Endrina Benavides, talento marabino: “Nos enseñamos a nosotros mismos a sobrepasar los límites”.

Endrina Benavides, talento marabino: “Nos enseñamos a nosotros mismos a sobrepasar los límites”.

Endrina Benavides nació un 15 de mayo de 1999, es zuliana. Emigró a Miami a los 19 años, incursionando su carrera como bailarina profesional. Desde entonces, con solo 20 años de edad, ha trabajado para grandes nombres de la industria musical como DaddyYankee, Tito El Bambino, Rauw Alejandro, entre otros.

 

 

Sus inicios

Flamenco, danza nacionalista folclórica, ballet, danza contemporánea y danza árabe; son algunos de los géneros que ha bailado. Endrina se inició en el mundo de la danza a los 4 años de edad en La Giralda, academia de flamenco en Maracaibo, donde permaneció hasta los 6 años.

A los 9, ingresó en el Ballet Folklórico de Maracaibo, donde estuvo hasta sus 17: “Les agradezco con todo mi corazón por mi formación e impulsar mi potencial”, comenta. También experimentó en la escuela de patinaje sobre hielo en el centro comercial Galerías Mall y en gimnasia aeróbica, pero considera que fueron actividades que no la complementaron tanto como el baile, “No me hacía tan feliz como bailar”, agrega.

Sin embargo, fue a las 17, al retirarse del Ballet Folklórico, que Endrina sintió la necesidad de expandir sus capacidades y salir de su zona de confort; de esta manera llega a la academia urbana Alta Tensión Academia, donde aprendemucho sobre la industria del baile y más tarde, se convierte en instructora: “Me dio la oportunidad de trabajar con artistas venezolanos del género urbano”, relata.

A esa edad, es cuando decide qué quiere hacer con su futuro y toma la decisión de emprenderse como bailarina profesional: “Gracias a Dios, tuve el apoyo de mi familia y gracias a ellos también he podido cumplir mis metas”.

Piensa que es importante el apoyo familiar, pero de no haberlo tenido, no hubiese sido un limitante, ya que para ella es primordial la independencia: “Tú trabajas para ti y para demostrar que realmente es lo que te gusta, siempre y cuando no pierdas tu educación en los valores”.

Su carrera inicia como bailarina para el dúo musical Alta Tensión, con quienes hizo su primera gira nacional por Venezuela, y también para Tony Brouzze, ahora llamado Tony G. Además realizó videos musicales e impartió clases magistrales en Maracaibo y Caracas.

Ese fue solo el comienzo

Endrina emigró de su hogar, Maracaibo, a Miami en el 2018.

“Sinceramente, no es nada fácil cuando te mudas. Empezar casi de cero, adaptarte a las normas y leyes como inmigrante”, expresa. Para ella, es una cuestión de actitud poder ver los frutos de tu trabajo. “Hay que tener fe, paciencia, positivismo y tomar en cuenta el valor del sacrificio. Por tu calidad de vida y para demostrarte que eres capaz de eso y más, y cumplir tus sueños”.

En Miami, inició tomando clases con Susie García, directora e instructora de Show Stopper Studio, donde aprendió la técnica de heels y jazz Funk.

Endrina ha tenido la oportunidad de formarse con nombres posicionados dentro de la industria del baile, como Rudy García, Brian Abadia; también Fefe Burgos, bailarín y coreógrafo de Chris Brown, y Denise Disla, bailarina de grandes nombres del reggaetón, ambos bailarines respetados a nivel internacional. A su lista se suma Cultura, bailarina de Ariana Grande, quien le abrió las puertas desde el primer día, Mykee, bailarín de Rauw Alejandro, AllyBrooke y Bianca Robinson.

También ha asistido a clases de Hamilton Evans, Nicole Kirkland, Ysabelle Capture, Bobby Newberry, JBlaze, entre otros.

Endrina domina los géneros grooves, hip hop, jazz funk, dancehall, reggaetón, house, street jazz, urbanmovement, salsa y heels.

 

Dando de qué hablar

En el 2019, realizó más de 10 proyectos en tan solo un año de residencia en los Estados Unidos. Su primer show fue con Víctor Drija, el cantante venezolano.

Bailó en el programa de variedades Despierta América con Dalex y en el concierto de Viva Latino de Spotify con Sech, en un grupo de 9 bailarinas. Ha participado en shows de Emilia Mernes, cantante argentina, en los Premios Juventud 2019 junto a Tito El Bambino y Rauw Alejandro y actualmente es bailarina oficial del último: “Es una bendición formar parte de este equipo tan brutal. Es una propuesta totalmente diferente en cuanto a visión y talento”.
En los Premios Juventud 2019, junto a Rauw Alejandro.

Forma parte del Cambio Crew, un grupo de baile dirigido por Cultura, y recientemente, ha bailado para Mariah, cantante puertorriqueña, luego de participar en dos de sus vídeos musicales, Perreito y Taxi.

Junto al Cambio Crew en un show de Emilia Mernes.

Otros vídeos en los que ha participado son: Celosa de Chyno Miranda, China de Anuel, Karol G, DaddyYankee, J Balvin y Ozuna, Muévelo de DaddyYankee, No Le Bajes de Tito El Bambino ft. Farruko y Detrás De Ti de JayMaly ft. Tempo.

Rodando Celosa junto a Chyno Miranda (la segunda de izquierda a derecha).

Su experiencia en el rodaje del vídeo de China fue única, donde pudo trabajar con bailarines y coreógrafos de Los Ángeles y Miami: “Todo fue sorpresivo. Los ChapkisDanceCrew contactaron a Cultura para incluir a su equipo en la grabación y fue cuando recibimos su mensaje. El ensayo duró 6 horas y al otro día grabamos desde las 12 del mediodía hasta las 4 de la mañana”.

Formula para el éxito

Endrina se siente, más que todo, afortunada de lograr el éxito en un mundo tan competitivo como el del baile, sobre todo en los Estados Unidos, un país donde el catálogo de bailarines y talentos es amplio, y siempre muy confiada de su talento: “Todo lo que me propongo lo puedo lograr y si no es así, lo intento hasta lograrlo”.Le agradece aFefe Burgos, Denise Isla, Cultura y Leo Chávez por valorar su trabajo y ser parte de las oportunidades que le han surgido.

Entrena semanalmente de 4 a 5 días, 2 horas diarias. Para los shows o vídeos, los ensayos pueden variar de 6 a 8 horas: “Entreno con personas sumamente talentosas y recibir sus consejos y apoyo han sido unas de las motivaciones que me han llevado hasta aquí”.

Considera que la fórmula para un bailarín exitoso está en la disciplina, sacrificio, dedicación, disposición y humildad. “Son las palabras que mantengo presente y que nunca deben perderse, no solo como bailarín, sino como persona”.

Para los aspirantes a bailarines, les aconseja darse su tiempo: “No hagan las cosas apresuradas, pensando que van a perder el tiempo y la oportunidad: prepárense, estudien, sean inteligentes; experimenten todos los géneros, encuentren su estilo y demuestren a la comunidad de lo que están hechos”.

 

¿Qué viene para el 2020?

Endrina inició el año a lo grande participando en el vídeo musical Muévelo de DaddyYankee y NickyJam, donde trabajó nuevamente con el grupo Chapkis Dance Crew.

También se hizo sentir en el pre-juego del Súper Tazón (SuperBowl) 2020. “Realicé una audición en noviembre del 2019 y no me imaginé que fuese a quedar entre tanta cantidad de bailarines”, nos cuenta, “Fui la única bailarina venezolana de un grupo de 16 bailarines”.

“Ahora trabajaré más duro para que la próxima vez mi participación sea en el halftime (medio tiempo)”, agrega. Por los momentos, solo puede comentarnos que lo que podemos esperar de ella para este año son colaboraciones con los bailarines más posicionados de la industria.

Liberación en el baile

“El baile para mí representa libertad”, reflexiona. “Son tantos los estilos y culturas que conocemos alrededor del mundo, cada uno tiene su esencia al momento de expresar una historia, ya sea por medio de coreografías o freestyles(estilo libre)”.

Considera que Venezuela “tiene riquezas en todos los sentidos” y extraña a su país, la comida criolla, el calor, a su gente y a su familia. Le encantaría regresar para recorrerla entera, dar clases magistrales y llevar a maestros posicionados de la danza internacionalmente. “En nuestro país hay mucho talento; pienso que lo que se necesita es más motivación, más retos, subir el nivel”.

“Mi mayor deseo es que Venezuela sea otro país destacado en la industria del baile y sé que se puede lograr”, manifiesta. “El Zulia considero que es uno de los estados, especialmente en Maracaibo, donde los bailarines tienen más hambre de aprendizaje y capacidad de marcar la diferencia. Porque les gustan los retos y hacen sacrificios para dar lo mejor de ellos. Las ganas, la inspiración, todo está allí”.

“Nos enseñamos a nosotros mismos[los bailarines]a sobrepasar los límites, de lo que el cuerpo puede llegar a soportar”, Endrina es un auténtico talento marabino. Ejemplo de constancia, dedicación, responsabilidad y trabajo duro.
¿Cómo se ve en cinco años? Deja que la vida la sorprenda y vive su día a día, sin embargo tiene algunas metas trazadas: “Disfruto mi trabajo y las experiencias, pero podría decir que me veo siendo coreógrafa, quizás trabajando para algún artista y dando clases a nivel internacional”.

 

Pasante Mirna Sivira

Noticia Al Día

No olvides compartir en >>