Cañadas en Cañadas hasta "los teque-teque" de monte y bas

Cañadas que desembocan en avenida Los Haticos hasta «los teque-teque» de monte y basura

Foto: Fanny Reyes

Lo primero que se percibe es el hedor. Animales muertos, desechos de toda índole, aguas servidas que van directo al lecho de la cañada. Son numerosas las comunidades que hacen vida a la orilla de los cursos de agua que atraviesan la ciudad de Maracaibo.

La cañada La Arreaga da nombre a un sector de Los Haticos, cuyos habitantes están expuestos a plagas, alimañas y enfermedades.

Lea también: Jean Carlos Martínez: Recolección de basura en el oeste no se ha podido controlar por falta de camiones

Con inocultable resignación, Adriana ve jugar a su hijo, de tres años, a corta distancia del agua maloliente que venciendo obstáculos se dirige hacia el Lago de Maracaibo.

Es el patio del rancho de un solo ambiente que comparte con su madre, padrastro y hermanos menores.

«Qué vamos a hacer, no lo puedo tener encerrado», se defiende ante mi pregunta sobre los peligros para la salud del niño al estar en contacto con agua contaminada.

Ya le perdieron el miedo, aunque recuerda una temporada de lluvia donde hubo crecida y el agua entró por el patio y salió por el frente, acabando con los pocos enseres que tenían.

También refiere que de noche queman cartones de huevo, «porque la plaga no se aguanta y así también espantamos las culebras»… Maracaibo siglo XXI…

A unos 500 metros de La Arreaga, corre en paralelo la cañada Real Minero, que en tiempos de lluvia se desplaza enfurecida por una calle ancha, arrastrando todo a su paso.

En un breve recorrido pudimos constatar que se encuentra enmontada y llena de basura en sus extremos.

Al consultar a los vecinos cuándo fue la última vez que se hizo saneamiento a la cañada, dicen no recordarlo.

«Aunque pasan unos salserines por la avenida, barriendo, pero esto se limpia con máquina, con machete donde no se puede de otra manera. Cuando empieza la lluvia nos encomendamos a Dios», dice Jacinto Briñez, habitante del sector.

Cañadas colapsadas, botes de aguas servidas, vialidad deteriorada, basura amontonada en cada esquina, conforman el retrato de una de las arterias que sirve de entrada a la ciudad.

La avenida Los Haticos es una vitrina que muestra parte de la tragedia que padecen los marabinos.

 

Fotos: Fanny Reyes

Para esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Fotos y texto Fanny Reyes

Noticia al Día

No olvides compartir en >>