La verdadera historia detrás de La Macarena ¿Sabías que una venezolana inspiró la canción y qué pito toca Carlos Andrés Pérez?

La verdadera historia detrás de La Macarena ¿Sabías que una venezolana inspiró la canción y qué pito toca Carlos Andrés Pérez?

Andrea Paz relata para el portal https://culturacolectiva.com/ la verdadera historia de la canción muy popula en los 90′ La Macarena. Los hermanos del Río conocieron a la venezolana,Diana Patricia Herrera en los actos del entonces Presidente, Carlos Andrés Pérez.

Tal como lo vimos en Midnight in Paris, casi por naturaleza siempre estamos deseando pertenecer a otro tiempo, uno que no es el nuestro sin importar que sea pasado o futuro. ¿Recuerdas que cuando eras niño y la mayor parte de tus pensamientos se concentraban en cómo serías de grande? Pues bien, hoy que somos adultos recordamos nuestra niñez muchas veces anhelando volver a ella como resultado del desencanto que tiene el crecer y enfrentarte a la vida adulta y a eso que le llaman madurar.

“Madurar” o “ser grande” empieza con los sinsabores de saber que los Reyes Magos no existen y tampoco el ratón de los dientes; con aceptar que no puedes comer todos los días una bolsa de papas con salsa y dulces a cualquier hora del día. Una vez superado todo lo anterior haz perdido mucho de la hermosa inocencia que te hace feliz día con día para entonces perderla por completo cuando sabes que el amor no es para siempre y peor aún, te das cuenta que las guerras y la violencia son el mejor negocio de la humanidad.

Como resultado de toda la nostalgia de haber vivido o no los tiempos que ya se fueron las modas regresan; no es coincidencia que nosotros, millennials que nos estamos apoderando del mundo a través de las redes sociales estemos gozando de la segunda parte de los 90, sí, de la segunda parte porque éramos unos pequeñuelos cuando pasamos por su primera ronda y para muestra esta vez no hay un botón, sino una canción: “La Macarena”.

Aunque hoy seas de esos “chavos cool” que escuchan música que aún no está en Spotify y de bandas con nombres impronunciables, en lo más profundo de tu ser viven esas estrofas que dicen “dale a tu cuerpo alegría, Macarena”, mismas que salen a flote con unos cuantos mezcales previos. Pues bien, así como superaste el plantón indefinido de los Reyes Magos, esta vez tendrás que enfrentarte a la verdadera historia de esa chica que causó revuelo en los 90, a Macarena.

La canción es creación original del dúo Los Rel Río: Antonio Romeo Monge y Rafael Ruiz de origen español. Se inspiraron en un viaje que hicieron a Venezuela en el que concieron a una hermosa bailarina de flamenco llamada Diana Patricia. Cuando la canción se convirtió en un éxito, se hizo conocida en Venezuela como «Macarena». Éste fue su primer y único éxito.

Sacaron el nombre de «La Macarena» porque en Sevilla hay un poblado que lleva el mismo nombre, contrastántemente, Macarena es un nombre femenino que significa «Madre de Dios» y la canción habla de una chica que engaña a su novio -y no sólo con otro hombre, sino con varios- quizá para causar revuelo moralino.

Macarena es en realidad la novia de un recluta reciente al Ejército español llamado Victorino pero es tentada por los amigos de su novio porque tiene una debilidad por los hombres con uniforme, la buena vida y por la vida fuera de Marbella:

“Macarena sueña con el corte inglés

y se compra los modelos más modernos

le gustaría vivir en Nueva York

y ligar un novio nuevo”

la macarena

La canción fue grabada en 1992 y lanzada en radio en 1993 como una rumba y después tuvo 6 versiones. En 1996 se estableció un récord mundial de “Baile en grupo” cuando una multitud de 50.000 personas bailaron “La Macarena”, en el Yankee Stadium en Nueva York. La canción también batió récords al permanecer en el 100 del Chart Hot durante 62 semanas. En 1997, la canción había vendido 11 millones de copias.

Finalmente, aunque la historia de la canción no sea un hecho transgresor para la música, es el claro reflejo sobre el fenómeno del One Hit Wonder, esa canción que no importa lo que diga siempre y cuando tenga un ritmo lo suficientemente pegajoso y letra sin sentido, pues su único objetivo es abarrotar las pistas de baile y las estaciones de radio.

Hoy vivimos también el declive de esos artistas de fama mundial gracias un solo tracks gracias a la evolución del negocio de la música, a los distintos impulsos que recibe un artista a través de plataformas digitales, redes sociales y sobre todo a la forma de consumo de la amplia gama de propuestas, pues nos hemos desatado de la dictadura musical que significaron las estaciones de radio años atrás.