Hasta un infarto está entre las consecuencias de no dormir por el racionamiento eléctrico

Hasta un infarto está entre las consecuencias de no dormir por el racionamiento eléctrico

Los zulianos no están descansando lo requerido el racionamiento eléctrico y entre las consecuencias del no dormir están: la ansiedad, depresión, infartos y cáncer

La gran mayoría de los adultos necesitan de siete a nueve horas de sueño cada noche, y los niños necesitan más, aunque esto varía en función de la persona, pero esto no se está cumpliendo en el Zulia por el racionamiento eléctrico. Unos requieren más o menos horas que otros para poder descansar, pero independientemente del reloj corporal, una falta de sueño provocará problemas de salud física y mental.

El intempestivo corte eléctrico, a cualquier hora del día y en especial en la noche hace que la falta de sueño y sus horarios desorganizados se relacionen con un mayor riesgo de sufrir varios tipos de cánceres, los más notables son los de colon y los de pecho.

 

El diagnóstico y sus causas

 

“Las alteraciones del sueño, bien sea en la duración, continuidad o profundidad, causan efectos deletéreos en la salud, ocasionando múltiples complicaciones en el organismo a través de la alteración de los sistemas que van desde cambios en la esfera mental y del comportamiento hasta daños en el sistema inmunológico. Es bien conocido el deterioro que produce en las funciones cognitivas y psicomotrices como la memoria, concentración, razonamiento, atención y los reflejos; aumentando de este modo el riesgo de accidentes laborales, vehiculares y domésticos, así como el impacto negativo en el rendimiento físico y mental que requieren las actividades diarias conllevando a bajo rendimiento laboral y escolar”, dice la médica internista Emily Rincón.

Agrega que desde el punto de vista cerebral puede desencadenar o empeorar trastornos preexistentes como la depresión, ansiedad o alteraciones del humor. “Pero no sólo se limita a esto, también se sabe la relación entre el no dormir bien y el aumento del riesgo cardiovascular incrementando las posibilidades de padecer hipertensión arterial, accidentes vasculares cerebrales e infarto al miocardio. Así mismo la privación del sueño puede afectar la tolerancia a los carbohidratos aumentando la resistencia a la insulina y favorecer la obesidad, ambas entidades hacen más propensas las personas a desarrollar diabetes”, apunta Rincón.

 

Otras afecciones

 

La especialista precisa que otro sistema afectado es el locomotor, ya que el mal dormir produce dolor de espalda, lumbalgia y síndrome de fatiga crónica y que en el caso de los epilépticos puede desencadenar mayor número de convulsiones. “También se producen alteraciones en el sistema inmunológico, metabólico y endocrino, pre disponiendo a la aparición de ciertos tipos de cáncer, así como a infecciones de cualquier índole”, suma en la declaración.

Para la especialista en la salud la falta de sueño reparador disminuye la calidad de vida y las personas que lo padecen a largo plazo tienen una esperanza de vida más corta. Así vemos como pueden aparecer múltiples complicaciones para la salud, por lo que las recomendaciones médicas en general incluyen: alimentación balanceada, ejercicio físico y un buen descanso reparador de al menos 8 horas diarias, pues el sueño ayuda a nuestro cuerpo a regular la presión arterial, el metabolismo y los niveles de glucosa, a manejar las hormonas y a mantener un sistema inmunológico saludable.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día

No olvides compartir en >>