Presencia de fuerzas federales en Portland repotencia protestas raciales

Presencia de fuerzas federales en Portland repotencia protestas raciales

Foto: Agencias

Las protestas contra el racismo y la brutalidad policial tras la muerte de George Floyd estaban perdiendo fuerza en Portland, como en el resto de Estados Unidos… cuando llegaron policías federales y todo cambió.

Más de 1.000 personas protestaron el martes de noche en esta ciudad de Oregon (oeste) en una manifestación que de nuevo terminó en enfrentamientos con las fuerzas enviadas por el presidente Donald Trump para restaurar el orden de «anarquistas y agitadores».

«¡Fuera federales!», gritaban los manifestantes, que son dispersados por los agentes del departamento de Seguridad Nacional, usando gases lacrimógenos y balas de goma.

«No pedimos estas tropas en nuestras ciudades, no queremos a estas tropas en nuestra ciudad», escribió el alcalde de Portland, Ted Wheeler, en Twitter.

Las protestas nocturnas -que comienzan con asambleas y marchas- comenzaron a crecer en tamaño luego de reportes de que oficiales federales en trajes camuflados van en autos sin identificación para detener a manifestantes.

Un video publicado en redes sociales el 12 de julio muestra a un manifestante recibiendo un disparo en la cara con una bala de goma y sangrando profusamente. Tuvo que someterse a una cirugía reconstructiva y se está recuperando, según el diario The Oregonian.

El aumento de la presencia de las fuerzas federales ha provocado críticas de legisladores demócratas, líderes locales y grupos de derechos civiles.

Una docena de alcaldes del país catalogó esta práctica propia de «regímenes autoritarios».

Pero el mandatario, que busca la reelección, parece determinado a no dar marcha atrás, endureciendo la determinación de los manifestantes.

«Derecha o izquierda, creo que aquí (…) todos nos oponemos a que el gobierno federal se apodere de nuestras calles», dijo Carlos, un manifestante negro que marchó el lunes pasado y que pidió ser identificado solo por su primer nombre. «Cuando envías tropas federales aquí, estás enfureciendo a toda la región».

 

 «¡Permanezcan unidos!»

Tal vez la imagen más surrealista de estos días de protesta fue la de una mujer desnuda -apodada «Atenea desnuda»- que solo llevaba un sombrero y una máscara facial hace varias noches frente a la policía, que respondió disparando gas a sus pies.

La mujer no identificada realizó algunos movimientos de ballet y se sentó brevemente en el suelo, frente a una línea de oficiales, antes de desaparecer.

Un grupo de mujeres apodadas «Muro de las Madres» también se ha unido a las protestas en los últimos días cantando: «Federales manténgase alejados… Las madres han llegado».

En la marcha del lunes, Teal Lindseth, una chica negra de 21 años, animaba a la multitud con un megáfono.

«¡Dime cómo luce la democracia!», lanzaba la joven. «¡Así luce la democracia!», respondía la gente. Es un grito que ha retumbado en todo el país durante estas protestas del movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan) tras la muerte de Floyd, asfixiado por un policía blanco que lo había detenido.

Fuera de la comisaría central, los manifestantes agitaron sus teléfonos móviles mientras Lindseth los guiaba en una interpretación de «We Shall Overcome» («Venceremos»), una canción de protesta que se convirtió en un himno del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos.

Pero como el martes, la marcha del lunes también terminó en enfrentamientos cuando un pequeño grupo se dirigió al tribunal federal y trató de quitar la valla alrededor del edificio.

Agentes federales comenzaron a lanzar gas y disparar balas de goma para dispersar a la multitud.

Un manifestante enmascarado lanzó improperios a los agentes, mientras que otros regresaban las bombas lacrimógenas.

«¡Permanezcan juntos, permanezcan unidos!», se animaban.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

 Agence France-Presse