Francisco pidió facilitar ayuda internacional para Venezuela en su mensaje

El papa Francisco pidió facilitar ayuda internacional para Venezuela en su mensaje de Pascua

Foto: En una Plaza de San Pedro vacía, el Papa Francisco ofreció su mensaje de Pascua esperanzador al mundo.

Durante su mensaje de Pascua, este domingo 12 de abril, el papa dedicó su mensaje de Pascua a los afectados por la pandemia de coronavirus y pidió ayuda inmediata para Venezuela y reducción de la deuda de los países pobres.

El papa Francisco pidió en su mensaje de Pascua una solución «práctica e inmediata» para que la ayuda internacional llegue a los venezolanos que sufren debido al contexto político, económico, social y sanitario.

Lea también: Papa Francisco: «La oscuridad y la muerte no tienen la última palabra»

«Que la crisis que estamos afrontando no nos haga dejar de lado otras situaciones de emergencia (…) Que permita alcanzar soluciones prácticas e inmediatas en Venezuela, orientadas a facilitar la ayuda internacional a la población que sufre a causa de la grave coyuntura política, socioeconómica y sanitaria», pidió Francisco.

Francisco pide reducción de deuda de países pobres

El papa pidió, asimismo, este domingo, «un alto el fuego inmediato» y que se condone o reduzca la deuda de los países pobres más afectados por la pandemia del nuevo coronavirus, en su mensaje de Pascua.

El pontífice argentino propuso que «se relajen» las sanciones internacionales de los países afectados «y se afronten -por parte de todos los países- las grandes necesidades del momento, reduciendo, o incluso condonando, la deuda que pesa en los presupuestos de aquellos más pobres».

“Este no es tiempo del olvido; que la crisis que estamos afrontando no nos haga dejar de lado a tantas otras situaciones de emergencia que llevan consigo el sufrimiento de muchas personas”, dijo.

El Santo Padre afirmó que «el mundo entero está sufriendo y tiene que estar unido» porque éste «no es el tiempo de la indiferencia». En su tradicional bendición «Urbi et Orbi» en una basílica de San Pedro vacía, se veía una imagen inédita que ilustra los cambios radicales que el mundo debe aceptar desde hace semanas para frenar la pandemia del coronavirus.

Desde el interior de la basílica, y no asomado al balcón de la logia central, como es habitual, ya que la plaza está cerrada por las medidas de emergencia ante la pandemia, Francisco dedicó su mensaje de la Pascua este domingo (12.04.2020) a este «desafío histórico».

Después, impartió desde allí la tradicional bendición «Urbi et Orbi», que concede la indulgencia plenaria a todos los que la siguieron por los medios de comunicación.

Se dirigió «sobre todo a los que han resultado afectados directamente por el coronavirus: los enfermos, los que han fallecido y las familias que lloran por la muerte de sus seres queridos, y que en algunos casos ni siquiera han podido darles el último adiós».

Recordó especialmente a los ancianos y a las personas que están solas y también «a quienes trabajan en los centros de salud, o viven en los cuarteles y en las cárceles».

Rezó para que Jesús «conceda fortaleza y esperanza a los médicos y a los enfermeros, que en todas partes ofrecen un testimonio de cuidado y amor al prójimo hasta la extenuación de sus fuerzas y, no pocas veces, hasta el sacrificio de su propia salud».

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Agencias/Noticia al Día