¿Dónde nació la gaita zuliana? historia del género musical

¿Cómo nació la gaita zuliana?

gaita zuliana

Gaita zuliana. Agencias

Gaita zuliana. La música refleja vivencias, creencias y experiencias. Tenemos la suerte de contar con un género que muestra el sentir zuliano, sus carencias y virtudes. La gaita es el reflejo de “un pueblo noble, y creyente fe reclama, y entristece la penumbra en su dolor”, como decía Ricardo Aguirre.

Las gaitas son un patrimonio nacional y un orgullo para los zulianos. Sus orígenes son desconocidos, pero se ha convertido en una forma de expresión para resaltar las maravillas de este estado, su lago, su Chinita y el calor con el que envuelve a quien llega. Es una mezcla de sonidos, experiencias y sabores, un recordatorio de todo lo que ha atravesado un pueblo y la señal de que se acerca la fiesta de la Virgen de Chiquinquirá, la Navidad y las celebraciones.

 

Origen impreciso de la gaita zuliana

Por tradición, el origen de la gaita ha sido vinculado a la devoción católica en honor a Santa Lucía, celebrado el 13 de diciembre, y cuyo templo se encuentra en el barrio El Empedrado.

Una anécdota recogida por historiadores marabinos señala que el cura del templo sacó a los gaiteros de una misa por ser demasiado ruidosos. Desde ese momento, la gaita se desprendió de un carácter netamente religioso y se convirtió en expresión de júbilo y medio de protesta de la gente humilde.

Aunque algunos historiadores señalan que tuvo sus inicios en las primeras décadas del siglo XIX, según Ramón Herrera Navarro, el inicio de este género se remota a finales del 1782, en el cantón de Gilbratal del Zulia.

De acuerdo a esta teoría, la inspiración del canto que le dio origen a la misma surgió después de que el amo de la finca Santa María le dio un golpe en la espalda a un negro esclavo, llamado Simón Chourio, por no atender rápidamente una orden suya.

Otro esclavo, de apellido Chourio, al caer de rodillas al suelo, dijo llorando: “Ya esto no puede ser/ como nos tratan los amos” y su hermana, María Dolores Chourio, quien permanecía detrás de él, al oír ese lamento le dijo al oído: “Y si se lo reclamamos/ nos hacen más padecer”. Al oír esto, ambos repitieron al unísono la primera parte del verso: “Ya esto no puede ser”. Así se compuso el canto de reclamo y de protesta contra los amos por el mal trato que recibían.

La primera gaita a la Chinita

Aunque no haya una fecha para celebrar el origen de este género que llena de emoción a todos los venezolanos, es un hecho que en 1928 se tocó por primera vez en vivo una gaita en la radio. Fue en la emisora “La Voz del Lago”, donde Adolfo de Pool interpretó “Noche Buena”. Desde entonces, han sido miles las composiciones que buscan resaltar la cultura y herencia zuliana.

Con el pasar de los años, las gaitas se convirtieron en un acompañante de la fiesta más grande del Zulia: la feria de la Chinita. El primer tema grabado en honor a la Virgen María en su advocación de Chiquinquirá fue “Virgen de Chiquinquirá”, compuesto por Ramón Bracho Lozano y José Mavarez, y fue grabada con la agrupación Gaiteros del Zulia, convirtiéndose en un himno para la región.

Lea también: Ciudad Ojeda se juega la posibilidad de coronar a la segunda mujer como la más bella del país

Para esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Valeria Guerrero/Pasante

Noticia al Día