¿Por qué los habitantes de la isla Mauricio utilizaron pelo en el derrame de combustible?

¿Por qué los habitantes de la isla Mauricio utilizaron pelo en el derrame de combustible?

¿Por qué los habitantes de la isla Mauricio utilizaron pelo en el derrame de combustible? . Foto: Agencias

Hace más de una semana un buque japonés cargado de combustible encalló en la isla Mauricio, este domingo finalmente el petrolero se partió en dos y a pesar de los esfuerzos, miles del carburante cayeron al mar, pero hay un dato curioso que pocos saben y es que los pobladores en un esfuerzo por impedir que el combustible causara un grave daño de magnitud ecológica, utilizaron hebras de cabello.

Así como lo lees, las peluquerías se llenaron de personas donando su cabello, para ser utilizados junto al cañamo, como redes absorbentes y preservar la costa. Al margen de esto se desató la furia de la población por el hecho que desde el primer momento cuando ocurrió el accidente no se hubiesen iniciados las labores de contención y es de allí de donde surgió esta idea de usar el cabello.

Algunos expertos les llama la atención y les parece curioso, pues afirman que no es la gente la que debiera estar en eso, sino la empresa dueña del buque la que debiera atender con prontitud el caso y mover todos los recursos para contener el derrame.

Lea también: El barco encallado en isla Mauricio está a punto de partirse en dos

Una estilista explico que el cabello humano y animal tienen la virtud de absorber de manera extraordinaria el aceite, por ser hidrofobicos, es decir, no les gusta el agua pero aman el aceite, por lo que un  kilo de cabello pueden absorber hasta ocho litros de aceite.

Acá te compartimos el video de el diario El Tiempo que lo explica.

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Con información de El Tiempo