La historia de Yaxury y el doctor José Gregorio Hernández

«¡Quédese tranquila, todo saldrá bien!»: La historia de Yaxury y José Gregorio Hernández

José Gregorio Hernández obró de forma milagrosa sobre Yaxury en 2017/ Ilustración: Argelia Nuñez

Era el 10 de marzo de 2017. Un día que para cualquiera podría ser uno más igual que el otro, pero no para la madre de Yaxury Solórzano Ortega. Su hija, de tan solo 10 años, se debatía entre la vida y muerte, luego de recibir un balazo de escopeta en el cráneo que le hizo perder masa encefálica, varios huesos y tanta sangre que no podía ni ser intervenida quirúrgicamente.

Nadie daba esperanzas. Devastada, la madre de la niña, elevó sus plegarias del venerable Dr. José Gregorio Hernández. Le pidió que intercediera ante Dios por la vida de su hija. De pronto, asegura haber sentido la presencia del también llamado médico de los pobres, así como una mano en el hombro y una voz que le dijo: “¡Quédese tranquila, todo saldrá bien!”.

La mujer, fiel católica, aseguró que una paz embargó su alma. A pesar de que los mejores especialistas realizarían una intervención con un pronóstico tan reservado que nadie aseguraba la vida. Cuando mucho, una salvación con grandes discapacidades físicas.

Esta historia comenzó en el caserío Coveras, municipio Guayabal del estado Guárico, a tres horas de San Fernando de Apure. Yaxury viajaba en una moto junto a su padre cuando fueron interceptados por un grupo de delincuentes para robarlos. El papá giró la moto para huir, pero los antosicales hicieron tiros y la niña recibió un disparo de escopeta con múltiples perdigones detrás de la oreja (región occipital derecha del cráneo).

La madre escuchó el disparo desde la distancia. Corrió y se encontró con una aterradora escena: Yaxury estaba mortalmente herida en el piso. En el casería donde viven no había formas de atenderla y la llevaron hasta la población Guayabal y de allí al Hospital Pablo Acosta Ortiz (HPAO) de San Fernando, a tres horas de distancia.

Luego, fue trasladada a un centro de salud privado para poder ser intervenida quirúrgicamente. “La recibimos en quirófano. Estaba entubada y bajo efectos de los sedantes. Practicamos la cirugía de control de daños y retorno al HPAO. El milagro se comienza a evidenciar cuando a la semana tanto la mamá como la hija se presentan en mi consultorio. Yaxury caminaba sonriente, sin complicaciones”, relató Alexander Krinitzky Pabón, especialista que presidió la cirugía junto a su equipo médico.

Yaxury Solórzano Ortega había sido sometida a una operación delicada que, según expertos en el área médica, no le salvaría la vida o en el caso de sobrevivir, debido a las graves secuelas quedaría con graves discapacidad en la motricidad, en lo lingüístico, en la memoria y hasta con pérdida de la visión. Pronosticaban que quizás podría mejorar, lentamente, en la movilidad, solo con la asistencia de un equipo multidisciplinario y con mucha terapia.

Sin embargo, esto no fue necesario. Para el asombro de todos Yaxury, a los pocos días de la operación, mejoró satisfactoriamente sin complicaciones médicas. Increíblemente, no sufrió secuelas neurológicas. Fue dada de alta a los 20 días del hecho totalmente sana, caminando, hablando fluidamente y viendo sin dificultad.

Después de un año, la madre de la niña le comentó al doctor Krinitzky sobre su petición a José Gregorio Hernández, la sensación de su presencia, la mano en el hombro y la voz que le habló. El médico recibió una llamada de un miembro del tribunal eclesiástico solicitándole la primera tomografía realizada a la niña antes de la cirugía. Pero había un problema: ¡El examen estaba extraviado!.

“Había buscado por todos lados. En la clínica, en el hospital, en el consultorio, en la casa, en el vehículo y ese CD no aparecía”, dijo el médico, quien relató que el representante de la iglesia fue enfático en que esa placa de rayos X era crucial para probar un milagro de José Gregorio Hernández: “Me dijo, palabras más, palabras menos, que sin ese estudio no era probable que el caso avanzara. Le dije que retomaría la búsqueda”, contó Krinitzky.

La intervención del médico de los pobres no se quedó solo en la salvación de la vida de Yaxury Solórzano Ortega. El especialista que había participado en la intervención de la niña relató que en ese momento se encontraba remodelando su casa. Un día mientras se afeitaba mirándose al espejo bromeó: “José Gregorio mete tu mano por favor para que aparezca esa tomografía, mira que a ti te conviene”. Casi de inmediato su esposa abrió la puerta del baño con cara de asombro. Los dos pequeños hijos de la pareja acababan de encontrar una caja de escombros y en ella: ¡La tomografía perdida hacía más de un año!

Lea también: Comisión de Médicos en Vaticano avala milagro del Dr. José Gregorio Hernández

El caso fue tomado por la Vice Postulación de la Causa de Beatificación y Canonización del Venerable Dr. José Gregorio Cisneros. El hecho fue calificado como inexplicable por el tribunal eclesiástico. Otra tomografía demostró que la niña tiene la lesión en el cerebro por la que debería presentar discapacidad y, sin embargo, se encuentra totalmente asintomática, sin secuela alguna.

Este jueves, 9 de enero, una noticia ha emocionado a toda Venezuela: La Comisión Médica del Vaticano se reunió en Roma y calificó de inexplicable científicamente la sanación de la niña Yaxury Solórzano Ortega, ahora de 13 años.

Esto, de acuerdo a palabras textuales de monseñor Tulio Médina, vicepostulador y opispo Auxiliar de Caracas pone a José Gregorio Hernández a un paso de su beatificación: “¡Estamos por muy buen camino! ¡Sigamos orando! ¡Ahora tenemos que esperar la consulta teológica y la plenaria de cardenales y obispos que se realizarán en los meses venideros!”, expresó en un comunicado.

La niña que hoy debía estar muerta o gravemente discapacitada estudia en el Colegio Casa Hogar San Fernando, en la capital apureña y lleva una vida normal. Solo el santo de los pobres pudo convertir una tragedia en un milagro. El Venerable tenía razón en sus palabras a la devastada madre: «¡Quédese tranquila, todo saldrá bien!». Esta es la historia de Yaxury y José Gregorio Hernández.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Maidolis Ramones Servet

Noticia al Día