"Pasan en blanco" el desayuno y se entretienen con el Wasap

«Pasan en blanco» el desayuno y se entretienen con el Wasap

Ahorrar alimentos desde hace mucho tiempo es la opción de las familias zulianas, específicamente para los Ochoa Díaz López (apellidos utilizados para resguardar la identidad), quienes nos comentaron que las medidas de ahorro se han intensificado en estos días de cuarentena, al punto de «pasar en blanco» el desayuno, la principal e importante comida del día.

La familia conformada por cuatro integrantes, dos de ellos sus retoños de Gustavo y Graciela, de 13 y 3 años de edad. A los pequeños no les falta el desayuno, pero reducidos.

El señor de la casa, Gustavo Ochoa nos comentó que anteriormente, todos desayunaban antes de ir al trabajo a la escuela o realizar los quehaceres, como en el caso de sus esposa, la señora Graciela López. Cada uno se comía dos arepas, bien resueltas, con mantequilla queso o huevos, en ocasiones pollo o carne.

De tres semanas hasta el día de hoy, Gustavo dice solo les dan el primer plato del día a sus hijos, una arepa con mantequilla o con queso. » A la harina le agregamos azúcar para que les guste más», mencionó.

En horas de la mañana, como cuestión de rutina en estos días de confinamiento, se sientan en el porche de su hogar, cada uno en una silla plástica, piensan en como ingeniárselas para almorzar ya que el señor de la casa, como muchos, no está laborando.

Gustavo y Graciela para engañar su estómago, al momento de sentir hambre se toman una taza de café o agua. «A veces no sentimos hambre de tanto pensar».

«Otros de los trucos que implementamos es tratar de dormir hasta tarde», expresaron con el toque de humor que caracteriza al zuliano, y que no lo pierden en medio de la cuarentena o confinamiento para prevenir la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19.

Unas de las cosas que asegura Gustavo, que mantiene su mente alejadas del hambre, es ayudar en horas de la mañana a su hijo de 13 años, a realizar los trabajos o tareas asignadas por los profesores del liceo. «Ayudando a mi hijo a hacer las tareas por Whatsapp se me pasa el tiempo hasta que llega la hora del almuerzo».

El hombre del hogar, quien se dedica trabaja como vendedor en una tienda de cauchos para todo tipo de carros o camiones, expresó además que ha recibido la ayuda de su jefe quien ha sido su amigo por muchos años. «Mi jefe en dos ocasiones me ha dado de 5 a 7 artículos básicos entre ellos arroz, harina, y azúcar».

A parte de su trabajo en la cauchera, Gustavo se «marañaba» con su carro, haciéndole transporte a unas chicas de su comunidad hasta el trabajo. «Con todo esto de que los locales están cerrados y la falta de gasolina tengo mi carro estacionado en el garaje», dijo.

Las autoridades regionales como medida para prevenir el Covid-19, ordenaron el cierre de algunas estaciones de servicio y habilitaron el abastecimiento para trabajadores exceptuados como médicos, medios de comunicación, entre otros trabajadores de servicios de agua, luz y gas. Situación que ha obligado a muchos choferes a detener su trabajo.

El Clap es una de las opciones que tanto a los Ochoa López y a muchas familias zulianas les caería «como anillo al dedo», pero continúan a la espera de su llegada. «Según los vecinos está por llegar», mencionó Gustavo.

Según el decreto del gobierno nacional, la cuarentena para evitar la propagación del virus en el país, es hasta el próximo 12 de abril, fecha que muchos esperan con desespero para «volver a la normalidad».

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Angélica Hernández
Noticia al Día