Los trucos y las supersticiones de las abuelas que nunca fallan

Los trucos y las supersticiones de las abuelas que nunca fallan

Los trucos y las supersticiones de las abuelas que nunca fallan. Imagen referencial

Sin duda alguna nuestras abuelas son una gran fuente de sabiduría, además de ser las más queridas en casa porque cocinan sabroso, son consentidoras al mil por ciento y un libro abierto de experiencias

Aunque las abuelitas estén llenas de trucos y supersticiones, ellas te pueden ahuyentar desde la mala suerte, visitas que no toleras, hasta atraer el amor de tu vida y llevarte directo al altar.

Es por eso que Noticia al Día te presenta, esas frases tan típicas y populares de las abuelitas que nos harán recordarla hoy, mañana y siempre, no obstante también diversos tips, que aunque no lo creas funcionan a la perfección.

A continuación las supersticiones más raras, pero a su vez cómicas y que según las “Abuelitas” son verdades.

“No me entreguéis la aguja en las manos”: esta famosa frase de las abuelas significa que el entregar agujas en las manos es sinónimo de conflicto.

“No vayas a pedirle sal a Josefina, agarra un sencillo y se la compráis”: para las abuelas es un mito de mala suerte ir a pedirle sal a los vecinos, es mejor comprarla con algo mínimo, ya que para ellas eso es sinónimo de atraer problemas entre ambas personas.

“Recogé esa cartera del suelo que se te van los cobres”: esta famosa frase se refiere a que colocar la cartera en el suelo atraía la escasez de dinero.

“Poné la escoba detrás de la puerta boca arriba”: este ritual es muy popular porque espantaban las malas energías, las visitas no deseadas y hasta los malos espíritus.

“La sábila en la entrada de la casa”: Tiene que ponerse en la entrada de la casa o habitación y asolearla unas horas al día. Algunos cuelgan la raíz de una planta de sábila al lado derecho de la puerta de la casa o del negocio con un lazo rojo para protegerse de la influencia de energías negativas.

“Si te pica la mano empuñala que vienen cobres”: esta creencia es muy popular y todo depende de cual mano, si es la derecha, es un dinero inesperado y si es la izquierta es platica que tienes que pagar.

“Si escucháis en el techo ruido de madrugada no salgáis”: eso según nuestras protectoras es que andan las brujas volando, lo que tenéis que hacer es poner sal arriba del techo, y al otro día la bruja que andaba volando es la que te va a pedir sal.

“Ve vos agarráis y le decís a la señora María que te ponga la pulsera roja de siete nudos y santo remedio”: las pulseras rojas de siete nudos es un amuleto de protección contra la energía negativa muy poderoso. … Cada uno de los siete nudos simboliza una dimensión espiritual que influye en nuestra realidad. Mientras que el color ojo se relaciona con la advertencia del peligro.

“El vaso de agua debajo de la cama”: para espantar las malas vibras, yo que te lo digo que no falla.

“Lo peor que podéis hacer en tu vida es regalarle zapatos al chamo que te gusta”: Al parecer, darle zapatos a tu enamorado como regalo, hará que camine hacia otra persona ¡y te deje! después no digáis que no te avisamos.

“Ya sabéis cuando vayas a brindar mírale a los ojos a la persona”: Mientras estés brindando con alguien, no olvides mirarlo, porque vas a pasar después varios años teniendo sexo mediocre y aburrido.

“No dejéis que te barran los pies te empaváis y después no te casas”: para las abuelitas esto es lo peor que le puede pasar a alguna chica, que en medio de los quehaceres de la casa, alguien le pase la escoba o cepillo de barrer por sus extremidades inferiores, esto solo impedirá que la joven en cuestión alcance casarse con su prometido.

“Muchacha no abras ese paraguas adentro de la casa estay loca”: Resiste a la tentación de hacerlo, pues varios años de mala suerte podrían estar esperándote, dicen las abuelas.

“Tenéis el pelo pasmado no te crece, te tengo un truco, vos venís y te cortáis un poquito en luna llena para que te salga bastante y otro poquito en luna creciente, y el pelo se te va poner como la de la película esta que vivía encerrada en una torre, la Rapunzel«: haz la prueba y nos comentas si es cierto o no.

“Pedile a San Antonio y te concede al novio, pero ponelo de cabeza, sino no te hace el milagrito”: Eso dicen las abuelas latinas: si quieres pareja, pon una estatuilla del Santo invertida, y listo, encontrarás a tu media naranja.

“Soñar que se te caen los dientes”: Significa que alguien de la familia o conocido morirá, al igual que soñar con matrimonio, también lo relacionan con el fallecimiento de alguien cercano.

“Si se cae una cuchara viene una mujer” y si “se cae un cuchillo viene un hombre, y si se cae un tenedor bueno… ya te imaginas quien será”: por si acaso es bueno que estés atento a cuando ocurran estos accidentes domésticos.

“No entierren al muerto con zapatos porque se lleva al familiar más cercano”: Esta es otra creencia que debemos respetar por si acaso.

“Cuando el velorio sea en una casa tiene que poner la urna apuntando con los pies para la puerta, y cuando se lo lleven, que el carro fúnebre te espere en la esquina, sino el muerto no se va, queda esa alma en la casa”: esta medida no es solo aplicada por las abuelitas, sino por algunas culturas que despiden al difunto con los mayores honores, para que se vaya tranquilo y en paz.

Es algo parecido a lo que dice la gente que cuando una persona muere con los ojos abiertos es porque habrá otro muerto o tal vez porque no se resigna a irse.

Las abuelitas también contaban sus historias de los sueños, es decir si soñabas con un difunto inmediatamente se iban a la lotería más cercana y se jugaban e triple con el número 47 y si en el sueño esa persona te habla, juega el 48.

No obstante, ellas decían que a través de los sueños también podrían ver ciertas cosas a futuro por ejemplo: si soñabas con muchas culebras, eso es conflicto problemas o mejor dicho brollo, y también depende del sueño, porque si la culebra te ataca, te verás muy envuelto en ese problema, pero si logras matarla saldrás vencedor antes cualquier discusión o indiferencia.

Ya sabéis si queréis que “Fulanito” ese hombre que te gusta caiga rendido a tus pies, tenéis que usar por siete días la misma ropa interior que llevaba puesta cuando te fuiste a la cama con él.

Hoy en día muchas de estas supersticiones nos pueden llegar a parecer incluso algo ilógico, y fuera de lo común, pero por muchos años de seguro que nos las creímos en el momento, pero aún existen personas, o mejor dicho “abuelitas” que sigue dándolas por cierta.

Cabe destacar que las abuelas son verdaderamente extravagantes, pero algunas se han podido conservar a través de los años y van pasando sus recomendaciones de generación en generación, pero nuestras abuelas  eran sabias y al parecer tenían una superstición por cada situación que pasaba y la solución para enfrentarlas.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Hannabelle Urdaneta

Noticia al Día