Pizza fácil, sin levadura, para disfrutar en familia

Pizza fácil, sin levadura, para disfrutar en familia

En tiempos de cuarentena a más de uno le ha dado por desarrollar habilidades en la cocina y está vez Noticia al Día te trae la receta para una pizza fácil, sin levadura y con muy poco tiempo de preparación, para que la puedas disfrutar en familia a cualquier hora del día.

Si eres aficionado a la cocina o apenas vas comenzando a incursionar en el mundo culinario, esta es una alternativa fácil y económica para sorprender a tus familiares o una opción de merienda ideal.

Existen muchos tipos de pizza y formas para preparar una buena pizza tradicional, sin embargo esta alternativa te permite darle vida a la imaginación y partiendo de ingredientes comunes que posiblemente tengas en casa o fáciles de conseguir, podrás colocarle tu toque mágico con diferentes sabores.

Para la masa necesitarás:

Un cuarto de kilo de harina de trigo todo uso
Dos cucharadas de azúcar
Una cucharada de sal
Una cucharada de mantequilla en su defecto aceite comestible
Una cucharadita de polvo para hornear
Media cucharadita de bicarbonato de sodio (opcional)
Agua (cantidad necesaria)

Para la salsa:
Un tomate
Una cebolla
Un diente de ajo
Orégano y una hoja de laurel
Sal y condimentos al gusto

Preparación:

Une todos los ingredientes secos con la mantequilla o el aceite en un tazón, vierte el agua poco a poco, hasta que se forme una masa homogénea.

Cuando se comience a despegar de las paredes del bowl, pasarlo a una superficie plana y amasa por cinco minutos. Dejar reposar.

Mientras tanto ralla el tomate, la cebolla y el ajo, colócalo a sofreír con la hojita de laurel, el orégano, la sal y las especias. Si quiere darle un giro original puedes adicionar unas goticas de salsa inglesa y una cucharada de azúcar y vinagre.

Si no quieres hacer la salsa de cero, puedes disolver un poco de salsa de tomate común con salsa inglesa, agua y especias, es una salsa rendidora.

Precalienta el horno. Estira la masa dándole la forma que prefieras, colócala en un molde enharinado. Vierte la salsa de tu preferencia sobre la masa y decora la con lo que quieras, las opciones son ilimitadas.

En este caso, nuestra pizza tiene queso semi duro, tomates en rodajas, cebolla y pimentón en tiras.

Llévala al horno entre 15 o 20 minutos, a fuego medio. Sabrás que está lista cuando el queso se derrita y la masa comienza a elevarse con bordes dorados y secos.

Culminado el tiempo sácala del horno y estará lista para comer. ¡Buen provecho!

Noticia al Día