¿Qué sabemos del derrame petrolero que afecta tres estados

¿Qué sabemos del derrame petrolero que afecta los estados Falcón, Carabobo y Yaracuy?

Foto: cinco8.com

El derrame que afecta a Morrocoy se originó en la refinería de Pdvsa en El Palito, al oeste de Puerto Cabello, según el investigador Eduardo Klein, de la USB.  Este derrame de crudo está afectando a los estados Falcón, Carabobo y Yaracuy.

Mediante imágenes satelitales, Klein calcula que el derrame ocurrió entre el 19 y el 22 de julio, y que se vertieron al mar unos 20.000 barriles, que se extendieron a lo largo de 55 kilómetros, cubriendo unos 68 kilómetros cuadrados.

Klein explicó a BBC Mundo que se sabe que el derrame se extendió al oeste, hacia el Golfo Triste (las corrientes a lo largo de la costa norte de Venezuela tienden a ir, como los vientos alisios, de este a oeste) pero no qué fue lo que causó el accidente.

Lea también: Dinfunden imágenes satelitales que muestran nuevo derrame petrolero de El Palito

Para el 25 de agosto, Pdvsa solo ha reconocido el derrame por medio de publicaciones en Instagram, pero sin reportes oficiales sobre las causas, magnitud o si hubo planes de contingencia. Por eso, ha sido difícil para los expertos determinar cómo pasó, las consecuencias o las medidas apropiadas de mitigar el daño.

Varias organizaciones han denunciado el silencio de la petrolera estatal, entre ellas la Asamblea Nacional y la Sociedad Venezuela de Ecología (SVE), un grupo de científicos y académicos del área ambiental.

La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, y la Academia de Ingeniería y Hábitat dijeron en un comunicado, el 20 de agosto, que Pdvsa solo empezó a prestar atención al drama 22 días después, y que los procedimientos de la petrolera mostraron la precariedad de sus equipos, la falta de preparación del personal para estas emergencias.

Durante un foro celebrado el 18 de agosto, Vilisa Morón Zambrano, presidente de la SVE, y Alejandro Álvarez Iragorry, coordinador de la ONG Clima21, insistieron en que Pdvsa estaba obligada a reportar las causas, la magnitud y las características del derrame, así como los planes de contingencia. Los modelos de Eduardo Klein muestran que el derrame permaneció cercano a la refinería por una semana. Fue en la primera semana de agosto que la Fundación Azul de Ambientalistas lo denunció.

 

¿Cuánto daño hace el derrame?

Como no sabemos qué tipo de hidrocarburo se derramó desde El Palito, no conocemos su toxicidad y por tanto no podemos estimar su impacto ambiental. Sin embargo, el informe de Clima21 dice que ya se percibió un daño en los manglares de Morrocoy hacia el 8 de agosto. Álvarez Iragorry dice que la sustancia puede adherirse a las raíces sumergidas y aéreas de los mangles, lo que asfixiaría a estos árboles, esenciales para todo el ecosistema de muchas especies animales y que protege las costas de la erosión.

En el foro del 18 de agosto, Morón Zambrano explicó que el derrame puede afectar la economía de las comunidades de la costa oeste de Carabobo, el tramo de costa de Yaracuy (en Boca de Aroa) y la costa este de Falcón: ese nivel de contaminación impide pescar, en un país con tan severa inseguridad alimentaria, y afectará el turismo cuando se pueda volver a ir a playa. La Fundación Caribe Sur también habló sobre el daño a los seres vivos, incluyendo los seres humanos.

Es posible que el derrame provenga de fosas de residuos en los que se han vertido distintas sustancias, y que se han rebasado por falta de disposición adecuada. Como están cerca de la costa, un aguacero basta para trasladar material de esas fosas hacia el mar. Esta hipótesis del residuo lleva a Álvarez Iragorry a pensar que esto no es crudo, porque de hecho el material luce denso y tornasolado, a diferencia del que se aprecia en las imágenes del derrame en las islas Mauricio. El petróleo crudo es menos dañino a la hora de un derrame que los materiales que vengan de una refinería, más tóxicos y más densos.

¿Qué se está haciendo?

Algunos voluntarios y varias ONG intentan limpiar algunas playas. Ha habido presencia de Inparques y el Ministerio de Ecosocialismo ha publicado en redes sociales que instalaron barras de contención en Morrocoy.

AEPA Falcón ha documentado 237 derrames en los últimos 12 años, tan solo de las refinerías Cardón y Amuay

La respuesta (o la falta de) al incendio en Amuay, así como a los derrames en el río Guarapiche en Monagas (de unos 100.000 barriles el primero de ellos), y en el golfo de Paria (que afectó incluso Los Roques) son algunos de los anuncios de lo que hoy vemos en Morrocoy. En todos estos casos vimos falta de transparencia y de atención a la emergencia. Todo indica que mientras Pdvsa no sea rescatada como industria, seguirá siendo, cada vez más, un problema ambiental en lugar de una solución económica, el origen de catástrofes en lugar de una fuente de prosperidad para todo el país.

Salvando las distancias, estos derrames son nuestro Chernobyl. La pregunta es, si Pdvsa no hace su trabajo, ¿qué pueden hacer los ciudadanos?

¿Qué esperar?

No tenemos indicios de que Pdvsa esté aprendiendo de esta situación ni de que esté haciendo lo que una petrolera debería hacer: ver cómo evita más eventos que le hacen perder dinero tanto por el material esparcido como por el costo de reparar el daño.

Esto está pasando porque la misma fragilidad financiera y sobre todo organizacional que llevó a Pdvsa a dejar de producir, le impide ahora tener procedimientos y gente para manejar los impactos ambientales de la actividad extractiva. Son muchas las normas que las petroleras deben seguir hoy para impedir estos eventos, y los recursos necesarios para hacer mantenimiento a ductos, plantas y demás instalaciones.

 

El Palito ha tenido ya múltiples accidentes, al igual que el complejo de Amuay y muchas otras instalaciones petroleras y petroquímicas del país. Antes de la era chavista también pasaron, por supuesto: estos accidentes están asociados a toda minería. En 1997, un tanquero griego derramó 25.000 barriles en el canal de navegación del Lago de Maracaibo, y los innumerables ataques de la guerrilla ELN al oleoducto Caño Limón-Coveñas en Colombia han causado daños a la cuenca del Lago.

Pero este peligro empeoró dramáticamente en los últimos años. Provea cuenta que entre 2010 y 2016, Pdvsa fue responsable de 46.820 derrames de crudo y otras sustancias contaminantes, de un total de 856.722,85 barriles. Según la ONG de derechos humanos, 30.674 de esos derrames afectaron cuerpos de agua, y por consiguiente el ambiente y la economía local.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

cinco8.com

No olvides compartir en >>