¡Basta de los hurtos! (Por la Dra. Yudith Aular de Duran)

¡Basta de los hurtos! (Por la Dra. Yudith Aular de Duran)

Los hurtos en la Universidad del Zulia (LUZ) durante este periodo de cuarentena social, no han cesado.

El pasado domingo 7 de junio, las instalaciones de la Dirección de Cultura de nuestra universidad, tuvieron que ser reforzadas, para sellar todos los espacios de los acondicionadores de aire, asegurar las rejas del edificio y el depósito y trasladar los bienes que quedaban en el lugar, ya que esta dependencia se encuentra inoperativa por falta de electricidad desde marzo de 2019.

Afortunadamente no hubo robo del material que allí permanecía. La Dirección de Seguridad Integral (DSI), de la mano de su director Andry Sánchez, ha hecho un trabajo todo este tiempo extraordinario con el fin de resguardar los bienes de la institución. Varios miembros del personal de la DSI que en estos momentos se encuentran laborando en medio de la cuarentena, han expuesto su vida en reiteradas ocasiones frente a los delincuentes que ingresan al recinto universitario fuertemente armados.

¿Hasta cuándo las universidades del país tienen que aguantar tanta indolencia por parte de los organismos de seguridad? Los perjudicados son nuestros jóvenes estudiantes que se están formando en las aulas y laboratorios. Cuando regresen, ¿qué van a encontrar?

Lamentablemente, LUZ encabeza la lista de las universidades en Venezuela con más robos o desvalijamiento en este periodo de cuarentena. Estamos hablando de más de 70 casos, siendo el más significativo el hurto de las reses de la hacienda La Esperanza de la Facultad de Agronomía.

Todos los casos han sido denunciados a los organismos de seguridad, hemos recibido la debida respuesta en algunos, pero en otros no, debido a la misma situación en la que se encuentra la ciudad. Es necesario que se diseñe un operativo especial de resguardo del campus universitario.

No podemos dejar morir nuestras universidades, el caso de nuestra hermana Universidad de Oriente (UDO) con la quema de su biblioteca es un hecho lamentable y que merece el repudio de las autoridades regionales y nacionales. El incendio de cientos de libros y material académico de años es una pérdida incalculable para la universidad.

Los responsables deben ser juzgados y condenados, así como todos los delincuentes que han sido agarrados in fraganti con bienes universitarios. La sociedad debe entender que sin universidad no hay futuro. Los jóvenes son el futuro de nuestra querida Venezuela. Luchemos y defendamos nuestras universidades.

 

Dra. Judith Aular de Durán

Rectora encargada de LUZ

[email protected]

No olvides compartir en >>