futbolistas que han sufrido actos racistas en el campo de juego

Recordemos a los futbolistas que han sufrido actos de racismo en el campo de juego

actos racistas

Actos racistas en el campo de juego. Foto referencial

Tras la muerte de un ciudadano estadounidense de color, George Floyd, bajo la tutala de policias estadounidense, y causando grandes protestas en EEUU, saqueos y violentos hechos en contra del racismo, ha generado diferente matrices de opinión, comentarios y apoyo de artistas, deportistas y famosos, resultando pertinente recordar los episodios más escandalos de actos racistas en el campo de juego.

Dani Alves
El exdefensa del Barcelona fue insultado en el campo del Villarreal en el 2014, donde un aficionado le lanzó un plátano cuando se disponía a sacar un córner. Ante la sorpresa de sus compañeros y de los jugadores rivales, el azulgrana se lo comió antes de ejecutar el saque de esquina.

 

Dani Alves comiéndose el cambur.

 

Samuel Eto’o
Uno de los episodios de racismo más vergonzosos vividos en un campo español ocurrió en febrero de 2006 durante una visita del Barcelona a Zaragoza. El delantero camerunés Samuel Eto’o amenazó con abandonar el terreno de juego por los gritos que recibió desde las gradas de La Romareda. «No juego más», dijo Eto’o mientras se dirigía a la banda con intención de marcharse a los vestuarios. Su entrenador, el holandés Frank Rijkaard, le convenció finalmente para que regresara al partido. Entonces, el equipo aragonés fue sancionado con 9.000 euros de multa, castigo que no calmó al delantero. «Tendrían que cerrar un año el campo», afirmó al conocer la sanción.

 

Samuel Eto’o

 

Kevin-Prince Boateng
El fútbol italiano también ha sentido vergüenza por los cánticos racistas escuchados en alguno de sus estadios. En enero del 2013, el milanista Kevin-Prince Boateng se hartó de los gritos que le dedicó la afición del Pro Patria, equipo de cuarta división, cada vez que tocaba el balón durante un amistoso. Tras discutir con el árbitro, el centrocampista ghanés nacido en Alemania abandonó el terreno de juego. Sus compañeros se solidarizaron con él y también dejaron el campo. Aquella tarde, Boateng no fue el único futbolista insultado. Varios jugadores negros del Milán, como Emanuelson, Muntari y Niang, también recibieron «lamentables piropos» de los aficionados. Seis hinchas fueron encarcelados después de aquel suceso.

 

Kevin-Prince Boateng

 

Patrice Evra
La Premier inglesa tampoco se salva de la lacra racista y hay casos muy llamativos porque los insultos llegaron por parte de sus rivales. Uno de los episodios más sonados fue el que protagonizó el uruguayo Luis Suárez en octubre de 2011 cuando su equipo, el Liverpool, se enfrentaba al Manchester United. La Federación inglesa sancionó con ocho partidos y una multa de 40.000 libras (48.000 euros) al delantero tras considerar probada su mala conducta hacia el jugador Patrice Evra, jugador de raza negra. Según el informe que realizó la Comisión Disciplinaria, Suárez llamó «negro» a su rival menos de siete veces durante aquel partido. Tras una dura entrada del uruguayo, Evra le preguntó por qué le agredía, a lo que Suárez contestó: «Porque eres negro». El defensa francés le avisó entonces de que no se quedaría de brazos cruzados si seguía dándole patadas y el uruguayo sólo le contestó: «No hablo con negros». Luis Suárez terminó pidiendo perdón a Evra.

Anton Ferdinand
En 2011, una cámara e televisión captó un insulto racista de John Terry, capitán del Chelsea, a Anton Ferdinand durante un partido contra Queens Park Ranger. Una imagen que acabó en los tribunales y terminaría afectando directamente a la selección inglesa. El central, que llamó «jodido negro de mierda» a su rival, fue absuelto por un juez al considerar que el futbolista no era racista, pero recibió un duro castigo por parte de la Federación inglesa. A Terry, al que se retiró el brazalete de capitán de Inglaterra antes de ser juzgado, le fue impuesta una multa de 277.000 euros y cuatro partidos de sanción. Un año después de protagonizar aquel lamentable episodio, el zaguero pidió disculpas públicas por utilizar un «lenguaje inadecuado» para dirigirse a Ferdinand.

Lea sobre: Inglaterra ganó 6-0 a Bulgaria en polémico juego que desembocó en la renuncia del presidente del fútbol búlgaro por cantos racistas a los jugadores

Mario Balotelli
El 5 de enero del 2020, Mario Balotelli disputo un encuentro entre el Brescia vs Lazio; partido que fue amargado por unos repetidos cánticos racistas e insultantes entonados por una parte de la afición del Lazio ubicada en el sector visitante del estadio de Brescia. Los primeros insultos racistas se oyeron a los ocho minutos de partido y siguieron hasta la media hora, cuando Balotelli los señaló al árbitro.

El encuentro fue interrumpido durante algunos minutos y la megafonía del estadio realizó un anuncio contra los cánticos racistas. La afición local reaccionó con un largo aplauso y cánticos de apoyo a Balotelli, que ya había sido víctima de racismo hace algunas semanas en la visita del Brescia al Hellas Verona en el estadio Bentegodi. También el técnico del Lazio, Simone Inzaghi, intervino para pedir a la hinchada romana que parara de insultar al rival.

Al acabar el partido, Balotelli publicó un mensaje en su cuenta de Instagram para lamentar lo ocurrido. «Derrota que duele, pero vamos por el buen camino. Laciales presentes hoy en el estadio ¡Vergüenza! #digamosnoalracismo», escribió.

 

Mario Balotelli

 

Marcelo Vieira
En el 2011, la UEFA abrió un expediente disciplinario al centrocampista del FC Barcelona, Sergio Busquets, en el que se señalaba que profirió insultos racistas contra un jugador del Real Madrid, Marcelo, con la frase: «mono, mono». El Barcelona alegó que las palabras de Busquets fueron: «mucho morro»; pero según los experto en lectura de labios, confirmaron que fue: «mono, mono». El mediocampista se enfrentó a cinco partidos de suspensión.

Romelu Lukaku
Romelu Lukaku, jugador incorporado al Inter de Milán en el verano del 2019, recibió burlas por parte de la afición del Cagliari en el Sardegna Arena, en un partido de la Serie A.

Ocurrió cuando el delantero se disponía a lanzar un penalti con el marcador en empate a 1. Un sector de los hinchas locales comenzó a imitar gritos de simios para mostrar su rechazo hacia el jugador. Lukaku, sin embargo, no se dejó intimidar por las burlas y marcó el que sería el 1-2 definitivo para la victoria.

Después del gol, el belga optó por controlarse, y se limitó a dirigir una simple mirada desafiante hacia la grada. Sin embargo, el lunes, el jugador expresó sus sentimientos y condenó el racismo a través de un mensaje en las redes sociales.

Moussa Marega
El jugador franco-maliense del Oporto Moussa Marega, de 28 años, ha fue víctima de insultos racistas en el partido de la liga portuguesa disputado entre su equipo y el Vitoria de Guimaraes en el campo de este último conjunto, el 17 de febrero del 2020.

El atacante decidió abandonar en el minuto 71 el encuentro después de haber firmado el tanto de la victoria (2-1) del Oporto 11 minutos antes: se cansó de escuchar gritos de mono y cánticos racistas en su contra y optó por abandonar el césped. A la vez, muchos aficionados, conscientes de la gravedad de los insultos racistas, comenzaron a corear el nombre de Marega.

«Querría simplemente decir a esos idiotas que vienen al estadio a lanzar gritos racistas que os jodan. Agradezco también a los árbitros que no me hayan protegido y me hayan mostrado una tarjeta amarilla por defender mi color de piel», escribió poco después Marega en su cuenta de Instagram, con dos emoticonos con peinetas. «Espero no veros nunca más en un terreno de juego. ¡Sois una vergüenza», añadió el jugador.

 

Moussa Marega

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Noticia al Día con información de Agencias