Tiempo de Cuaresma (por Yudith Aular de Durán)

Tiempo de Cuaresma (por Yudith Aular de Durán)

Este 26 de febrero, con el «Miércoles de cenizas», se da inicio a la Cuaresma, periodo litúrgico tradicionalmente de 40 días que antecede al Jueves Santo. Esta duración de 40 días hace referencia a diversos episodios de la Biblia como los 40 días que pasó Jesús en el desierto de Judea, los 40 días del Diluvio, los 40 años de la marcha del pueblo israelita por el desierto y las 40 décadas que duró la esclavitud de los judíos en Egipto.

Sin duda este tiempo es para el rescate de los valores, para la reflexión, buscar el perdon de nuestros pecados y profundizar en el propósito de ser mejores cada día.

En nuestros jóvenes, es preciso rescatar aquel versículo bíblico que está en el libro de Proverbios: «El principio de la sabiduría, es el temor a Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza» (Pr. 1:7).

Este precepto, que en latín «Initium Sapientiae Timor Domini», también es el lema de nuestra hermana Universidad de Los Andes (ULA), representa la búsqueda del respeto, la admiración de Dios, esos valores que en el ser humano han sido desplazados por la banalidad del mismo mundo en el que nos encontramos.

Hoy, es necesario recobrar ese sentido puro que nos imparte las Sagradas Escrituras, desde las diferentes casas de estudios, los liceos y los colegios del país, para que surja una nueva sociedad con valores espirituales y cristianos.

La Cuaresma, como la Navidad es la época que nos invita a hacer una introspección de cada uno. Lleguemos a nuestros amigos y familiares con humildad y acciones meritorias, venciendo la dureza del odio para que la victoria del amor inunde a las comunidades, a cada creyente de este tiempo de gracia, de misericordia y de corazones fuertes, vigilantes y generosos que comparten el ideal cristiano de hacer caridad sin esperar recompensa alguna.

Al iniciar el camino litúrgico que nos lleva a la Pascua, a la pasión, muerte y redención de Cristo, en la Parroquia Universitaria San Juan Crisóstomo y San Juan Pablo II nos unimos en plegaria por Venezuela y pedimos por la paz y la renovación del amor cristiano en cada rincón de nuestro hermoso país, para que la aspereza de los corazones ceda al amor entre hermanos, sin odios ni divisiones.

También rogamos por nuestros jóvenes, que la sabiduría divina los colme para la prosecución de sus estudios y sus sueños tan anhelados y pedimos por nuestra familia universitaria para que la unidad y el compromiso con nuestra ilustre Universidad del Zulia se mantengan en estos tiempos difíciles y podamos seguir adelante sosteniendo nuestra Alma Mater.

 

Dra. Judith Aular de Durán

Vicerrectora Académica de LUZ

[email protected]

No olvides compartir en >>