de ‘Cada Familia una Escuela’, el sistema no presencial, de educación a distancia, utilizando todas las modalidades de educación. Para el 1° octubre se inician clases en liceos del país, educación media general, especializada, técnicas. Así que Venezuela arranca su año escolar seguro y vamos a mejorar todos los métodos pedagógicos estipulados por los pedagogos y los ministerios para apoyar a las familias y estudiantes”, aseguró el mandatario.

Cómo será el nuevo año escolar en Venezuela

El horario será el mismo, de 7 de la mañana a 12 del mediodía, solo que a través de grupo de WhatsApp tal como se implementó para culminar el periodo saliente. Cada lunes el equipo de educadores deberá compartir una guía pedagógica a sus alumnos, las cuales comprobarán su realización los viernes de cada semana, de acuerdo a la información suministrada por un maestro.

Pero el anuncio de inicio de clases trajo mucho más, pues a partir del lunes 5 de octubre, abrirán las escuelas y liceos como centros de asistencia pedagógica para padres, madres y alumnos, que de acuerdo a algunos maestros, servirá para explicar el contenido solicitado para aquellos que no entiendan o tengan dificultad para la realización del mismo, el horario de atención pedagógica será durante la semana de flexibilización y también ocupará el tiempo comprendido entre 7 de la mañana a 12 del mediodía.

Maestros exigen aumento de sueldo

El plan diseñado por el Gobierno Nacional se da en medio de una pandemia, del miedo a contagiarse y con la intención de evitar elevar la cifra de enfermos y fallecidos, pero también en medio de graves fallas en los servicios públicos como el caso de la electricidad y la intermitencia en las principales telefónicas del país y aunado a ello una amenaza latente… un paro de maestros.

La Federación Venezolana de Maestros a través de un documento expuesto es sus redes sociales hizo un llamado cuatro días antes del anuncio presidencial “La FVM ratifica su llamado a los docentes a la NO incorporación a clases, ni presencial, ni a distancia, ni online, ni virtual. Basta de manipuladores que quieren a un magisterio dividido, exigimos 600 dólares de salario”, indica la publicación.

El sueldo de un maestro

La exigencia de la FMV se ajusta a la realidad, pues apenas 500 mil bolívares es lo que percibe un maestro, dinero que alcanza solo para comprar pan o un kilo de harina, pero esto tampoco, pues recargar el teléfono para atender a sus alumnos es en lo que lo invierten algunos de ellos, quienes aseguran que continúan con su labor para la que se formaron por pura vocación.

“Mi posición el nuevo año escolar seguirá lleno de debilidades y de esfuerzos que agotan física y mentalmente ya que no tenemos las condiciones para tener un desarrollo virtual favorable y fortalecido. Estoy en desánimo porque mi quincena no me alcanza para mis gastos diarios, ni para cortarme el pelo, ni poder aportar para la cena, ni almuerzo, ni para recargar el teléfono y poder ejercer y educar virtualmente. Me siento en la nada donde ni siquiera en un futuro puedo pensar. No me puedo dar ni un gusto personal. Sólo me lleno de ilusiones donde sólo pienso ‘Ay lo quiero comprar’ ‘Ay lo quisiera tener’ ‘Ay lo quisiera poner yo, pero no tengo’”, es parte del clamor del educador José Medrano, quien forma parte de ese ejército maestros que percibe uno de los sueldos más bajos del país.

Medrano ha escuchado reconocimientos, aplausos y hasta felicitaciones a través de la televisión nacional, pero de eso no vive, con eso no se alimenta, sin embargo, insiste en realizar su trabajo. “Es bonito siempre escuchar por voces gubernamentales la bonita labor que como docente hacemos, pero es triste cuando no nos dan la posición económica que merecemos. Todo es bonito, pero lamentablemente la realidad es otra. Y como persona con discapacidad es triste pensar que si algún día se me daña la andadera ni con mi sueldo podré tener una nueva”, agregó Medrano.

Él, al igual que miles de educadores en el país simplemente se preparan para iniciar un nuevo año escolar en Venezuela, uno atípico, uno del que solo hay una referencia pasada que alejó a los alumnos de las aulas por un tiempo indeterminado.

Para esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día