El cafecito que "calma el hambre" cada vez mas lejos del bolsillo de los zulianos

El cafecito que «calma el hambre» cada vez mas lejos del bolsillo de los zulianos

 

El cafecito mañanero es, tal vez, la tradición mas fuerte de los latinos. En  el Zulia una marca llevaba el liderato en las preferencias de los consumidores, «Café  Imperial», muy cerca a su centenario de fundada, la factoría ha perdido el lugar de honor en la preferencia, hoy otras marcas nacionale y extranjeras se llevan el premio.

El precio del café está por las nubes, dice la señora Giorgina Laguna, del sector Pomona donde – por cierto- está la fábrica de la bebida indispensable en la mesa de los venezolanos.

La realidad  indica que el café se usa para recobrar las fuerzas, avispar el ánimo y, aunque parezca increíble, se usa para mitigar el hambre.

«Cuando podemos comemos arepa o pan con café guayoyo, relata, Cristina Robles, pero, se ha puesto tan caro que muchas veces la pasamos con agüita fría».

Los zulianos antes botaban la borra del café en la primera colada, hoy, se reutiliza tres y cuatro veces.

«Somos de Maracaibo, tenemos una tradición de años, preparando el negrito con esos colores que lo identifican, la corona del imperio en el sabor y la calidad, pero, sus precios son prohibitivos y hacemos marcas raras, algunas con un sabor lejano al fruto arábigo», dijo el profesor, Gerardo Bustamante.

El precio de una bolsita de 250 gramos de Punto rojo que dura para una semana en una familia promedio tiene un costo de 1.5 $. Los otros tienen un precio mas alto.

TC

No olvides compartir en >>