Ser periodista en Venezuela, el esfuerzo detrás de la noticia

Ser periodista en Venezuela, el esfuerzo detrás de la noticia

Foto: NAD

Ser periodista en Venezuela es una labor titánica, como ya lo es para otras de las profesiones, pero en especial esta que se debate junto al tiempo y la verdad.

Este 27 de junio se conmemora un año más de la publicación del primer periódico del país, denominado el Correo del Orinoco.

Irónicamente hoy el periodismo está sin papel, algunos siguen en sus raíces, otros han migrado a la tecnología, pues así el presente lo demanda. El periodismo televisivo no está muy alejado de la realidad, pues pocos son los noticieros que aún sobreviven a los cambios, ellos también han buscado otro lugar, y la ventaja es que son más directos y cercanos pues un teléfono de última generación te aproxima a la noticia, incluso el que no es periodista de una forma es protagonista de ella.

Pero lejos del conocimiento empírico, las ganas de informar de forma improvisada están quienes hacen el tratamiento de la noticia, y al momento de un hecho se van a un universo paralelo en el que omiten su alrededor y por unos segundos ordenan la información, le dan estructura a lo que ven, escuchan y tocan para darle nacimiento a un titular, ese que tiene la responsabilidad de responder tantas interrogantes en unos pocos caracteres y por los que han sido señalados unos tantos, aplaudidos otros y ofendido tantos.

El periodismo en Venezuela no es solo pararse frente a una cámara con un micrófono y sonreír, tampoco el hacerlo detrás de una pantalla a usar control c y control v, tampoco es para hacer una llamada y agradecer “un favor” que es obligación de los gobernantes. Mucho menos cursar la carrera queriendo usarla de trampolín para ser modelo, actor o cantante, pues esas profesiones tienen sus propias escuelas.

Ser periodista en Venezuela es correr detrás de la notica o acelerar aún más el paso para no serla. Las infinidades de problemáticas del país intervienen en el proceso de información, fallas en el servicio eléctrico e Internet evitan en algún momento la inmediatez con el público y por ende el corte de la información, pero el esfuerzo y el compromiso se unen, para ser responsable y cumplir, porque informar siempre ha sido un deber.

Ser periodista es adeudo con la verdad, es la luz que ilumina la oscuridad de los temas ocultos, es desprenderse de tu propia cotidianidad y hacer de esto una forma de vida. Ser periodista en Venezuela es acostarse después de todos y despertar antes que los demás, para que cuando ellos lo hagan ya tengan para leer un titular.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día