Las familias, cada vez más interesadas en los préstamos por Internet

Las familias, cada vez más interesadas en préstamos y créditos por Internet

préstamosNo están siendo tiempos fáciles. En plena era digital, cuando más herramientas y soluciones tenemos a nuestro alcance para el día a día, una pandemia ha decidido tirarlo todo por la borde y hacernos parar en seco para protegernos al máximo. Países de todo el mundo han visto cómo su actividad económica caía drásticamente y, también, cómo las previsiones de futuro poco a poco se iban volviendo menos halagüeñas.

Ahora, con el miedo a otro rebrote y los diferentes casos de ciudades que van registrando más infectados por la pandemia, se están viendo grandes cambios en los hábitos de consumo y las preferencias de las familias. Ya se estaban reflejando anteriormente, sobre todo con esta digitalización que se ha estado, y se sigue viendo, en numerosos sectores. Sin embargo, el cambio ahora es todavía más grande, más acelerado.

Es lógico. El contexto cambia y, por lo tanto, las necesidades también lo hacen. Uno de los temas que más está preocupando a los hogares de medio mundo es el económico. En el caso de España, por ejemplo, tras pasar por una dura crisis económica iniciada en 2008, la amenaza de otra causada por la COVID-19 es algo que está invitando a buscar medidas preventivas. Las familias no quieren quedarse sin presupuesto mes a mes, y más si llega un gasto inesperado.

Eso es algo a lo que se llega gracias a un estudio elaborado por Microsoft Advertising. El gigante de la informática a escala global ha sondeado las intenciones de búsqueda de los usuarios en redes, y ha llegado a una curiosa conclusión. Todo lo relacionado con las finanzas, con los préstamos, los créditos por internet, incluso las transferencias de dinero. Todo eso se ha disparado en los buscadores, y es que las personas están intentando informarse para que esta vez no haya sorpresas desagradables con impagos y otros derivados de la falta de liquidez.

Crece el interés por los créditos y los préstamos online

Más concretamente, ha sido Microsoft Advertising España la que se ha encargado de hacer este sondeo en la red. Los usuarios de más de 20 años, sobre todo aquellos que rondan entre los 30 y los 40 años de edad, han comenzado a tantear el terreno de las financieras por Internet. Conocen un poco su fórmula, pero no saben exactamente cuáles son las condiciones de sus productos, ni tampoco las ventajas o desventajas que estos puedan tener.

En base a eso, una figura que está destacando bastante es la de los comparadores de créditos. Para el que no lo sepa, estas webs centran su trabajo en recopilar las mejores financieras de la red, extraer sus productos y compararlos directamente. Clasifican, organizan y, sobre todo, revelan las características principales de cada préstamo o cada crédito. Una manera de facilitar la búsqueda a los consumidores, de la que puedes saber más en webs como la de PrestamosPerfectos.es.

En cuanto a cifras, la división española de la firma estadounidense lo ha dejado claro. Su principal responsable de analítica, Luca Immovilli, ha explicado que ha habido un «crecimiento del 46% en el volumen total de búsquedas» relacionadas con transferencias y productos financieros en general. Cifra que se disparó durante el confinamiento realizado en España durante la primera mitad del año. Un salto que tiene lógica, dado que, ante una situación así, lo primero que se ha buscado son soluciones en caso de problemas con el dinero.

Los españoles han sondeado Internet en busca de las mejores opciones en cuanto a préstamos y créditos, para saber cuáles son los productos que mejor encajan con lo que necesitan y, sobre todo, cuáles pueden darle el dinero que les hace falta en el menor tiempo posible y de la forma más sencilla. Algo en lo que está destacando sobre todo la figura del crédito rápido. Un par de minutos, un formulario fácil y una aprobación en segundos para tener el dinero en la cuenta al instante.

Fórmulas prometedoras, pero que obligan a advertir al público. Y es que, por mucho que aumenten las búsquedas y la tendencia a la contratación de estos productos sea mayor, máxime ahora que el consumo digital también está creciendo, no terminan de ser la solución más adecuada en caso de urgencia económica. Huelga decir que cumplen su cometido, ya que ingresan el dinero pedido en el tiempo necesario. El problema está en los sobrecostes, porque uno nunca paga el importe exacto del dinero que pide con un préstamo, siempre paga más.

Y eso prolonga una deuda que puede llegar a ser asfixiante para muchas familias si no hacen bien las cuentas. Intereses peligrosamente altos y plazos demasiado reducidos forman un cóctel letal para la economía doméstica en cualquier vivienda. Afortunadamente, al igual que Internet está para mostrar estas soluciones, también lo está para informar sobre ellas. Queda en mano de los consumidores saber actuar con sentido común y, sobre todo, saber analizar cada producto adecuadamente.

No olvides compartir en >>