Tomaté un momento… (por Omarly Alcina)

Tomaté un momento… (por Omarly Alcina)

Suena distinto esta frase hoy, pero no pierde su valor original, cuando la empecé a usar hace muchos años, me referia a ese momento contigo, donde te sientes y te escuchas, ese que la premura del dia a dia hacia difícil hasta de imaginar, ese que el poder de los compuestos de la Camellia Sinensis (arbol del té) hacen más accesible.

Ahora la circunstancia cambió, cada día es un eterno momento, físicamente hablando, porque en nuestra mente la carrera es aún mayor y es como un túnel opaco y muchas veces terrorífico.

Sigue el Té facilitando el camino para cambiar esta experiencia tan común y cotidiana en este momento y quiero explicarte porque.

Está hoy más claro que nunca que somos un inmenso laboratorio dirigido por la computadora más increíble que hayas imaginado, me refiero a nuestro cuerpo y nuestra mente.

Los pensamientos generan emociones y esas emociones generan consecuencias, cuando escuchamos toda la información de la Pandemia, nuestra mente corre desbocada con infinitas y terribles opciones futuras, esto genera un estado de alerta en nuestro cerebro que activa mecanismos para protegernos, ese mismo que usaba el hombre de los dinosaurios, para mantenerse vivo.

Estos químicos generados por nuestro cerebro reptiliano que tiene el control, adormecen nuestro sistema inmunológico, porque este no sirve para correr, esto en la normalidad conocida era una solución, Correr para que no te coma un depredador. Ahora los depredadores son distintos, como los virus, bacterias, cuentas por pagar, etc. Estos no se resuelven corriendo, su solución está en nuestro sistema inmunológico, por eso los estados emocionales bajos, como tristeza, depresión, angustia, ansiedad nos hacen vulnerable a enfermedades. La angustia nos nubla el pensamiento, nos pone borrosas las opciones y somos menos acertados para accionar soluciones o buenas decisiones.

Hay una sinergia entre tres ingredientes muy importante en el té, todos los que vienen de la Camelia Sinensis (blanco, verde, oolong/pulong, negro, Puerh), esto es muy importante porque solemos llamar té a todo.

Aunque todos los té se infusionan, NO todo lo que se infusiona es té.

Estos ingredientes que buscamos en este momento son EGCG, antioxidante más poderoso de la naturaleza, más potente que la vitamina C y D juntas, de muy sencilla absorción , esto importa porque el estómago es el segundo cerebro, cuando estamos estresados es el primero en afectarse.

Luego tenemos la L-Teanina, aminoácido no proteico que llega a nuestro sistema nervioso central y nos pone en ALFA, alerta, relajado, creativo. El estado que conseguimos meditando, cuando estamos de DHARMA, cuando contemplamos un atardecer o tenemos a un ser amado entre los brazos. Efecto inmediato en un té preparado perfecto, al tercer trago sonríes.
Además la L-teanina influye en los neurotransmisores cerebrales que afectan la dopamina y los niveles de serotonina que envían señales de saciedad, ayudando a reducir el apetito. Muy pero muy necesario en cuarentena.

Y TEÍNA molécula compartida con el café, es un químico de la planta que la protege de insectos, en nuestro organismo es capaz de aumentar nuestra energía, nuestro estado alerta, mejorar la concentración, activa el metabolismo, entre otras.

La diferencia con el café es el canal de absorción que tenemos para esta molécula, la grasa, el café tiene grasa y absorbemos la cafeína de forma inmediata, por esto activamos el estado Beta, ese en el que somos capaces de reaccionar para mantenernos vivos.

En el té solo hay taninos y astringentes, nada de grasa, nuestro cuerpo tiene más trabajo para absorberlo, por eso su tiempo en el cuerpo es más largo, se absorbe lentamente y esto nos permite estar libres de la exaltación.

Esto tres maravillosos ingredientes fueron los responsables de que milenariamente y aún hoy el té acompañe actividades como YOGA, MEDITACIÓN. También una herramienta indispensable en Medicina Tradicional China y Ayurveda.

Un Té frío preparado perfecto lo reconoces porque sientes que tu cuerpo se suelta, sientes los pies dentro de los zapatos, literalmente sonríes y sobre todo sientes que tus pensamientos son menos atiborrados y más fluidos.

Físicamente tu cuerpo recibe ese antioxidante que nutre y fortalece tu sistema inmunologico, ese ejercito que te protege 24 horas 365 días al año. La L-Teanina además de mejorar tu estado de ánimo, ayudarte con la ansiedad, también ayuda a bajar esos químicos que genera el cerebro por el estrés y que deprimen tu sistema inmunológico, a la vez que estimula tu creatividad y la Teína te da un impulso suave de energía, siente tu mente más clara, mejora tu foco.

El té mejora las condiciones de tu cuerpo, deterioradas por el estrés, la angustia, la ansiedad. Pero esta en tus manos aprovechar esa tregua para extender este estado, identificando tus pensamientos, haciendo conciente tu poder sobre ese maravilloso computador (CEREBRO) que comanda el super laboratorio (CUERPO) que todos somos.

Suelen preguntarme cuál es el mejor té y mi respuesta no ha cambiado los últimos 25 años, el que esté preparado siguiendo los 4 pasos de un té perfecto y que más te guste, entre más tomes, es mejor y si lo disfrutas Sorbo a Sorbo entonces potencias a mil esos beneficios en ti.

En conclusión como pocas cosas en la vida como el Té, Sabe Bien y te Hace Bien :)

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Omarly Alcina