Una retro-ternura que vale la pena volver a ver (Video)

Una retro-ternura que vale la pena volver a ver (Video)

Esta publicidad de Movistar vuelve con fuerzas en un arrebato de retronostalgias. Dos chiquillos que son grandes amigos se despiden. Ella viaje lejos, recorre kilómetros y cruza un río para llegar a una estancia rural. Ante de irse, el pequeñín, le ha regalado un morralito, ella al llegar lo abre y encuentra un vaso de cartón unido con hilo al que – mucha distancia de por medio- tiene la niña. Con poquísimas palabras e imágenes de gran contenido y un fondo musical impecable este comercial conmueve hasta las lágrimas.