Felipe Vázquez: Yo nunca he confesado que abuse a una menor. Los policías mintieron

Felipe Vázquez: Yo nunca he confesado que abuse a una menor. Los policías mintieron

Felipe Vázquez policías

El expelotero venezolano enfrenta más de 20 delitos en su contra. Foto: Agencias

El cerrador de los Pittsburgh Pirates Felipe Vázquez, que enfrenta múltiples cargos de agredir sexualmente a una menor, testificó que los oficiales de policía mintieron el año pasado cuando dijeron que confesó haber tenido relaciones sexuales con una niña de 13 años.

Vázquez, hablando públicamente por primera vez desde su arresto hace casi un año, también testificó en su audiencia preliminar que pidió en numerosas ocasiones hablar con un abogado cuando fue interrogado por funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de Pensilvania y Florida, pero le dijeron que no podía. La policía ha dicho que Vázquez cooperó voluntariamente y que nunca pidió hablar con un abogado hasta después de su arresto.

Vázquez, de 29 años, busca desestimar todas las pruebas recopiladas por la Policía Estatal de Pensilvania y los agentes del Departamento de Aplicación de la Ley de Florida el 17 de septiembre de 2019, cuando fue entrevistado y finalmente arrestado. Ha estado detenido sin derecho a fianza desde entonces. No se espera una decisión sobre la moción hasta finales de este año.

La policía de los dos estados se acercó a Vázquez en coordinación luego de que los padres de la niña alertaron a las autoridades sobre fotos explícitas y mensajes de texto que encontraron en su teléfono. La Policía del Estado de Pensilvania entrevistó a Vázquez primero mientras los funcionarios de Florida esperaban afuera del edificio, pero dijo que ellos no le dieron una advertencia Miranda sobre su derecho a negarse a cooperar o buscar un abogado porque nunca lo arrestaron.

Durante su visita, las autoridades de Pensilvania ejecutaron una orden de registro y se llevaron el teléfono, la computadora portátil y la ropa de Vázquez que habían visto en las imágenes del teléfono de la niña. La policía declaró que no grabaron ni tomaron notas durante su conversación con Vázquez.

Después de que los investigadores de Pensilvania se fueron, los funcionarios del Departamento de Aplicación de la Ley de Florida llamaron a la puerta de Vázquez y realizaron su propia entrevista. Los funcionarios de Florida grabaron su entrevista con Vázquez, pero dijeron que no estaban grabando cuando informaron a Vázquez de sus derechos. Vázquez dijo que nunca se le advirtió de sus derechos.

El juez Scott O. Mears ahora tiene que decidir si cree en Vázquez o en los oficiales. Si Mears acepta la moción, cualquier material recolectado del apartamento, computadora portátil o teléfono de Vázquez, así como su confesión, sería descartado. Los fiscales aún podrían confiar en las fotos y videos proporcionados por la presunta víctima, junto con su testimonio.

Vázquez enfrenta cargos en el mismo caso en Florida y Missouri

Los abogados de Vázquez han dicho que lucharán contra los cargos y señalaron en una audiencia anterior que planean argumentar que la presunta víctima le mostró a Vázquez una identificación que decía que tenía al menos 18 años.

 

Durante la audiencia del martes, Vázquez y el policía estatal de Pensilvania Michael Thompson, el investigador principal del estado, dieron relatos drásticamente diferentes de su reunión hace casi un año. Thompson testificó que:

• Él y otro policía llamaron a la puerta del apartamento de Vázquez a las 7:40 a.m. de manera «normal», le dijeron a Vázquez que necesitaban hablar sobre algo privado y que Vázquez los invitó a pasar.

• Vázquez nunca pidió llamar a los Piratas ni a un abogado, y que se ofreció como voluntario para mostrarles a los policías fotos y videos lascivos de la niña en su computadora portátil.

• Vázquez estaba libre de irse en cualquier momento.

• Vázquez admitió haber conducido hasta la casa de la niña en una ocasión y haber tenido relaciones sexuales con ella.

Su abogado, Gary Gerson y el juez Mears, tuvieron que recordarle a Vázquez que hablara en varias ocasiones, vestido con su toga azul de prisión y atado con esposas en sus manos y piernas. Según el relato de Vázquez:

• Los policías golpearon fuertemente su puerta, asustándolo desde el principio.

• No invitó a los policías a entrar, testificó que escondió marihuana antes de abrir la puerta y no los quería adentro, y que ellos «empujaron» su camino hacia su apartamento.

• Pidió llamar a los Piratas para pedir ayuda legal «seis o siete veces», como le habían indicado desde que firmó por primera vez con los Tampa Bay Rays en 2008, pero no se le permitió.

• Nunca sintió que pudiera irse y que se quedó en parte porque los policías de Pensilvania le dijeron que las autoridades de Florida lo arrestarían.

• No les dio voluntariamente a los investigadores acceso a su computadora portátil y solo lo hizo porque les tenía miedo.

• Nunca conoció a la chica en persona ni tuvo relaciones sexuales con ella.

El asistente del fiscal de distrito del condado de Westmoreland, James Lazar, le preguntó a Vázquez si estaba catalogando a Thompson y a otros dos oficiales que previamente habían jurado declaraciones que testificaron contra él como mentirosos.

«No quiero llamar mentiroso a nadie. Solo digo lo que sucedió», dijo Vázquez.

Cuando Lazar lo presionó y dijo que si Vázquez estaba diciendo la verdad, entonces la policía tenía que estar mintiendo, Vázquez respondió: «Si ese es el caso, sí».

Durante partes del testimonio de Vázquez, el soldado Thompson negó con la cabeza. Vázquez, quien se mudó a los Estados Unidos desde Venezuela en 2011, dijo que su conocimiento del movimiento de ‘Black Lives Matter’ y la violencia policial contra los afroamericanos estaba en su mente cuando aceptó cooperar con los investigadores.

Vázquez, quien es negro, dijo que creció temiendo a la policía «corrupta» en Venezuela y que tenía un primo al que le dispararon por la espalda mientras intentaba huir. Dijo que había oído hablar de la violencia policial contra los afroamericanos en los Estados Unidos desde su llegada, tanto de los medios como de sus compañeros negros, aunque nunca lo experimentó personalmente.

«Desde que llegué aquí, escucho en las noticias y todas esas cosas que disparan a los afroamericanos», dijo. «Me hice tatuajes y parezco un negro».

Una trama secundaria curiosa de la audiencia fue la capacidad de Vázquez para deletrear su apellido. El apellido de Vázquez era Rivero hasta abril de 2018, cuando dijo que lo cambió a Vázquez para que coincidiera con el de su media hermana.

Cuando prestó juramento el martes y se le pidió que escribiera «Vázquez» para el registro, dijo que no podía. Lazar cuestionó cómo eso era posible cuando había estado firmando autógrafos con ese nombre y usándolo en documentos oficiales desde que lo cambió. El juez Mears, tomando notas durante toda la audiencia, le preguntó a Vázquez cuándo lo había cambiado y señaló que el lanzador había usado el nombre durante casi dos temporadas completas antes de ser arrestado.

El problema sobre la capacidad de Vázquez para deletrear el nombre no tenía un significado legal obvio, pero Lazar lo ofreció como una señal de que el testimonio general de Vázquez no era creíble.

Los abogados de Vázquez tienen hasta el 15 de octubre para presentar un escrito que respalde su moción, y la oficina del fiscal de distrito tiene hasta el 16 de noviembre para responder.

Es posible que el juicio, que se había programado para finales de este mes, no comience hasta finales de 2020 o principios de 2021.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

ESPN

No olvides compartir en >>