Cuatricentenario, una corotera a cielo abierto

Cuatricentenario, una corotera a cielo abierto

Cuatricentenario corotera

Cuatricentenario, una corotera a cielo abierto

En esta cuarentena, la avenida principal de Cuatricentenario se ha convertido en un mercado de «macundales» a cielo abierto.

La acera que bordea el colegio Fe y Alegría «La Chinita» es la pasarela de exhibición de los artefactos usados que esperan por una segunda oportunidad.

 

 

Aunque unos años atrás, la avenida principal era llamada » Ciudad Bendita», debido a que la gran cantidad de buhoneros en las plazas principales tenían semejanza con una novela venezolana transmitida por una televisora nacional, con el pasar del tiempo, se fueron erigiendo locales de concreto hasta llegar a convertirse en locales comerciales.

 

 

Desde hace varios meses, una nueva ola de vendedores ambulantes se han trasladado a otro tramo de la vía principal y cada vez son más personas las que utilizan las zonas de la caminería como muestrario de sus productos de segunda mano.

Una serie de mesitas y alfombras como estantes, adornan el paisaje a lo largo de la acera, en este nuevo mercado de la chatarra se consiguen todo tipo de cosas, desde ropa hasta accesorios de la sala de baño, los vendedores ambulantes se toman muy en serio el hecho de que a lo que uno no le sirve, puede servirle a otro.

 

 

Desde temprano, los transeúntes pueden observar toda clase de productos en ese tramo de la avenida, pues el mercadeo es variado y se puede conseguir desde una barbería, hasta una boutique, verdura y ferretería.

 

 

La mayoría de los comerciantes son personas de tercera edad, quienes pasan la mitad del día esperando que algún comprador se interese en su mercancía. Todos conviven en total armonía, y aunque solo tengan meses conociéndose, la tolerancias y el respeto reina en ellos. «Esto es otro ingreso, porque la pensión no me alcanza», apuntó una vendedora que decidió no revelar su nombre.

Chivas en divisas

Al igual que en el mercado formal, La Moneda predomina a la hora de hacer transacciones comerciales más demandada es el dólar estadounidense, si bien son productos usados, estos no se paralizan en pedir los famosos verdes como método de pago.

 

 

Al igual que en el mercado popular Las Pulgas, todos los vendedores están a la expectativa de ver a quién seducen primero con sus innumerables ofertas. Los artículos más vendidos son las pieza de ferretería y los alimentos, sin embargo, los ganchos con ropa superpuestos en las cercas de ciclón llaman mucho la atención de los que caminan por la acera.

 

 

En esa cartera se puede encontrar repuestos de bicicletas, carros, reproductores de sonido, repuestos para celulares, películas en CD, alimentos, frutas y verduras, hasta peces, «todo al alcance de la mano», replicó otro vendedor.

 

Los combos y las ofertas de «pregunté sin compromiso» son frecuentes mientras se transita por el sendero de concreto y lo más característico de esos comerciantes es que a pesar de pasar todo el día a la espera de su clientela, bajo las condiciones climáticas más extenuantes, todos atienden con una enorme y elocuente sonrisa.

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

 

Noticia al Día/Any Vargas