"El Intocable" Wilson Álvarez cumple hoy 50 años

«El Intocable» Wilson Álvarez cumple hoy 50 años

Wilson Álvarez llega hoy a medio cupón tras nacer el 24 de marzo de 1970 en el barrio Santa Lucía, Maracaibo.

Álvarez jugó en el béisbol menor en la Pequeña Liga de Coquivacoa. A los 16 años es firmado por las Águilas del Zulia, donde se convierte en uno de los jugadores emblemáticos del equipo, al ganar varios campeonatos y lograr la primera triple corona de pitcheo en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

El 24 de julio de 1989 debutó en las Grandes Ligas con la camiseta de los Rangers de Texas cuando apenas tenía 19 años y 4 meses de edad. Álvarez fue apaleado en una entrada de labor. Al día siguiente lo bajaron a las Ligas Menores y tres meses después fue cambiado a los Medias Blancas de Chicago junto a Scott Fletcher y Sammy Sosa por Harold Baines y el venezolano Fred Manrique.

El no hit-no run de Wilson Álvarez en las Grandes Ligas

La segunda salida de Álvarez en Las Mayores estuvo impecable (11 de agosto del 1991), al propinar un no hit-no run a los Orioles. El zurdo fue el primer lanzador criollo que lograba esta hazaña, ponchando a Randy Milligan con una curva al suelo.

El zuliano abanicó a cinco bateadores, concedió cinco boletos, tras esta gran apertura Wilson Alvarez le comenzaban a decir “El Intocable”. Estaba tan nervioso: “como me había ido tan mal en mi juego anterior, estaba inquieto, nervioso, así que dejé olvidado el uniforme en el hotel”.

Puedes leer: ¡Primer venezolano en lograr esta hazaña! Wilson Álvarez lanzó hace 28 años un no hit no run en la MLB

La gran labor del marabino ocurrió exactamente un año después de la pérdida de su primer hijo, pensamiento que no lo abandonó en toda la tarde. Al sacar el out 27 del partido Álvarez miró al cielo y dio gracias Dios por lo que había hecho: “Y pensé, te llevaste a mi hijo y me diste este regalo a cambio- y así lo pienso hoy, eso fue lo que más me pasó por la mente”.

La trayectoria del zurdo zuliano en la MLB

En 1993, entra permanentemente a la rotación de los Medias Blancas. Esa temporada ganó 15 juegos, pero lideró el departamento de boletos en la Americana con 122 bases por bola. Además se convirtió en el primer venezolano en ganar un juego de postemporada. En el 94, participó en el Juego de las Estrellas de las Grandes Ligas.

En su último año (97) con los patiblancos fue cambiado a los Gigantes de San Francisco, para luego ir a la agencia libre y firmar con los Tampa Bay por cinco temporadas y 35 millones de dólares. En su primera temporada con los Mantarrayas , el zurdo  se perdió dos meses con una tendinitis en el hombro, el tiempo perdiendo 14 partidos durante la temporada. Al año siguiente hizo dos viajes a la lista de lesionados . Por último, se sometió a una cirugía artroscópica del hombro y se perdió los siguientes dos temporadas.

Después de terminar su contrato con Tampa Bay, Álvarez firmó con los Dodgers. Comenzó la temporada 2003 como titular de la Triple-A Las Vegas . Después de ir 5-1 con una efectividad de 1.15, llenó el largo alivio de papel para los Dodgers en la mitad de la temporada. Más tarde se tuvo la oportunidad de comenzar, la recogida de un registro de 5-0 y 1.06 de efectividad en un tramo de nueve juegos. En 2004, se fue de 7-6 en 40 partidos (15 como titular). El 1 de agosto de 2005, Álvarez anunció que se retiraría después de la temporada.

«El Intocable» lanzó más de diez temporadas en el mejor béisbol del mundo, donde ganó 102, perdió 92, salvó 2, ponchó a 1330 rivales en un total de 1747 innings de labor para 3.97 de efectividad.

«El Intocable» dejó grandes numeros en la LVBP

En 12 campañas con los rapaces ganó 28 juegos perdió 18 dejó efectividad de 2.49 al permitir 104 carreras limpias 375.2 capítulos lanzados donde abanicó a 244 rivales y otorgó 168 bases por bolas. En post temporada dejó récord de 13 ganancias, cinco caídas y 1.61 de efectividad.

En la temporada 1991-1992 ganó la triple corona con registro de 8-0, efectividad de 1.47 y 64 abanicados. “Este uniforme representa una de las etapas más importantes de mi vida, por eso siempre trato de mostrarle a los jugadores y a la afición un gran respeto por este equipo, que me dio la oportunidad de comenzar mi carrera”, manifestó Álvarez, quien ha ganado cinco de los seis campeonatos de los emplumados, cuatro como jugador, y uno como miembro del cuerpo técnico.

Después de su retiro Álvarez trabajo a nivel de ligas menores con los Piratas de Pittsburgh y Dodgers de Los Ángeles. «El Intocable» se desempeñó como coach de pitcheo de las Águilas del Zulia en la temporada 2011-2012, cargo que hizo la pasada temporada con los rapaces en la pelota nacional.

El retiro del número 47 de Wilson Álvarez

El 14 de diciembre de 2016 fue homenajeado el “Zurdo de Santa Lucía” en el Luis Aparicio de Maracaibo, cuando se realizó el emblemático retiro del dorsal 47, que ahora lucirá en la estructura del estadio.

Álvarez se une a Pompeyo Davalillo (1), Leonel Carrión (20), Luis Aparicio (11) y Rubén Amaro (36) como los peloteros rapaces que recibieron el retiro de sus números.

“En mi carrera tengo que agradecerle a muchas personas, en especial a mi madre que siempre me llevaba desde niño a los juegos y a ella en especial le dedico esto, al igual que a mi esposa y a toda mi familia”, dijo Wilson Álvarez, quien ha sido unos de los mejores peloteros que ha salido de la región zuliana.

Alberth Josue Piña

Noticia al Día

No olvides compartir en >>