Entre dudas y mascarillas, el Tour de Francia afronta una edición diferente

Entre dudas y mascarillas, el Tour de Francia afronta una edición diferente

Tour de Francia

El Tour de Francia tendrá cambios significativos en su edición. Foto: AFP

Una fecha inédita, una amenaza constante, una carrera sin referencias. Retrasado dos meses por la pandemia de coronavirus, el Tour de Francia suma interrogantes antes de su inicio el sábado 29 de agosto en Niza con un trío de favoritos: el colombiano Egan Bernal, el esloveno Primoz Roglic y el local Thibaut Pinot.

Las mascarillas se imponen en la mayor carrera del mundo. En sentido propio entre el público, invitado a guardar cierta protección debido a la situación sanitaria, y en sentido figurado en el pelotón, por las numerosas dudas.

«Es un Tour diferente, en una situación completamente particular», dijo su director, Christian Prudhomme, quien desde abril y la decisión de aplazamiento multiplicó las reuniones «con las instancias deportivas y las autoridades del país».

El Tour, patrimonio de Francia, recibió la luz verde para su celebración al final del verano, la primera vez en su centenaria historia que se disputará tan tarde en el calendario. Y con estrictas condiciones de seguridad sanitaria frente a la amenaza del coronavirus.

Habrá que establecer una «carrera burbuja» que agrupe a un total de 22 equipos, cualquiera de los cuales podrá ser excluido si aparecen dos casos positivos al COVID-19 en el mismo grupo en siete días.

El recorrido más montañoso

El Tour, el gran evento del año del que depende todo el equilibrio económico del ciclismo, apuesta fuerte. La organización multiplica los test (dos por cada corredor al acercarse la salida), las campañas de comunicación de gestos sanitarios y mantiene lo más lejos posible a terceros, espectadores o medios de comunicación.

«El público tendrá acceso al Tour de Francia pero habrá zonas con controles en las salidas y llegadas de las etapas», anunció Prudhomme, quien destaca la consecuente bajada del número de personas presentes en la carrera y a su alrededor.

«Éramos casi 5.000, seremos un poco más de 3.000 acreditados», precisó el director del Tour, satisfecho de que la emisión de la carrera siga a la altura («190 países toman imágenes del Tour, 100 países emiten en directo»), pese a que varias televisiones nacionales, incluida Francia, hayan optado por no enviar a sus comentaristas sobre el terreno.

¿Y qué hay del recorrido? Atractivo, según la opinión general. El itinerario, desde la primera etapa pensada para los esprínteres en el Paseo de los Ingleses hasta la llegada de la vigésima primera etapa el 20 de septiembre en los Campos Elíseos parisinos, lo tiene todo para triunfar.

El recorrido, trazado al este de una línea que conecta los Vosgos con el País Vasco, adopta un ritmo ultradinámico y promete ser el más montañoso de la historia reciente.

Con visitas a los cinco macizos montañosos del país y una llegada inédita, atípica, crucial, al Col de la Loze, por encima de Méribel (este de Francia), en la última semana, antes de la única contrarreloj en la Planche des Belles Filles el día previo al final del Tour.

¿Quién ganará?

El menú seduce a los escaladores, como el colombiano Egan Bernal, vigente campeón de la ‘Grande Boucle’ con los colores del poderoso equipo Ineos.

Pero aunque se ha deshecho de la competencia interna representada por los otros dos exganadores de la prueba (Chris Froome, Geraint Thomas), Bernal deberá cuidarse del crecimiento del impresionante Jumbo, con Primoz Roglic como su jefe de filas.

El colombiano Egan Bernal, ganador del Tour de Francia 2019, es uno de los favoritos para llevarse la competencia.

¿Un duelo a dos? No del todo a la vista del número de potenciales candidatos y de que Bernal, por dolores en la espalda, y Roglic, que sufrió una caída, no terminaron el reciente Critérium del Dauphiné.

Thibaut Pinot, segundo en esa prueba, carga con las esperanzas nacionales de ganar el Tour 35 años después del último triunfo francés, obra de Bernard Hinault. Otros, como el ecuatoriano Richard Carapaz o el neerlandés Tom Dumoulin -ganadores ambos del Giro de Italia- pueden dar la vuelta a la jerarquía de sus equipos Ineos y Jumbo, respectivamente.

Lea también: Mavericks igualaron la serie ante Clippers con una actuación «de otro planeta» de Doncic

En este Tour que «no es como los demás» en un año que «no es como los demás», ¿de verdad sería una sorpresa un ganador «no como los demás»?

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

AFP

No olvides compartir en >>