Se cumplen cuatro años de la muerte de Muhammad Ali, el mejor boxeador de todos los tiempos

Se cumplen cuatro años de la muerte de Muhammad Ali, el mejor boxeador de todos los tiempos

Muhammad Ali

El estadounidense falleció el 03 de junio del 2016 a sus 74 años. Foto: Agencias

El mundo del boxeo como el deporte mundial lloró hoy hace cuatro años la muerte de Muhammad Ali, el mejor boxeador de todos los tiempos.

El boxeador estadounidense falleció el 03 de junio del 2016 a sus 74 años en un hospital de Phoenix, Arizona debido a un choque séptico provocado por causas naturales

Ali, nacido con el nombre de Cassius Clay en 1942, fue un negro golpeado por las humillaciones cotidianas de la segregación, criado en un mundo en el que los miembros de su raza debían mantener la cabeza baja, obedecer y evitar los conflictos. Él proclamó su identidad con orgullo.

Fue un deportista locuaz que exhibía su ego sin modestia: “¡Soy el más grande! Soy el rey del mundo”. Un activista más cercano al estilo desafiante de Malcolm X que al ecumenismo de Martin Luther King en la defensa de los derechos civiles. Un héroe deportivo que se convirtió a una religión extraña para la mayoría de sus conciudadanos. Influido por las enseñanzas del grupúsculo Nación del Islam, adoptó el nombre de Muhammad Ali y él mismo, descendiente de esclavos, eligió su propio nombre y religión. «No quiero ser lo que vosotros queréis que sea”, decía.

Su inicio como profesional

Inició su carrera en el boxeo gracias a un oficial de policía de Louisville. A la edad de doce años cuando un ladrón le arrebató su bicicleta, corrió a denunciar lo ocurrido al policía, Joe Martin -quien se encontraba en el Gimnasio Columbia de la ciudad de Louisville, del cual estaba a cargo-, al ver que el niño entre lágrimas amenazaba con golpear al ladrón le recomendó aprender a boxear antes de meterse en cualquier pelea. Pasado un tiempo Cassius quedó encantado con el gimnasio y, tras su primera pelea, en la que terminó bastante maltratado, empezó a entrenar con más empeño bajo la instrucción del mismo Martin.

Su primera victoria en el mundo del boxeo profesional fue el 29 de octubre de 1960, en una pelea contra Tunney Hunsaker. Esta victoria sólo fue la primera de muchas, en los siguientes tres años consiguió el record 19-0, en donde 15 fueron por knockouts.

Sus peleas más memorables fueron contra Sonny Banks, Alejandro Lavorante y Archie Moore. Sin embargo, también enfrentó leyendas como: Tony Esperti, Donnie Fleeman, Alonzo Johnson, Willi Besmanoff, Jim Robinson, Duke Sabedong y Lamar Clark, entre otros.

 

Muhammad Alifue suspendido del boxeo por no ir a la guerra

 

Su oposición a la guerra del Vietnam no fue sólo retórica: rechazó el reclutamiento obligatorio y fue sentenciado a cinco años de prisión. Eludió la cárcel pero perdió el derecho a boxear.

En 1971 pudo regresar al cuadrilátero, donde participó y venció en dos combates extravagantes y legendarios: el Rugido de la selva en Zaire (actual República Democrática del Congo), en 1974 contra George Foreman; y, al año siguiente, en Manila (el combate conocido como Thrilla in Manila), contra Joe Frazier. Su última pelea fue el 11 de diciembre de 1981 en Nassau; y perdió contra Trevor Berbick.

Ali fue el primer boxeador en conquistar cuatro veces el título mundial de peso pesado de la Asociación Mundial de Boxeo (1964, 1967, 1974 y 1978). Muhammad también ganó medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Roma 1960.

A principios de los ochenta se retiró y poco después los médicos le diagnosticaron el Parkinson. Viajó en misiones humanitarias a Líbano, a Cuba, a Afganistán, a Sudáfrica.

Puedes leer: Muhammad Ali, sobre el racismo en EEUU hace casi 50 años: «¿Por qué Tarzán, rey de la jungla en África, es blanco?»

Ali,quien padeció durante largo tiempo el mal de Parkinson, no era estrictamente un político, ni un activista, pero su influencia fuera del cuadrilátero desborda la de cualquier otro deportista de su tiempo. El impacto de sus gestos —su conversión al Islam, su rechazo a luchar en Vietnam— es comparable al de los discursos de Martin Luther King, o las manifestaciones masivas contra la guerra. Ali es un espejo, incómodo muchas veces, pero afinado, de los Estados Unidos de su tiempo.

Pese a el declive de su salud, hasta el final no dejó de intervenir en el debate público. Muhammad Ali terminó su carrera con récord de  56 victorias, 37 de ellas por nocaut y 19 derrotas.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Noticia al Día