Liz Mery y Criss en el día del amor y la amistad: Cuentico de una madre moderna

Liz Mery y Criss en el día del amor y la amistad: Cuentico de una madre moderna

Tiene Liz Mery una hija pronto a cumplir los siete años. Es una niña bella con risos de oro. Nació el día de La Virgen de Santa Bárbara. Se llama Criss. Como es una madre moderna, Liz Mery conversa con su hija sobre todos los asuntos de la vida. Nada escapa de sus diálogos donde ella aprovecha para indagar acerca de las preocupaciones de su niña, los peligros que – a toda chiquilla – amenazan.  Hablan del amor y del sexo. En el Día del amor y la amistad, Criss recibió tarjetas y detallitos de los compañeritos de la escuela. Bombones y tarjetas elaboradas con tal ingenio que podían desplegarse, moverse, animarse para mostrar corazones rojos y mensajes tiernos de amor. Criss disfrutaba de las tarjetas. Leía para su madre el contenido. En una que tenía la forma de rombo y podía abrirse tocando el centro, leyó «Criss eres la niña mas bella del colegio, feliz día del amor y la amistad». La madre con naturalidad le dijo «debes investigar hecha la tontita si ese niño no le escribió lo mismo a otras niñas», «Tu crees mami», «Si, Criss los hombres son así, capaz y ha escrito eso a todas y entonces caes como una tonta y te enamoras». Criss se quedó pensativa, hizo silencio por unos minutos y dijo «ya yo caí, Mami». JC

 

No olvides compartir en >>