En la urbanización La Victoria le temen más al hampa que al Coronavirus

En la urbanización La Victoria le temen más al hampa que al Coronavirus: “Robacasas” desafían a la autoridad, la noche y a la cuarentena

Vecinos de las urbanizaciones La Victoria dijeron estar dispuestos a tomar medidas radicales para enfrentar a grupos de delincuentes que parecieran tener un “salvoconducto” por la manera como se desplazan tranquilamente por las diferentes etapas de ese complejo habitacional sometiendo a familias enteras dentro de sus hogares.

En comunicación con NAD, varios jefes de hogares dijeron que le temen más a esas bandas de asaltantes que al propio Coronavirus. Aseguraron que en los dos últimos meses delincuentes se han introducido en al menos diez residencias, sólo en la segunda etapa de la urbanización.

Marcos González, uno de los agraviados, informó que hace 15 días se le metieron en su casa durante la madrugada y le desvalijaron el carro. “Esa gente (los delincuentes) al parecer usan cloroformo y lo riegan en los aires acondicionados que están encendidos para quienes estén dentro, se queden profundamente dormidos y de esa manera ellos puedan cometer los robos con tranquilidad”, reveló.

Otra vecina de la segunda etapa de La Victoria, quien dijo llamarse Raiza Zambrano, comentó que no se explica cómo en medio de tantos protocolos de seguridad por la pandemia se producen esos robos continuos. “Si nadie puede circular después de las dos de la tarde cómo es posible que  el hampa lo haga. Y es que tienen que andar en algún vehículo pues hace tres días “mudaron” a una señora de su casa, se le llevaron casi todos sus corotos y eso tuvieron que embarcarlos en un carro. No se van a llevar una nevera, un aire acondicionado o una lavadora en el hombro. Por eso necesitan un vehículo….y la policía donde está. Como permiten que esos delincuentes circulen. Si es a mí que me toca ir de madrugada a una farmacia me ponen presa”, dijo la dama llena de indignación.

Otros residentes de esa zona contaron cantidad de asaltos a residencias que allí se han producido en estos largos días de confinamiento. “Yo estoy seguro que ese virus no me va a matar porque no salgo de la casa, pero la delincuencia si lo puede hacer. Casi no duermo de madrugada. Me levanto a cada rato. Me asusto al sentir un carro y más aún cuando pasa frente a la casa porque estoy casi seguro que son delincuentes que van dentro, muy tranquilos, desafían a la autoridad, la noche y la cuarentena”, dijo Desiderio Hernández, otro habitante de la segunda etapa de La Victoria.

Todas estas personas solicitaron a las autoridades policiales responsables de esa área, que la cuarentena radical se cumpla, pero que sea al hampa a la primera que dejen encerrada en su casa y no le permitan hacer desastres en humildes hogares como lo están haciendo en esa urbanización.

Noticia al Día