Omar Barrios: “Los empresarios somos un ejército alistado para vencer el COVID-19 con trabajo arduo y actitud solidaria global"

Omar Barrios: “Los empresarios somos un ejército alistado para vencer el COVID-19 con trabajo arduo y actitud solidaria global»

Para el empresario zuliano Omar Barrios, CEO del Grupo San Juan, la pandemia mundial de Coronavirus obliga a adoptar una actitud responsable y solidaria desde el sector empresarial, mucho más allá de la necesidad urgente de reacomodo o  resiliencia que demandan  estas horas menguadas para el planeta.

“Hermanos venezolanos, definitivamente el mundo no será el mismo luego que este inesperado e indeseado virus que nos azota sin ningún tipo de distinción, esperamos que pronto le devuelva los espacios de tranquilidad que le ha arrebatado a la humanidad”, comentó.

Considera que no ha existido mejor momento para hacernos grandes reflexiones sobre lo que somos, lo que hemos hecho y hacia donde iremos. Por ello, piensa que el sector empresarial debe erigirse como un soldado de gran valor, con actitud solidaria, para combatir a este enemigo de la salud pública mundial que mantenido confinadas a 3 mil 800 millones de personas, más de la mitad de los pobladores del globo terráqueo.

“El hombre ahora parece acercarse más a lo que siempre mantuvo en segundo plano: lo espiritual. Dios lo sabe y me atrevería a asegurar que nos hace una advertencia del verdadero camino que debemos tomar. Hay quienes lo hemos entendido y transitamos la vida pregonando esa filosofía de vida. Pero no todo está perdido. Por esa fuerza y amor que nos ha brindado Dios, el hombre se ha levantado de entre las cenizas. Nosotros lo haremos y desde ahora  lo tenemos que demostrar con una alta dosis de solidaridad. Sí, poner en práctica esa condición humana que ahora bajo un confinamiento ha determinado que es una de las llaves que abren las puertas de la felicidad”, sentencia.

Desde su fibra humana y óptica empresarial cada quien debe desenfundar sus mejores herramientas y recursos para equilibrar las desigualdades, facilitar los procesos y hacer la vida más equitativa, y es por ello, siente  que además de los científicos y personal de salud, autoridades civiles y militares, los empresarios y comerciantes se han convertido en el tercer ejército que ha mantenido al resto en pie a través de la producción y distribución de alimentos y productos básicos, que garantizan el sustento a hogares, hospitales, clínicas, refugios y a la sociedad en general.

Cree que todo el sector comercio y servicios ha decidido mantener sus negocios abiertos con el apoyo de su capital humano, sorteando decenas de dificultades pero en cumplimiento del deber y la  filosofía  empresarial que es atender a las  familias y grupos que son la prioridad del momento,  que exige una conducta intachable, solidaria y de primer orden.

“Estamos cumpliendo rcon nuestro deber sin quejas ni reparos. Debemos apartar la mezquindad y tenderle una mano curtida de bendiciones y apoyo al prójimo. Aplacar el sufrimiento, abrir los ojos y el corazón. Ser más que nunca racionales y verdaderamente humanos. Comercializar con el alma más que con la razón económica y todo esto debe quedar como un valor, una costumbre, una práctica instalada en el planeta luego de estas horas menguadas. Está en juego nuestra sana convivencia y nuestra existencia como seres del Señor.  Nuestros hogares ahora deben ser todos iguales, no me refiero a cómo están fabricados sino a lo que contiene en su interior: ….una gran despensa llena de fe, amor y esperanza. Los objetivos deben redefinirse. Esta es una lección que nos plantea la vida para analizar qué hemos estado haciendo en forma apropiada y qué debemos modificar desde cualquier punto de vista: científico, sanitario, ambiental, político, social y organizativo. Los empresarios e industriales tenemos la obligación primaria de mantener los sistemas de producción en áreas prioritarias para abastecer a la población mundial de sus productos de primera necesidad, cuidando calidad y especialmente  controles sanitarios y laborales que ayuden a contener la propagación del virus. Cuando todo esto pase, quiero que nos recuerden como una parte del ejército que se colocó en primera fila para vencer a este enemigo de la humanidad, pese a las dificultades y riesgos.”, refirió.

El Presidente del Grupo San Juan razonó durante este Domingo de Resurrección que la humanidad exige actitudes responsables, solidarias, bien pensadas hacia el bien común y el ser humano por sobre cualquier otro interés, “porque debemos hacer una buena interpretación del mensaje de Jesucristo en la tierra: predicó, enseñó, se sacrificó, murió en la cruz por nosotros, pero también resucitó para traer FE, PASCUA, ESPERANZA Y VIDA , debemos analizar qué hemos venido construyendo y cómo, debemos revisar, reflexionar y reconducir”, advirtió.

Omar Barrios recomienda que la responsabilidad, solidaridad, sensatez, prudencia, cooperación y trabajo en equipo que son algunos enunciados y valores descritos en la Responsabilidad Social Empresarial sean puestos en práctica de una vez por todas y con todo vigor, “porque el éxito, el desarrollo y el bienestar no deben ser exclusivos para algunos sino que es necesario compartirlo desde nuestras instancias-donde hemos establecido modelos exitosos- y transformarlo en  desarrollo en todos los ámbitos,  más allá de lo económico, eso se llama desarrollo integral y sostenido, por ello, todos los líderes sean sociales, deportivos, educativos, culturales, científicos, todos debemos unirnos para consolidar ideas, acciones y planes que nos permitan construir un entorno más amigable, más cercano, más humano y en definitiva con mayor alcance de futuro para las futuras generaciones.

Destacó entre las posiciones y acciones sensatas la decisión del gobierno y las autoridades sanitarias de Venezuela de actuar a tiempo, y en forma responsable, para cortar los vectores de transmisión del virus decretando la cuarentena social ya que, una vez se expandió el COVID-19 desde Oriente hacia Europa, y ahora en el continente Americano,  se pudo comprobar el ataque voraz en el comportamiento de transmisión del virus.

“Debemos felicitar y saludar sin ninguna mezquindad la decisión seria y responsable del gobierno venezolano y todas sus instituciones por diseñar en forma rápida y oportuna esta acción que nos lleva al resguardo de lo más preciado que tenemos, que es la vida, la salud particular y pública, no cabe duda alguna, que de esta forma estamos conteniendo la propagación del Coronavirus en el país. Debo particularmente felicitar y agradecer la coordinación regional de las autoridades civiles y militares, al Gobernador del estado Omar Prieto, al Alcalde de Maracaibo Willy Casanova y otros alcaldes del estado, el valioso personal de salud y a todos mis colegas del sector industrial, empresarial y comercial que hemos estado siguiendo las normas y recomendaciones al tiempo que garantizamos el funcionamiento de áreas esenciales para ofrecer calidad, abastecimiento y servicio a nuestros ciudadanos momentos en los que debemos mantener la fe, la esperanza, pero por sobre todo, una actitud responsable con nuestra familia y la sociedad para salir airosos de esta situación”, comentó.

También hizo énfasis en la economía y geopolítica mundial, a propósito de los pronósticos de depresión que vaticinan los especialistas.

“Apelando a la sensatez, una de las herramientas más poderosas que podemos desenfundar en estos tiempos de Coronavirus en los que Dios nos pone a prueba, recurro a las ideas del alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, quien pidió a los principales líderes del mundo desarrollar el “comercio humanitario” que contribuya al cese de hostilidades, diferencias, bloqueos y enemistades entre las sociedades, eso en relación con las decisiones de los altos gobiernos de cada nación en sus políticas de alianzas y/o bloqueos entre ellos. Ahora bien, yo extiendo ese llamado de la diplomacia global a mi sector, a los industriales, a los empresarios y comerciantes para que a través de la solidaridad extendamos ese comercio humanitario con aportes, donativos y campañas de información que puedan ayudar a nuestro entorno, es lo que  el Dios, la humanidad, la ciencia y nuestra deber nos exigen”, sentenció Omar Barrios.

 Grupo San Juan y su política de Responsabilidad Social 

El Grupo San Juan ha venido apoyando a comunidades varias apostadas en su entorno y en el municipio Maracaibo en general.

En esta coyuntura específica ha diseñado un programa de apoyo a los CDI y centros educativos para entregar kits contentivos de antibacterial, cloro, mascarillas, desinfectantes, coletos, entre otros productos que le permita a la red de salud primaria robustecer sus acciones en la lucha contra la propagación del COVID-19. Además mantiene donativos de hortalizas, frutas y víveres para la preparación de la comida de algunos comedores populares y centros educativos.

Varias escuelas de la Parroquia Antonio Borjas Romero reciben donaciones del Grupo San Juan  entre ellas: Tilingo Tilingo, Francisco Varela, Luis Ángel García, Bicentenario Libertador y  Quintin Flores. Tambien ha sido un aliado sostenible para la formación de los semilleros del beisbol y el apoyo al equipo Campeón las Aguilas del Zulia, entre otras tantas acciones.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Nota de  Prensa