¡Hey, si no tomáis un poquito de sol al día te enfermáis!

¡Hey, si no tomáis un poquito de sol al día te enfermáis!

Deja de envejecer: En esta cuarentena dale el saludo al sol y disfruta de sus propiedades

Se podría pensar que Maracaibo está casada con el sol, curiosamente por ser llamada La Tierra del Sol Amada, y es que en esta ciudad justamente se siente que el sol te abraza fuertemente la mayor parte del día.

Hoy comienza el día 32 de la cuarentena social colectiva en la región y el aislamiento le ha devuelto su color de piel natural a más de uno en la ciudad, hay quienes dicen ser vampiros cuando les toca salir a hacer compras, pues con varios días de encierro prolongado olvidaron ese simple ritual de tomar el sol.

El sol, el astro más grande de nuestra galaxia, nos recuerda cada día que tenemos una oportunidad más para vivir y desarrollarnos como personas, pero esta estrella gigantesca tiene más para ofrecer de lo que normalmente se cree.

La exposición al sol trae consigo muchos beneficios para nuestro cuerpo si se aprovecha de manera correcta, de cinco a 15 minutos diarios es suficiente para conseguir las propiedades que este astro brinda.

La hora más propicia para tomar el sol según los expertos es a partir de las ocho de la mañana, hasta no más de las 10 a.m., es el sol menos intenso del día y el que genera más propiedades. No es recomendable exponerse directamente a él más de 20 minutos, ni cuando se encuentra en su punto más alto, a partir de las 12 del mediodía.

Propiedades del baño de sol

Aunque existen varias contraindicaciones a la hora de exponerse excesivamente a la radiación solar, dedicarte unos pocos minutos a tomar un baño de sol puede ayudar a revitalizar tus huesos, tu piel y hasta tu estado de ánimo.

El sol expide rayos UV que ayudan a producir vitamina D, importante para mineralizar los huesos y dientes, además favorece la absorción de calcio y fósforo para la piel. Bastan 5 ó 10 minutos de sol, dos o tres veces por semana para recargar los depósitos de vitamina D.

Por otro lado, mejora el aspecto de la piel.  La clave está en que lo tomes a primera hora de la mañana o a última de la tarde, cuando no tienes peligro de quemadura y que no sobrepases los 30 minutos.

También estimula las defensas, se ha comprobado científicamente que el sol es capaz de aumentar el número de glóbulos blancos o linfocitos, las células encargadas de la primera defensa frente a la infección.

Reduce la presión en la sangre, aumenta el metabolismo y la depuración de los tejidos. El sol provoca una vasodilatación de los vasos sanguíneos superficiales y aumenta la circulación de la sangre en la piel, disminuyendo los valores de presión arterial, es por eso que el sol tiene un efecto medicinal para personas con hipertensión.

Hasta para mejorar el estado de ánimo la luz solar es esencial, los rayos UV aumentan la producción de un neurotransmisor relacionado con la sensación de bienestar: la serotonina, que también interviene en la regulación del sueño, la temperatura del cuerpo y la conducta sexual.

Por último y no menos importante, mejora la calidad del sueño. Los efectos de los rayos UV en otra hormona: la melatonina que se encarga de muchas funciones, entre ellas regular los ciclos de sueño, son más altos durante la noche, cuando no hay luz. Cuando hay luz, la melatonina desciende y nos sentimos más despiertos y activos, regulando así los ciclos del sueño.

Baños de sol para bebés

En los niños, el baño de sol representa un requisito fundamental para su desarrollo, pues ayuda a producir vitamina D, indispensable para la formación de sus huesos y tejidos, establece su reloj biológico y forma hábitos de sueño saludables.

También, ayuda a disminuir la ictericia (piel amarilla) que algunos recién nacidos padecen.

¿Cómo tomarlo?
El tiempo del baño depende de su edad y la sensibilidad del niño. Antes de los seis meses, bastan 10 minutos diarios y de preferencia colócarlo donde pueda recibir los rayos a través de una ventana.

Protege su piel evitando exponer al niño entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde que es cuando el sol es más intenso.

Procura que no le dé directamente en la cara y cubre sus ojos para evitar que se lastimen con la luz. Vístelo con ropa ligera de algodón y de colores claros para que no sienta calor ni sude.

Después de los seis meses, acostumbra a colocarle protector solar para niños con Factor de Protección Solar mayor a 50.

En este tiempo de cuarentena aprovecha de consentir tu cuerpo con algo tan natural como darle los buenos dias al sol, no necesitas salir de tu casa para tomar un baño de luz solar, ingeniatelas saliendo al balcón, al patio o la enramada, recuerda no exponerte por tiempo muy prolongado, tu cuerpo y tu humor te lo agradecerán.

 

Foto: NAD /Any Vargas

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Any Vargas
Noticia al Día