Mafias se ocultan tras las redes sociales para atacar a jefes militares

Mafias se ocultan tras las redes sociales para atacar a jefes militares y policiales que no pueden sobornar en la COL

Desde hace tiempo grupos de delincuentes se han dado a la tarea de usar las redes sociales para extorsionar y cometer diversos delitos, pero ahora han enfilado sus ataques a diferentes jefes militares y policiales en la COL, a quienes no pueden sobornar.

Los tentáculos de las bandas organizadas, sin duda  han tocado a diferentes funcionarios que obtienen beneficios de esos grupos al margen de la ley. Muchos de estos que han sido salpicados por el lodo de la corrupción, son chantajeados para que enfilen sus baterías contra sus jefes superiores, a fin de que los remuevan de sus cargos y poder “trabajar” con el hampa a sus anchas.

Una fuente digna de crédito, quien pidió el anonimato, aseguró que la idea de los delincuentes es meter a todos los funcionarios militares y policiales en un costal de excremento y sacar provecho de ello.

“En las zonas donde son más atacados estos delincuentes, dedicados a las extorsiones, al sicariato y el contrabando, hacen una especie de trabajo de laboratorio para desacreditar a quienes los enfrentan a través de Instagram, Facebokok y otras redes sociales.

Dijo la fuente que esas organizaciones han escalado niveles superiores y no se han quedado atrás en el uso de las redes sociales, usándolas para esos fines. Alertó a los diferentes jerarcas militares y policiales, que estén muy pendientes de sus funcionarios para que detecten quien en verdad es aliado de la delincuencia y quienes trabajan ajustados a la ley.

Aclaró que afortunadamente en la Costa Oriental del Lago, quienes tienen importantes cargos de jefaturas y comandos, aún no han podido ser tentados por esas mafias pero son constantemente objetos de bombardeos mediáticos para que sean sacados de sus puestos.

“Es una especie de guerra donde existe de por medio mucho dinero e intereses, pero afortunadamente los hombres de bien en las fuerzas armadas y cuerpos policiales, son mayoría”, dijo el entrevistado.

“Lo único malo de todo esto es que funcionarios honestos y trabajadores, que han mantenido una conducta recta, sean cuestionados sin ningún tipo de fundamento y puestos al escarnio entre sus filas”, agregó.

Noticia al Día

No olvides compartir en >>