La corona de Neguito (Javier Sánchez)

La corona de Neguito (Javier Sánchez)

La pandemia está causando que la vida cotidiana y los sistemas que abarcan el trabajo, la educación y las finanzas se hayan paralizado, influyendo en casi todos los aspectos de la vida humana, no así en muchos artistas de todos los géneros que los motiva a llevar esperanzas a través de sus cantos y composiciones.

Recordemos que el sonar de las gaitas nos traslada a la época decembrina, con la alegría y unión que representa cada festividad, pero con el paso del tiempo muchos gaiteros mantienen la tradición de interpretar este ritmo no solo en tiempos de navidad sino todo el año, cruzando las fronteras para escucharse en distintos países con la participación de reconocidos artistas de otras latitudes que han sido invitados para resaltar nuestro folclor, como es el caso del cabimero Abdénago Borjas (Neguito) quién con su último album, el que para muchos es una joya musical, lo corona definitivamente como un reconocido artista internacional.

El llamado Cabimero recoge a un buen número de estrellas entre los que destacan Noel Schajris, Fany Lu, C4 Trío, Milly Quezada, Oscar D’ León, Gilberto Santa Rosa, entre otros que hacen sus propias interpretaciones de éxitos de este reconocido cantautor que ha popularizado muchas de sus gaitas dentro y fuera del país.

Para Neguito, el objetivo principal fue romper fronteras con este excelente trabajo, pero en realidad con el que logró romper barreras, fronteras, corazones, alma y llenar de lágrimas los ojos de miles de zulianos fue con su hermosa creación que compuso e interpreta junto al majestuoso Ricardo Cepeda la cual tituló “Corona de Jesucristo”, inspirada con motivo de la pandemia que azota al mundo llamada Coronavirus que mantiene en cuarentena a una buena parte del universo con miles de fallecidos y recluidos en centros hospitalarios incluyendo a los venezolanos.

Esta gaita que acompaña la agrupación Los Chiquinquireños conmueve a los zulianos y se escucha desde hace semanas en todas las emisoras del país y en poco tiempo se siente también en el exterior; en países como Estados Unidos, Panamá, Chile, Argentina, Ecuador, Perú, gracias a las redes sociales.

La carga de fe y espíritu religioso que tiene el conmovedor tema que ofrece el reconocido compositor gaitero, es en verdad impresionante y pone de manifiesto una vez más su calidad artística para plasmar sus letras e interpretar dicho ritmo. En una de sus estrofas resalta: «No hay virus en quien creer, quizás porque no lo has visto, pero tienes que saber, que la única corona que tiene poder es la corona de Jesucristo».

Para El Colosal Ricardo Cepeda y Neguito Borjas, la gaita es un género que va desde cantos al amor y figuras religiosas hasta temas jocosos y de denuncia, como cuando Nego compuso “La Corona de Espinas”, en protesta al abandono en que se ha mantenido Cabimas, su ciudad petrolera que lo vio nacer y que a su juicio ningún gobierno de turno le ha hecho florecer y por el contrario solo empobrecer. En uno de sus versos destaca “Como no va a estar dolida quién reparte su fortuna, si una corona de tunas le han puesto toda la vida. No se mantiene en ayunas a quién pone la comida”.

Ahora en estos momentos de tribulación en que la pandemia del COVID19 hace estragos, Dios vivo nos acompaña y bendice. Somos personas de fe, hoy más que nunca ratificamos nuestra confianza en Jesús, dijo Neguito al momento de lanzar la hermosa gaita que no deja de sonar en la radio del país y que sirve de estímulo a muchos que han sido atacados por el virus.

Dar esperanza y enfrentar el miedo con información precisa a través de nuestra fe, así como mantener a la comunidad de adoración conectada a través de mensajes como este y expresar la compasión y el cuidado de Dios a la gente afectada en el mundo, es lo que interpreta el pueblo zuliano al escuchar la gaita en esta temporada y que seguro pasará mucho tiempo en la radio y todos los canales de las redes sociales, moviendo las fibras de esperanza de muchos dentro y fuera del país.
Diría un cabimero: volvió a coronar Neguito, ¡Que cresta!

No olvides compartir en >>