El hijo rapero que Diomedes Díaz tuvo con la mujer de Joe Arroyo

El hijo rapero que Diomedes Díaz tuvo con la mujer de Joe Arroyo

El hijo rapero que Diomedes Díaz tuvo con la mujer de Joe Arroyo. Foto: Agencias

Mary Luz Alonso fue la primer mujer de Joe Arroyo, quien lo conoció cuando era un humilde joven de Cartagena con aspiraciones de convertirse en un gran artista, su compañera inseparable de luchas y con quien tuvo dos hijas. Tras 20 años de matrimonio tomaron rumbos diferentes por una supuesta traición, difícil de superar.

Sin embargo, en uno de los viajes de Joe a Miami, por amistades en común, conoció a Jacqueline Ramón muy cercana al gremio musical.

Jacqueline Ramón nació en Estados Unidos pero sus padres  eran colombianos y tenía una carrera de empresas familiares en crisis. Mientras Joe se derrumbaba por su separación con Mary Luz, ella fue su paño de lágrimas y terminaron por casarse, una salida de Joe para olvidar a su único amor. La mujer tenía a Edwin, un hijo de su anterior matrimonio y a Christopher quien nunca contó quien era su verdadera padre. Siete años después de conocerse, Joe moriría a sus 55 años en una clínica de Barranquilla a causa de una afección pulmonar, renal y cardíaca.

Pero este no fue el punto final entre la historia entre Joe y Jacqueline. Tras la muerte de Joe, el periodista Mauricio Silva publicó un libro llamado ¿Quién mató a Joe? una recopilación de testimonios de familiares y allegados del cantante, entre ellos su pianista. En esta publicación hizo una escandalosa confesión que desataría una rebelión: uno de los hijo de Jacqueline que fue criado por Joe Arroyo era hijo, nada más y nada menos, que de Diomedes Díaz con quien la mujer de Joe tuvo una aventura.

Jacqueline y Diomedes se habrían conocido en uno de los toques del artista en Miami. La historia fue fugaz y así como empezó, terminó pues El Cacique regresó a Colombia y perdieron contacto. Cristopher, ‘Kiko’ como lo llaman, nunca conoció a su verdadero padre pero fue Joe quien representó una figura paterna para él. El joven resultó ser lo opuesto a Diomedes Díaz, se ha labrado una carrera en Miami, pero muy lejos del vallenato, su gran pasión es el rap y hip hop.

‘Kiko y su calle’, como es conocido en Miami, tiene 50 tatuajes y dos de esos son dedicados a su padre de sangre y su padre de crianza. Tal vez en sus 8 dientes de oro se refleja el estilo de su padre. Pero quien le dio brindó atención, compresión y lo llevó a emprender una carrera musical fue Joe Arroyo.

Kiko asegura “De él aprendí a querer la música, a abrazarla y a amarla como si fuera una hembra”.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Las Dos Orillas