Una joven de 20 años despertó en la funeraria cuando la iban a preparar para el velorio

Una joven de 20 años despertó en la funeraria cuando la iban a preparar para el velorio

Una mujer de 20 años, a quien los paramédicos y la Oficina del Forense dieron por muerta, abrió los ojos cuando estaba a punto de ser embalsamada en una funeraria de la ciudad de Southfield (Michigan), denunció este lunes su abogado.

«Si no hubiera abierto los ojos la habrían embalsamado”, declaró Geoffrey Fieger, contratado por la familia de Timesha Beauchamp.

Según lo informado por medios locales, en la mañana del domingo los paramédicos del Departamento de Bomberos respondieron a un llamado en una casa donde había una mujer sin conocimiento. Cuando llegaron encontraron a Beauchamp, que no respiraba, y trataron de reanimarla durante 30 minutos, tras lo cual fue declarada fallecida.

“Dado que no había ninguna indicación de un hecho ilícito, y siguiendo el procedimiento estándar, fue contactada la Oficina del Médico Forense del Condado Oakland, que confirmó el deceso y decidió la entrega del cuerpo a los familiares”, señala un comunicado del Departamento de Bomberos.

Sin embargo, horas después, en la funeraria contratada para preparar el cuerpo para el servicio fúnebre, se comprobó que la mujer todavía respiraba.

«Fue una pesadilla. Cuando abrieron la bolsa con el cuerpo comprobaron que estaba viva y con los ojos abiertos», informó el abogado.

Fieger informó que Beauchamp fue llevada a un hospital, donde sobrevive conectada a un ventilador, ignorándose por el momento cuáles fueron las causas del estado letárgico que presentaba y las consecuencias que podría tener el incidente para su salud.

Tanto la Policía como los Bomberos de Southfield declararon que fueron seguidos los protocolos y procedimientos apropiados, al tiempo que la Municipalidad ordenó una investigación interna y prometió el máximo de transparencia en el caso.
Radio Santa Fe
EFE