Caminar en Maracaibo no es un deporte, es una necesidad

Caminar en Maracaibo no es un deporte, es una necesidad (+Fotos)

Caminar Maracaibo

Caminar en Maracaibo no es una competencia o deporte, es la disciplina que surgió en medio de la pandemia. Foto: Fanny Reyes

La pandemia le cambió la vida a los venezolanos y en especial a los zulianos, que ahora deben caminar kilómetros y con la carga encima para llevar el sustento a sus hogares.

La soledad de la ciudad, esconde otros dramas y realidades. La de muchos que ahora deben caminar largas distancias en busca de alimentos para su hogar, ante la ausencia de transporte público.

Ya antes de la pandemia por el COVID-19, los marabinos estaban obligados a caminar y no precisamente por deporte o salud, sino ante la deficiencia de unidades de transporte público, solo estaba la improvisación de algunos, que ponían a disposición sus vehículos para el traslado de personas, pero la falta de combustible y la precariedad del servicio, cambió la rutina de muchos.

 

Foto: Fanny Reyes

 

Caminar y caminar, sin importar la circunstancia, el clima o el cansancio es ahora una necesidad apremiante, luchando contra el reloj, pues después del medio día nadie puede estar en las calles de Maracaibo y San Francisco, ante la orden de restricción de circulación para evitar la propagación de COVID-19, pero es una obligación de otra manera garantizar alimentos o agua sería casi imposible.

Las desoladas calles, que antes eran un hervidero automotor, ahora muestran otro realidad, se ven desiertas, vacías, con algunos transeúntes que sobre sus hombros llevan no solo la responsabilidad del hogar, sino el sustento, de otra manera no hay garantía que estos llegue y como abastecer a una prole, que en muchos hogares es amplia.

 

Foto: Fanny Reyes

 

Cargar agua, se ha convertido en otra odisea, ante la sequía de la ciudad, las personas en carritos improvisados, cestas, carriolas o cualquier medio llevan el agua a sus hogares, pero cuando no hay nada de esto, hay que llevarla a pulso, esta tarea ya no es solo exclusiva de los hombres de la casa.

Mujeres, niños y hasta abuelos llevan el preciado líquido, de otra forma como se combate el coronavirus, sino tienen para lavarse las manos y asear su hogar o simplemente para preparar sus alimentos, por ello, también hay que caminar al lugar cerca de cualquier tubería que a cuenta gotas deja caer el agua, como una lágrima en el desierto, pero que es vida para quien logre atraparla.

 

Foto: Fanny Reyes

 

A las horas permitidas se ven algunos vehículos, que luego de la llegada de los cinco buques de bandera iraní a Venezuela y después de tanto trajinar, han podido abastecer de gasolina para prestar el servicio de transporte público, a pesar de que las personas lleven máscaras para protegerse del COVID-19, esto no es garantía de que no puedan contagiarse, pero nuevamente la necesidad los obliga, hay diligencias urgentes que atender en medio de la pandemia y la principal sigue siendo la de alimentación.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Nunziatina Maugeri Suensverg

Fotos: Fanny Reyes

No olvides compartir en >>