Los hilos que se mueven para que Lehder revele los secretos de Escobar

Los hilos que se mueven para que Lehder revele los secretos de Escobar

Para algunos, el capítulo criminal del exnarcotraficante Carlos Lehder Rivas quedó clausurado luego de que Alemania accedió a recibirlo, tras pagar 33 años de cárcel en Estados Unidos.

El 16 de junio, un día después de obtener su libertad, se esfumó en el aeropuerto de Fránc-fort, escoltado por miembros de una ONG que le tramitaron una especie de visa humanitaria y una ubicación secreta.

Y, aunque el registro mediático sobre su pasado, excentricidades, narcobienes y confesiones ante la justicia de Estados Unidos ya bajó, EL TIEMPO estableció que se están moviendo hilos judiciales y políticos para impedir que Lehder siga callando verdades claves sobre los crímenes y cómplices del sanguinario cartel de Medellín.

En 24 horas, el senador Rodrigo Lara Restrepo, hijo del asesinado exministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla, le pedirá oficialmente a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que lo acepte como víctima del conflicto y proceda a buscar una declaración de Lehder.

El senador ya le había pedido a la fiscalía 69 especializada que vincule al excapo en el caso del magnicidio de su padre, ocurrido el 30 de abril de 1984 y declarado de lesa humanidad en 2012, lo que le da carácter de imprescriptibilidad.

Según los expedientes, la orden de ejecutar al ministro Lara –luego de que desenmascaró a Escobar y a sus socios en el Congreso– la impartió la cúpula del cartel, de la cual eran parte Lehder y Gonzalo Rodríguez Gacha, alias el Mexicano.

El propio Lehder admitió que felicitó a Escobar y Rodríguez Gacha por el crimen. Y agregó: “Bonilla (sic) fue fusilado por el pueblo. Porque la voz del pueblo es la voz de Dios, y la mano del pueblo es la mano de Dios”.

“Por medio del presente escrito solicitamos a usted que, atendiendo a las diversas líneas de investigación que se han seguido, proceda a ordenar la vinculación, mediante indagatoria, del señor Carlos Enrique Lehder Rivas, reconocido líder y miembro del grupo criminal denominado ‘cartel de Medellín’, quien, según recientes noticias, fue enviado de Estados Unidos a Alemania luego de cumplir la pena que se le impuso en aquel país”, se lee en un documento que Lara y su abogado le enviaron a la Fiscalía.

En el juicio contra el dictador panameño Manuel Antonio Noriega, el ahora excapo también entregó información relevante, que le permitió quitarse de encima una cadena perpetua y 80 de los 135 años a los que fue condenado.

En ese escenario dio nombres de al menos un mandatario y de varios políticos de Centro y Suramérica que –según él– fueron cómplices del narcotráfico (ver recuadro). Además, Lehder estuvo a cargo de la narcoflotilla de la mafia y conoce los secretos de Tranquilandia, el laboratorio de coca más grande, desmantelado en los 80.

Por eso, el senador de Cambio Radical ha ido más allá e incluso ha hecho consultas sobre la situación legal del excapo y se ha movido hasta en Alemania.

Este diario estableció que Heike Hänsel, vicepresidenta de la bancada del partido socialista Die Linke en el Parlamento alemán, está indagando sobre el caso Lehder ante su gobierno. De hecho, ya lo exhortó a explicar por qué le habían dado protección a una persona que fue parte de una de las estructuras criminales más sanguinarias.

Hänsel no es ajena a Colombia. Ha estado ligada al país en torno a iniciativas que buscan aumentar la presión internacional para que el Gobierno siga implementando los acuerdos de paz y a la JEP. Incluso, la parlamentaria estuvo en una de las zonas de transición –en la vereda La Elvira– en Cauca.

EL TIEMPO tiene en su poder una carta, fechada el pasado 30 de junio, en la que el Gobierno alemán le advierte que “en lo que respecta a la protección de los derechos de las personas, el gobierno federal no puede hacer ninguna declaración sobre casos individuales específicos”.

Y le aclaran que, “por principio, Alemania está obligada a conceder la entrada a sus propios nacionales (Lehder tiene nacionalidad alemana por el origen de su padre), incluso en el contexto de una deportación”.

De hecho, ante la posibilidad de que Lehder entregue declaraciones a la Comisión de la Verdad, Alemania anota que estas son voluntarias y pueden hacerse dentro de ese país.

EL TIEMPO obtuvo evidencia de que la cédula de Lehder sigue vigente en la Registraduría. Ahora, el senador Lara anda indagando si el excapo renunció o no la nacionalidad colombiana.

La información resulta relevante en caso de que la Fiscalía –que evalúa el caso– encuentre asidero legal para pedir sus declaraciones e incluso su extradición.

En noviembre de 1991, Carlos Lehder testificó en contra del exdictador panameño Manuel Antonio Noriega. Ante la justicia de EE. UU., dijo que Noriega era ficha del cartel de Medellín desde que oficiaba como jefe de inteligencia militar. Incluso, en el juicio alegó haberle donado un avión al entonces ministro de Defensa cubano, Raúl Castro, por permitir que los vuelos con coca usaran el espacio aéreo de la isla.

Lehder dijo también haber cerrado el trato con Fidel Castro, en 1982. Habló de políticos colombianos y mencionó al gobierno de Nicaragua de entonces como uno de los que colaboraron con el transporte aéreo de coca.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

El Tiempo