Carmina Vivenzio, una mujer en las redes de la moda

Carmina Vivenzio, una mujer en las redes de la moda

Seguimos con nuestro especial de Noticia al Día (NAD): «Si yo fuera presidente», pero esta vez enaltecemos el poder femenino desde el emprendimiento y la inclusión de las mujeres en las redes sociales.

Ser influencer en este tiempo se ha convertido en un camino de avance e inclusión en la sociedad. Es por esto que Carmina Vivenzio, Diseñadora de modas , influencer y fundadora de la marca Carmina Vivenzio le cuenta a NAD cómo inició en su carrera y evidencia la importante presencia que tiene la mujer en las redes sociales y el mundo tecnológico.

 

¿Qué te motivó a emprender en este negocio?

Desde muy niña estoy dentro del mundo textil, en el mundo de la moda, mi mamá tiene una empresa muy reconocida llamada Inversora D’Errico, aquí hacen uniformes industriales ejecutivos, y yo siempre supe que quería irme por el área del comercio, pero no estaba segura de cual era mi pasión.

Siempre me ha gustado mucho la moda, el tema textil y mi mamá siempre quiso que yo me fuera por ese rubro, de hecho, yo soy abogada y empecé ejerciendo en los tribunales laborales, porque quería trabajar en un ente público. Yo quería ayudar a otras personas, pero mi mamá me hizo la vida imposible porque ella quería que trabajara en el mundo de la moda.

Entonces un día tuve que aceptar su propuesta, porque empecé a sentir que no me estaba apasionando lo que estaba haciendo. Opté por hacerle caso y empecé con una tienda de ropa online.

Lea también: Si yo fuera presidente: «Haría que el pueblo tuviera mejor acceso a los alimentos» (Video)

Yo traía ropa importada pero me faltaba algo, sentía que yo podía dar más. Cuando las clientes se probaban la ropa yo pensaba: ¡Yo puedo hacer algo más lindo! yo tengo potencial y también tengo la estructura porque eso fue siempre un plus que tuve, ya que mi mamá tenía toda la logística para emprender en este negocio, así fue como inicié.

Empecé a diseñar mi propia línea de ropa y la receptividad fue muy buena, a la gente le gustó mucho. Empecé a prepararme, tanto en el ámbito de moda textil, como en el ámbito empresarial; porque muchas personas dejan eso de lado y quieren emprender, pero sin saber las bases de un real emprendedor, que es ser un buen administrador y un buen gerente de tu propio negocio.

Se necesita conocimiento para saber estructurar tu proyecto. Saber cómo hacer inversiones inteligentes y buscar estratégicamente hacer crecer tus negocios
No todo es “redes sociales y emprender” la gente piensa que montar un negocio hoy día es eso.

 

¿Fue difícil abandonar una carrera que apenas empezabas en el Poder Judicial, para emprender un nuevo proyecto dónde no tenías la seguridad de que ibas a triunfar?

Fue una de las decisiones más difíciles que me tocó tomar, pero a la vez cambió mi vida completamente, También le doy gracias a mi madre por empujarme a hacer esto que sin duda alguna era mi destino y era lo que yo quería porque esto es lo que me llena y me apasiona todos los días.

Yo no tengo horario de trabajo, yo trabajo las 24 horas del día. Estoy todo el día en los talleres, en las tiendas dando vueltas, haciendo diligencias. No solo se trata de dar una buena imagen en las redes sociales y ya, hay demasiado trabajo detrás de todo esto.

En Instagram, entre tu perfil personal y el de tu marca, cuentas con casi 130 mil seguidores; ¿Cómo fue el proceso para migrar al mundo digital? ¿O empezaste a crear tu perfil en las redes sociales al mismo tiempo que empezabas este negocio?

 

El mundo digital fue lo primero, porque siempre te ayuda mucho con el tema de la comercialización y yo siempre fui en pro del “e commerce”, que se trata de hacer la página web, tener tus ventas online, atender tus clientes por WhatsApp, porque ahorita estamos en una sociedad que te obliga a reinventarte y todas esas herramientas que te brinda la tecnología hay que aprovecharla.

Yo ni siquiera pensé nunca en tener una tienda en un centro comercial, empecé netamente online y al mismo tiempo en un pequeño local dentro del taller dónde se ubica la empresa D’Errico, ahí fueron mis inicios
Poco a poco, con el paso del tiempo fui creciendo. Luego me mudé a una tienda en el Delicias Plaza de 12 mts2, luego a una de 30 mts2 en el mismo centro comercial y actualmente tengo esa junto a otra de 65 mts2 en el C.C. Camoruco.

 

¿Piensas que ya llegaste a lo más alto de tu carrera?

No, todavía me falta, porque quiero expandirme. Este mes voy a estrenar una nueva línea de ropas plus que muchas mujeres me han pedido. También estoy buscando culturizar más a la gente en el e commerce, para lograr más ventas online a nivel nacional, y darme a conocer en otras ciudades, mi sueño es también tener tiendas a nivel nacional.

¿Qué necesita una mujer para emprender un negocio en Venezuela?

Emprender un negocio va a ser difícil aquí y en cualquier parte del mundo. La gente piensa que si se va a emprender en otro país, será más fácil. Todo está en tu actitud, en tu disposición y en tu mente. Si tú crees que lo puedes hacer, lo vas a lograr.

Aunque vivamos en tiempo difíciles, aún hay herramientas en Venezuela, en Maracaibo, para hacer crecer nuestros propios negocios. Si estamos asesorados, si no hacemos las cosas a lo “loco” porque hasta yo misma acepto que cuando empecé hice muchas cosas a lo “loco”.

Si nos preparamos, si lo podemos hacer, si lo podemos lograr. Se necesita mucha constancia, porque esa esa es la clave de todo.

Yo soy una mujer de metas, yo me digo a mí misma: Esto es lo que quiero, y no descanso hasta lograrlo. Eso sí, no me pongo un tiempo límite y dejo que todo fluya. También se trata de trazarse metas realistas.

 

¿En algún momento pensaste en dejarlo todo?

Por supuesto que sí, más de lo que se pueden imaginar a veces hay meses muy difíciles en los que la economía está muy inestable, junto con otros factores por la situación país, hacen que tu negocio tambalee y por supuesto que quieres tirar la toalla, pero si cada vez que me toca vivir un momento difícil en mi vida, tiro la toalla, no voy a lograr que ningún proyecto en mi vida tenga éxito.

¿Alguna vez pensaste en emigrar?

No, nunca lo he pensado porque soy muy optimista, y yo creo que aquí, dándole la vuelta a todo, lo puedo lograr. Siempre he dicho que irme, es cambiar unos problemas por otros. Yo he estado afuera y he vivido afuera, pero por periodos cortos, teniendo claro que voy a volver a casa. Mi decisión es quedarme, y buscar darle la vuelta a todos los problemas que se puedan presentar.

 

¿Tienes pareja, hijos?

-Tengo novio, pero a él no le gusta mucho salir a la luz pública.

 

Entonces es todo lo opuesto a ti

-Se podría decir que sí.

 

¿Cómo sobrellevan eso?

Lo respeto, y ahí ha estado el éxito en nuestra relación, porque ya tenemos 3 años juntos.

De todos modos, yo siempre le digo a la gente que no tengo nada en contra de las redes sociales, porque hay gente que le tiene mucho miedo o la odia, pero tú muestras lo que quieres.

Hay personas que se cohíben de utilizarlas porque piensan que afecta su vida privada. Pero siempre digo que tu vida es privada, lo más íntimo de mi vida nadie lo conoce, solo lo conozco yo, pero tú en tus redes muestras lo que tú quieras. Hay gente que dice “ella muestra todo” y eso no es así, ella muestra lo que ella quiere mostrar, y ese es mi caso.

 

¿Tú misma gestionas tus redes?

Sí, todas, tanto las de mi marca personal, como las de mi marca comercial, yo gestiono todo y no me molesta ni me disgusta para nada.

En Venezuela sigue siendo un tabú que la mujer lleve la batuta en el hogar en vez del hombre, ¿qué opinas de esto?

Cuando hablan de la igualdad de género, tengo sentimientos encontrados al respecto, porque yo soy de la vieja escuela que opina que hay tareas que sólo son del hombre, esto sonará machista.

Hay mujeres que quieren que el hombre atienda todo el día el hogar, porque eso es “igualdad”, pero ya va, puede haber un equilibrio y si la mujer le toca dar más pues lo hacemos, somos mujeres y tenemos muchas cosas maravillosas.

Quizás atender las labores del hogar no es lo que más me gusta hacer, pero sí, me encanta atender a mi pareja, porque siento que él tiene otras tareas que cumplir, y tengo que ayudarlo para que él no abandone esas tareas. Hacerle la cena, prepararle cosas diferentes, son detalles que me gustan mucho hacerle, así como él tiene mil detalles más conmigo.

A veces se fuerza mucho las cosas para que todo sea 50-50 estrictamente, y ahí no estoy tan de acuerdo. Si tenemos que dividirnos tarea, obviamente lo hacemos, pero hay cosas que odio como llevar el carro al taller, y él se encarga totalmente de eso y siempre está atento. Son cosas que yo perfectamente puedo hacer, porque soy mujer y puedo hacer eso y mil cosas más, pero agradezco demasiado que él esté conmigo para apoyarme en ese tipo de tareas. Aparte, lo hombres son más prácticos en todo.

 

¿En qué estamos fallando como sociedad?

Creo que tomamos las cosas de manera relajada, quizás antes no existía Internet y uno no se enteraba de tantas cosas, pero hoy en día nos acostumbramos poco a poco a vivir en situaciones extremas, como si fuera lo normal, el exceso de información nos tiene dormidos.

Yo soy una persona muy espiritual, soy cristiana evangélica y estoy consciente de que somos más espirituales de lo que pensamos. El enemigo siempre nos va a atacar por nuestras debilidades; si buscamos más de Dios, podremos mantener una vida más equilibrada, haciendo lo correcto y sin perder el temor a Dios.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Juan Molina
Noticia al Día

No olvides compartir en >>