La técnica correcta para asar los CHORIZOS y las morcillas

La técnica correcta para asar los CHORIZOS y las morcillas

Cocinar es un oficio muy simpático. Poder prepararle lo que más le gusta a un ser querido, no tiene precio… Por eso, en NAD con nuestra sesión gastronómica te dejamos algunos trucos y secretos para que te hagas un experto en la cocina y deleites a los tuyos con exquisitos platos.

La parrilla mixta de carne, pollo y chorizo es uno de los platos favoritos del venezolano y en especial del zuliano, pero no todos sabemos asar correctamente estos cárnicos. Siempre le dejábamos el muerto al amigo que si sabía asar en las parrandas, pero nunca es tarde para aprender.

Por ello, te dejamos las técnicas para asar los chorizos y las morcillas:

Técnica para asar los chorizos

La forma más habitual y más práctica es pinchar cada uno de ellos. Acomodarlos en un pincho que se compra apropiado para ello.

Acomodados así, es fácil dominarlos pues con solo mover el mango del pincho se da vuelta muchos a la vez y evitamos que las manos estén mucho tiempo sobre el fuego.

Se colocan sobre la parrilla con un calor moderado y a una altura del piso de unos 20 cm.

Para asegurarnos que los estamos cocinando con temperatura media, colocamos las palmas de las manos abiertas, unos 12 cm sobre la parrilla.

Si la podemos mantener cuatro segundos si quemarnos, comprobamos que la temperatura es intermedia.

Se asan unos 20 minutos de cada lado.

El resultado debe ser unos chorizos cocidos pero no secos. Se retiran del pincho y se sirven enteros o cortados en rodajas calientes con trozos de pan.

Cómo asar morcillas

Las morcillas, siempre convienen comprar las individuales y no las que vienen en rueda ya que son más difíciles de manipular a la parrilla.

Al ser un producto delicado de cocinar debemos de buscar lo más cómodo pues de otro modo se desarmarían.

Se colocan en un pincho y luego sobre la parrilla a unos 25 cm de altura con fuego medio.

Recordemos que las morcillas, su relleno ya fueron cocido varias veces (generalmente tres veces) por lo tanto solo tenemos que calentarlas.

La técnica más segura es ir calentándola en forma pareja, rotando cada tanto.

Así evitamos calentar mucho la piel de un lado y que se reviente.

Una vez calientes, se retiran del fuego, se sacan del pincho y se cortan en rodajas gruesas con un cuchillo bien filoso para que no se rompan.

Lea también: Cómo asar la carne: Trucos para que se deshaga en la boca

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Noticia al Día/Con información de Solo Carnes