Avistamientos de ovnis más impactantes de la historia

Conoce los avistamientos de ovnis más impactantes de la historia

Los científicos están seguros de que no estamos solos en el Universo, pero aún no se ha podido confirmar pese a los avistamientos de ovnis

Desde hace décadas las personas han asegurado ser testigos de avistamientos de ovnis los cuales describen con diferentes tipos y tamaños, pero eso de que querrían invadir la Tierra es más una idea de Hollywood que una realidad, sin embargo, el protocolo que prepara Japón para una posible invasión deja mucho que desear. Por eso a continuación te contamos cuáles han sido los avistamientos de ovnis más impactantes de todos los tiempos, que responde la duda sobre si quieren establecer contactos con nosotros.

 

El piloto Kenneth Arnold (1947)

Kenneth Arnold fue el primer hombre en ver un OVNI y podría decirse que fue el encuentro extraterrestre por excelencia, el que dio pie a que surgieran otras personas que aseguraban ver extraterrestres y el origen de la fascinación que este tema ha provocado a lo largo de los años, en todo el mundo. El 24 de junio de 1947, el piloto civil Kenneth Arnold volaba su pequeño avión cerca del Monte Rainier de Washington cuando vio nueve objetos azules y brillantes a lo lejos volando a una velocidad estimada de 2700 kilómetros por hora y haciendo una «V».

Al principio, Arnold creyó que era algún tipo de avión militar poco conocido, pero el ejército le confirmó que nunca realizaron pruebas en ese lugar y en ese día. Cuando el piloto describió el movimiento de los objetos como algo similar a lo que haría una piedra al saltar sobre el agua, los medios de comunicación acuñaron esta descripción como «platillo volador». El Gobierno americano nunca ofreció una explicación creíble para estos avistamientos de ovnis y dijeron que Arnold habría visto un espejismo o que estaría alucinando. Sin embargo, se comenzó a fraguar un fenómeno imparable.

 

Los profesores de Lubbock Lights (1951)

En la noche del 25 de agosto de 1951, tres profesores de ciencias del Texas Tech estaban disfrutando de una tarde al aire libre en la ciudad de Lubbock cuando, al levantar la vista, vieron un grupo de luces haciendo un semicírculo y volando sobre ellos, a gran velocidad. Días después, todo tipo de teorías inundaban las calles; un estudiante de primer año del instituto incluso llegó a hacer fotos del momento, que se publicaron en periódicos de todo el país y en la prestigiosa revista LIFE.

 

Incidente en la ciudad iraní de Teherán (1976)

El incidente del 19 de septiembre de 1976 en Teherán (Irán) comenzó como muchos otros, con llamadas telefónicas de ciudadanos preocupados informando de que había una luz brillante en el cielo.

El Gobierno envió un avión de combate F4 para investigar pero, a medida que se acercaban al objeto, los mandos comenzaron a fallar, lo que obligó al piloto a regresar a la base. Un segundo F4 tomó su lugar y, al acercarse a la luz que emanaba, esta provocó el bloqueo del radar pero, según el piloto, el ovni lanzó un objeto brillante, parecido a un misil, que se dirigía directamente hacia él. Finalmente, el objeto cayó en el suelo y él salió sano y salvo.

 

La ciudad de Rendlesham Forest (1980)

En diciembre de 1980, miembros de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos establecidos en varias bases británicas informaron de haber visto luces extrañas sobre Rendlesham Forest, a unos 160 kilómetros al noreste de Londres. Un leñador que se adentró en el bosque para investigar afirmó haber descubierto una nave espacial allí. Al día siguiente, otras personas confirmaron que los árboles cercanos habían sido dañados y que había un nivel de radiación más alto de lo normal en ese lugar.

Por su parte, el teniente coronel Charles Halt grabó sus observaciones en una cinta mientras miraba las luces y, aunque no puede considerarse como una prueba definitiva, los especialistas consideran que esto es más evidente que los propios acontecimientos. Sin embargo, el Ministerio de Defensa del Reino Unido, que supervisó los informes de incidentes de ovnis hasta principios de la década de los años 2000 no encontró que hubiera una amenaza creíble para el país y abandonó la investigación.

 

Bélgica (entre 1989 y 1990)

A finales de noviembre de 1989, los ciudadanos belgas informaron haber visto un gran ovni triangular flotando en el cielo pero, más allá de estas comunicaciones, no se encontraron evidencias de la existencia de ningún platillo volante.

Meses más tarde, en marzo de 1990 se informaron avistamientos de múltiples objetos confirmados por dos estaciones militares de radar terrestre. Así, se enviaron dos aviones de combate F16 para investigar dichas anomalías y, aunque los pilotos no pudieron ver nada, consiguieron bloquear sus objetivos con el radar. Sin embargo, los ovnis se movieron tan rápido que los pilotos terminaron perdiéndolos de vista.

Se estima que unas 13 mil 500 personas presenciaron el incidente, lo que lo convierte en uno de los avistamientos de ovnis más populares de la era moderna. La Fuerza Aérea belga no consiguió dar una explicación lógica para la actividad pero reconoció que un fenómeno desconocido había tenido lugar en el aire. Así, se comunicaron con su homólogo británico para investigar más a fondo. Una vez que determinaron que el incidente no era hostil ni agresivo detuvieron la investigación.

 

Luces sobre el New Jersey Turnpike (año 2001)

El 14 de julio de 2001, los conductores de la autopista de peaje de Nueva Jersey se quedaron hipnotizados mirando el cielo. Durante unos 15 minutos, justo después de la medianoche, aparecieron un montón de luces naranjas y amarillas formando una V sobre el canal Arthur Kill Waterway, entre Staten Island (Nueva York) y Carteret (Nueva Jersey).

El teniente del Departamento de Policía de Carteret, Daniel Tarrant fue uno de los testigos presenciales, así como otros residentes del área metropolitana del puente Throgs Neck, en Long Island y Fort Lee, Nueva Jersey, cerca del puente George Washington.

Inicialmente, los controladores del tráfico aéreo negaron que ningún avión civil, militar o vuelo especial hubiera podido haber causado las misteriosas luces, pero el grupo New York Strange Phenomena Investigators (NY-SPI) afirmó haber recibido datos de radar de la FAA que corroboraron los avistamientos de ovnis de esa noche.

 

Ovni en el Aeropuerto Internacional O´Hare (2006)

El vuelo 446 se estaba preparando para volar a Carolina del Norte desde el Aeropuerto Internacional O’Hare de Chicago cuando un empleado de United Airlines, que estaba en la pista, vio una nave metálica gris oscura flotando sobre la puerta C17. Ese día, 7 de noviembre de 2006, un total de doce empleados de United y varios testigos más (que se encontraban fuera del aeropuerto) vieron de nuevo una nave en forma de platillo, alrededor de las dos del mediodía.

Los testigos indicaron que la nave se mantuvo flotando unos cinco minutos antes de salir disparada hacia arriba, donde hizo un agujero entre las nubes lo suficientemente grande como para que pilotos y mecánicos vieran el cielo azul. La noticia tuvo repercusión internacional pero como la FAA no lo detectó en el radar, simplemente dijeron que había sido un «fenómeno climático» y se negó a investigar más.

 

¿Y usted? ¿Ha visto algún ovni?

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Noticia al Día/Luis Fernando Herrera

No olvides compartir en >>