El viacrucis para comprar una bombona de gas en la parroquia José Domingo Russ de San Francisco

El viacrucis para comprar una bombona de gas en la parroquia José Domingo Russ de San Francisco

bombona gas

El viacrucis para comprar una bombona de gas en la parroquia José Domingo Russ de San Francisco

En un verdadero viacrucis se ha convertido el comprar una bombona de gas, para los habitantes de la parroquia José Domingo Russ en el municipio San Francisco, lugar en la geografía de la entidad que aun no ha podido consolidar este servicio indispensable para preparar sus alimentos y tener una mejor calidad de vida.

La agonía de los jefes de hogar se inicia cuando ya ven los últimos destellos en el fogón de su hornilla. Allí comienza la verdadera tragedia, pues adquirir la bombona de gas, se ha convertido en un desafío.

En un recorrido realizado por Noticia al Día por esta zona en estos días de asueto por la Semana Mayor, se pudo comprobar que los días previos al Jueves y Viernes Santo, los vecinos organizados dejaban su bombona en casa de otro, que es el responsable de llevarlas al llenadero de la Zona Industrial en Maracaibo, todo esto depende de contar con un camión para el traslado y el combustible que este tenga.

Las zonas afectadas por esta falta de servicio de gas doméstico son El Caujaro, El Soler, Villa Chinita, Los Samanes, Ciudadela Rafael Caldera, entre otros barrios aledaños, allí los residentes se las ingenian para llevar sus respectivos envases para las casas que las reciclan para llevarlas a recargar.

Las bombonas son pagadas en efectivo, lo que a veces los pone a dar carreras, sobre todo en este momento, en el que los bancos están cerrados por la cuarentena social ante la amenaza del coronavirus. Los precios oscilan según el tamaño.

 

 

Martha López indicó que una bombona de 10 kilos cuesta 110 mil, mientras que una de 18 kilos vale 230 mil, las de más capacidad como las de 27 kilos no las están llenando.

En cuanto a la duración de este insumo, todo depende de la sabiduría de la ama de casa, que se las ingenia para estirar todo lo que pueda y procesar alimentos que no requieran demasiado tiempo de cocción.

“Una bombona de 10 kilos puede durar un mes y la de 18 puede durarnos mes y medio, tal vez un poco más, todo depende de lo que se cocine, de lo contrario nos toca buscar palos o maderas, para encender un fogón y cocinar allí mientras se resuelve”, acotó.

En algunos casos el despacho de estas bombonas se hace cada 15 días, pues todo depende de la disponibilidad de vehículos y la gasolina, reiteró.

Por estos días santos no hay como recargarlas, hasta la semana que viene, que nuevamente entre el servicio la planta, mientras tanto, los habitantes de esta zona se las ingenian para cocinar y garantizar los alimentos que deben consumir a diario.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Noticia al Día/José López

Fotos: José López