La impactante pregunta de Rubén Vlades "¿Será que el planeta esta tratando de librarse de nosotros?"

La impactante pregunta de Rubén Blades «¿Será que el planeta esta tratando de librarse de nosotros?»

Este es el emotivo mensaje del gran compositor y cantante panameño, Rubén Blades, creador de Pedro Navaja publicado en su cuenta de IG:

“Somos Manos y no dedos»@ruben.blades
Esto no se va a ir de pronto. Esto pone a prueba al sistema y espíritu de todos.
Creo que al final, la vida continuará y seremos mejores por eso, por superar la dificultad. Armémonos de paciencia, entendamos que nada puede ser como antes en estos momentos, midamos nuestra comodidad en función de lo que tenemos, no lo que deseamos tener.
Utilicemos el sentido común. Seamos solidarios. Mantengamos el espíritu sano. Utilicemos el tiempo de manera constructiva.
Todo el mundo afirma cosas pero nadie conoce realmente la intimidad de este virus. Eso lo sabremos a medida que pasa el tiempo.
Pienso en la gente que esta sola, que no tiene las opciones y ventajas que nos ayudan a tener calma y a sentir optimismo. Pero en este examen, nadie esta ni estará solo.
Todos estamos en todas partes, somos manos y no dedos, unidos en las dificultades por el simple hecho de ser humanos, necesitando apoyo y la oportunidad de brindarlo, precisamente por ser humanos, sujetos a hacer cagadas y grandes hazañas, por ser humanos.
Esta es una prueba más en la prodigiosa cadena de experimentos, intentos, actos y omisiones que componen la existencia de la humanidad. ¿Será que el planeta esta tratando de librarse de nosotros?
El virus ha detenido la actividad en el área comercial y con eso han descendido dramáticamente los niveles de contaminación ambiental en China, Corea del Sur y Japón. ¿Será que la Tierra necesita respirar?
Esta es una oportunidad para radicalmente alterar nuestras conductas y crear alternativas que nos ayuden a todos, y al medio ambiente. Veamos todas las posibilidades y no limitemos nuestra preocupación a la añoranza de lo que estábamos haciendo antes de la crisis. Esa «normalidad», igual que el virus, afectaba nuestra vida por transcurrir fuera de condiciones racionales, propicias para un desarrollo de mentes y cuerpos.
Espero que luego de superar la presente dificultad hayamos aprendido algo, recordado la sensación que hemos olvidado, encontrado que aun hay tiempo y espacio para correcciones, personales y colectivas, económicas y espirituales.Que estén bien y que sigan con salud.
Y a los que se enfermen les decimos: no están solos

No olvides compartir en >>