Se acentúa el hambre en Maracaibo, ciudadanos en el encierro y sin dinero para comprar

Se acentúa el hambre en Maracaibo, ciudadanos en el encierro y sin dinero para comprar

hambre

Se acentúa el hambre en Maracaibo, ciudadanos en el encierro y sin dinero para comprar

A los 37 días del período de cuarentena social colectiva, los maracaiberos pasan las de Caín, para conseguir el sustento del hogar.

Como si la paralización de las actividades comerciales que generaban las mayoría de los empleos en la ciudad no fuera suficiente, muchos se han visto en la obligación de disminuir comidas para lograr estirar el sueldo que algunas empresas pagan quincenalmente.

El estrés se apodera de la mente de los zuliano, pues están encerrados, sin producir dinero, devengando un sueldo mínimo que solo alcanza para un kilo de queso y a la espera de que una caja de CLAP, que les ayude a amortiguar los largos días de aislamiento.

Con un sueldo mínimo integral de apenas 450 mil bolívares mensuales, el ciudadano de a pie debe ingeniárselas para comprar los artículos de primera necesidad. El sueldo acumulado de una familia promedio de cinco personas que ganen sueldo mínimo integral, generaría al mes 2 millones 250 mil bolívares, sin embargo, esto no les alcanzaría para realizar una compra de 30 días.

 

 

Se necesitarían al menos 30 sueldos mínimos integrales para lograr adquirir un solo producto de cada artículo que compone la canasta básica alimentaria.

Mientras que la quincena llega, el monto de la canasta básica aumenta cada vez más, el aumento inescrupuloso de los precios se monitorean diariamente por el aumento del dólar en el mercado negro y el paquete de harina de maíz precocida que ayer tenía un costo de 130 mil bolívares, hoy alcanzó el valor de 150 mil bolívares, el equivalente de un dólar en muchos establecimientos.

 

Pensiones de medio kilo de queso

Anteriormente, los adultos mayores o personas de tercera edad que recibían dinero en la modalidad de pensionados, esperaban con ansias el día de cobro, ya que recibían una considerable cantidad de dinero en efectivo y se iban al mercado Las Pulgas para buscar precios más económicos.

Los desvelos voluntarios y las extensas colas frente a los bancos de la región se extendían por casi tres días, sumado a eso la pérdida de conexión o electricidad eran algunos de los obstáculos que los abuelitos tenían que pasar para sacar su dinero de las entidades bancarias.

A raíz de la cuarentena preventiva, los bancos no están abiertos al público, lo que limita aún más la obtención de efectivo. Según un comunicado por redes sociales del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS), mañana será días de pensiones y los usuarios se preguntan qué podrán comprar con 250 mil bolívares.

La señora Elena Rodríguez, habitante del sector Las Lomas, manifestó que con su pensión solo podría adquirir medio kilo de queso y que no está segura de que cuando vaya a comprarlo esté al mismo precio. Recordó que la pensión será pagada mañana miércoles y Los Plataneros, el mercado popular más cercano a su casa, no abrirá sino hasta el jueves por los nuevos horarios laborales decretados por los organismos regionales.

«Hoy, el dólar casi llega a 150 mil (bolívares) en la mañana, de aquí a que yo vaya a comprar con la pensión estará en 200, ya ni siquiera me podré comprar el medio kilo de queso», exclamó Rodríguez.

 

A la espera de la caja

Una alternativa que dio el ejecutivo nacional para contrarrestar las dificultades para adquirir alimentos en el país, fue ordenar la entrega de cajas CLAP a todas las familias venezolanas, muchos se mostraron esperanzados, ya que serían un salvavidas mientras la economía se encuentra paralizada por la cuarentena.

A pesar de la orden a nivel nacional, en Maracaibo hay muchos sectores que aún esperan por la llegada de la famosa caja para poder tener un respiro.

Todas las mañanas, desde que comenzó la cuarentena, las radios locales monitorean las necesidades de las comunidades y la principal situación a relucir es la carencia de conseguir alimentos, barrios del Oeste de la ciudad claman por que les llegue el beneficio, pues ya no consiguen qué comer.

Sin CLAP, sin empleo, sin dinero, sin luz, sin agua y en algunos casos sin gas, los zuliano pelean contra la pandemia y luchan por sobrevivir.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Noticia al Día/Any Vargas