AFP: Justicia de Ecuador condena a ocho años de cárcel a expresidente Correa por corrupción

AFP: Justicia de Ecuador condena a ocho años de cárcel a expresidente Correa por corrupción

rafaelcorreacondena_afp_742020

AFP

La justicia de Ecuador condenó en ausencia al expresidente Rafael Correa a una pena de ocho años de cárcel por un caso de corrupción durante su gobierno (2007-2017), informó la Fiscalía este martes.

El exmandatario, radicado en Bélgica, fue sentenciado a «8 años de pena privativa de la libertad» junto a otras 17 personas por el delito de cohecho, señaló el órgano acusador en Twitter.

El juicio se desarrolló en tres salas de un tribunal de la Corte Nacional de Justicia, en Quito, y otra adicional de la Corte provincial de la provincia de Guayas, precisaron fuentes judiciales. Tras instalarse la vista del caso conocido como “Sobornos 2012-2016”, “la sala declaró su competencia e indicó que no existen nulidades que declarar, y procede al análisis del proceso”.

El ex presidente Correa  fue acusado por un delito de cohecho en la financiación del partido Alianza País, ante lo cual el tribunal dictaminó este martes que sí intervino en una red de corrupción montada bajo su Gobierno.

El ex presidente, que reside en Bélgica y es procesado judicialmente por varios casos, ha calificado “de payasada” el juicio y su defensa ha cuestionado la imparcialidad de los jueces, así como supuestas irregularidades de procedimiento en tiempo y forma.

La etapa de audiencias concluyó el pasado el 6 de marzo, tras 13 días discontinuos de diligencias.

A partir de esa fecha los magistrados analizaron las pruebas presentadas por la Fiscalía y la Procuraduría, así como los argumentos de la defensa de los 21 acusados.

En las audiencias a inicios de marzo, la fiscal general, Diana Salazar, acusó al ex mandatario de haber dado las órdenes para que se cometiera el delito sin necesidad de participar directamente: “Todo estaba organizado desde arriba”, dijo.

Además de la pena máxima de cárcel prescritas en la ley, Salazar consideró necesario el pago de una reparación económica que ascendería a 1.130 millones de dólares, el valor global de cada uno de los contratos que se entregaron dentro de esta trama de corrupción.