Volvieron los mangos: la solución de la familia zuliana

Volvieron los mangos: la solución de la familia zuliana

mangos

Mangos. Foto: Any Vargas

Cada año los mangos llegan en su época más propicia, y es que como caídos del cielo, este manjar criollo es esperado con ansias por los maracaiberos, para ayudar a aguantar la crisis alimentaria de la población.

Con el comienzo de abril aflora la cosecha de mangos en Maracaibo, aunque ya unos meses antes la muchachada o cualquier transeúnte ante el mínimo vestigio de un manguito, sin aviso, ni permiso, acostumbraban lanzarle piedras a los árboles, esperando que cayera el tan anhelado fruto.

Los mangos podrían ser considerados la merienda para muchos, aunque en las familias de muy bajos recursos podían llegar a ser el desayuno, almuerzo y la cena de un hogar. En años anteriores, los mangos solucionaban los huequitos en el estómago de vigilantes y obreros de muchas empresas, sin embargo, en las barriadas se hacía común observar a los jóvenes en la ardua labor de recolectar sus populares «pollos» de las matas de más de 5 metros de altura.

 

Ya sea en cualquiera de sus presentaciones: hilacha, injerto (mangas), piedra, manzana, entre otros, los mangos son una fuente de vitaminas natural, entre sus bondades poseen vitaminas C y B5, proporcionan antioxidantes, potasio y fibra, además generan una sensación de saciedad en el organismo, por lo cual es recomendado en personas con sobrepeso.

Por otro lado, estimulan el tracto intestinal, ayudando a personas que padecen insuficiencia renal. Aunque suele ser una fruta con muchas propiedades, la ingestión excesiva de los también llamados » quita ruidos» produce efectos laxantes, por lo cual recomiendan no ingerir más de 300 gramos al día. Sus hojas y tallos tienen propiedades curativas y desinflamatorias.

 

La versatilidad del mango lo lleva a participar en cualquier plato de la mesa venezolana, puede comerse crudo, prepararse en jugo, jaleas, merengadas, en postres y ensaladas dulces o saladas, se combina fácilmente con condimentos como acompañantes de plato fuerte o como merienda.

Los frondosos árboles de mango proliferan en la ciudad de Maracaibo y a inicios de esta temporada, en Venezuela comienza la cacería por los «pollos» dorados.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Texto y fotos: Any Vargas

Noticia al Día